Connect with us

Hi, what are you looking for?

Nacional

Concluir aeropuerto en Texcoco cuesta lo mismo que cancelarlo: Gurría Treviño

Terminar la construcción del aeropuerto en Texcoco cuesta 100 mil millones de pesos, cantidad similar a lo que implicaría cancelarlo y además tener que pagar la deuda, comparó el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño.

En entrevista al término de la entrega del Premio Nacional Tlacaélel, de la firma Consultores Internacionales (CISC), señaló que votaría en la consulta ciudadana sobre el nuevo aeropuerto, lo que hizo alrededor del mediodía en la casilla ubicada en las oficinas del Gobierno de la Ciudad de México, en el Centro Histórico.

“Lo que sabemos es que cuesta 100 mil millones de pesos terminar el proyecto y tener uno de los mejores aeropuertos del mundo y cuesta 100 mil millones de pesos cancelar el proyecto y no tener nada, además de tener que pagar la deuda, eso se los dejo ahí a las cuentas de ustedes”, agregó.

A la pregunta de por qué opción votará para ubicar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), si en la zona de Texcoco o Santa Lucía, atajó: “Fíjense después de todo lo que ya les platique todavía me preguntan por qué va a votar, entonces quiere decir que nos les hice mucho impacto, verdad”.

El exsecretario de Hacienda fue cuestionado sobre el estudio de la firma europea NavBlue, dado a conocer la víspera por Javier Jiménez Espriú, el propuesto secretario de Comunicaciones y Transportes para el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el cual analiza la viabilidad de las opciones existentes para ubicar el NAIM.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Tras comentar que antier almorzó con Jiménez Espriú, expresó que la conclusión de dicho estudio, respecto a la posible coexistencia de dos terminales aéreas, ya era conocida pues “siempre ha existido el aeropuerto actual y el de Santa Lucía, esa parte sabíamos que son viables y que pueden funcionar los dos aeropuertos”.

En su opinión, el tema debe ser si las opciones que se proponen son una mejor solución que el aeropuerto que se construye en Texcoco, el cual lleva 30 por ciento de construcción y 60 por ciento de avance en términos de los contratos y ya toda la parte legal.

“La cuestión es cuál es la pregunta que estamos haciendo, insisto, no se trata entonces saber si es viable o no la alternativa a Texcoco, sino si es que representa una mejor opción que Texcoco”, subrayó Gurría Treviño.

“Lo que sabemos es que cuesta 100 mil millones de pesos o por ahí terminar el proyecto y tener uno de los mejores aeropuertos del mundo y cuesta 100 mil millones de pesos cancelar el proyecto y no tener nada y además tener que pagar la deuda, eso se los dejo ahí a las cuentas de ustedes”, reiteró.

El secretario general de la OCDE, quien adelantó que esta tarde comerá con el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, consideró que el gran desafío que enfrenta la economía mexicana es el entorno económico y comercial internacional.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Estos factores están afectando al comercio y las decisiones inversión, lo cual también está haciendo más incierto la perspectiva económica en general y, por lo tanto, muchas decisiones de inversión se están defiriendo, incluso las decisiones de consumo.

Entonces, dijo, ese es el entorno muy complicado en el que entra la próxima administración y por lo tanto habrá que ser doblemente cuidadoso, y por ello reiteró la necesidad de mantener la prudencia fiscal y de mantener la deuda como está, que es muy manejable.

“El gobierno saliente hereda una situación sana de finanzas públicas, pero hay que mantenerla así, porque hay menos tolerancia, hay como más impaciencia por los riesgosa y por lo tanto a un país como México, un país en desarrollo, le tiene menos paciencia”, acotó.

A nivel interno, añadió, hay que ajustarse a esta nueva realidad interna porque México es un país muy abierto que depende crucialmente del comercio internacional, y cuando hay incertidumbre a nivel mundial sobre el comercio, las inversiones y sobre el futuro, eso le afecta a los inversionistas y al país.

Durante la conferencia magistral que dictó durante la entrega del Premio Nacional Tlacaélel, Gurría Treviño dijo que hay un cuestionamiento de la forma tradicional de hacer las cosas, y en esta renovación intelectual del pensamiento económico “México no se puede quedar atrás, México no puede fallar”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Desde hace años la economía mexicana goza de una estabilidad macroeconómica importante, se nota, se nota”, aseveró.

Mencionó que las finanzas públicas son disciplinadas, la política monetaria es responsable y autónoma, pero la productividad y el crecimiento de México siguen siendo bajos, la mayoría de la población sigue viviendo en pobreza y/o en vulnerabilidad y México sigue teniendo unas de las desigualdades más altas del mundo.

El dirigente del organismo internacional que agrupa a las principales economías del mundo comparó que el ingreso en México del 10 por ciento más rico, representa 20 veces el promedio del 10 por ciento más bajo, más pobres.

“Lo que pasa es que hace una generación, estas cifras eran como 50 por ciento más bajas y en el mundo estas cifras son de 10-10-10, quiere decir que en México estamos al doble de desigualdad que el promedio de la OCDE, cuando menos de la cual formamos parte”, anotó.

Indicó que en la OCDE hace una generación la desigualdad era de siete veces y ahora es de 10; en México era como de 15 y ahora es de 20, “quiere decir: nos estamos moviendo a gran velocidad en la dirección equivocada en términos de la equidad, en términos de la igualdad. Algo debe cambiar entonces”.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto