Connect with us

Hi, what are you looking for?

Con seguridad en Palacio Nacional están extrañados que nadie haya
preguntado, cuando menos en público, qué quiere el presidente López Obrador de
Morena para su proyecto sexenal. Y eso que todos ya saben que las definiciones
y gestiones de gobierno se deciden en las conferencias de prensa matutinas, no
en los espacios tradicionales del poder.
El primer tercio del sexenio se fue en el planteamiento de las estrategias
presidenciales, la definición de los nuevos estilos de gobernar y la lidia con una
pandemia inesperada. El segundo tercio, el de banderillas en los toros, es el de
los jaloneos entre los grupos de poder presidencial por el relevo legislativo, las
gubernaturas y los alineamientos para la sucesión presidencial de 2024. Los
grandes toreros se hacen cargo de poner en persona las banderillas a los toros
para fijar la autoridad que manda en la plaza.
Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto perdieron sus
sucesiones y las elecciones de sus sucesores por colapsos en sus partidos,
fracturas en sus coaliciones y permisividades democráticas. Y todos ellos salieron
fracturados en sus coaliciones y partidos en las elecciones de medio sexenio con
el cambio de diputados federales que implica, de suyo, un nuevo reacomodo de
grupos de poder con miras al sexenio siguiente.
A favor de la estrategia lopezobradorista corre el hecho de que nunca ha
pensado en Morena como un partido tradicional, sino como estructura

administradora de cargos públicos. PRI, PAN y PRD han sido partidos de
proyectos, el primero de corporaciones, el segundo de creencias y el tercero de
tribus. Morena no tiene un proyecto ideológico porque ese proyecto es el
presidente López Obrador. Y para evitar que Morena pudiera ser otro PRI
corporativo, la estrategia radicará en dividir las posiciones de poder con el PES
2.0, el Partido Verde y el PT, además de los grupos lopezobradoristas –como el
de Pedro Haces– que no lograron registro como partidos, pero que van a
funcionar como hilos de poder fuera de Morena. En este sentido, las candidaturas
se van a gestionar en Palacio Nacional, no en Morena.
La clave para resolver el enigma Morena se localiza en la agenda
presidencial. Lo que menos quisiera el presidente sería tener que lidiar con
Morena como –para citar un ejemplo histórico sólo en parecidos de coyuntura
partidista– Díaz Ordaz tuvo que bregar con Carlos A. Madrazo y su PRI
autónomo, militante y equidistante a Los Pinos o como Salinas cuando la sucesión
se le salió de control por la fuerza personal de Manuel Camacho Solís operando
por la libre.
Morena va a ser el pivote lopezobradorista para consolidar su proyecto,
vencer las presiones que quieren tumbarle sus puntos clave –apoyos sociales,
obras y nuevas relaciones políticas– y encarar la alianza opositora previsible de
partidos y formaciones sociales hoy confrontadas con la presidencia. El bloque
de poder lopezobradorista no va a pasar por Morena y menos si llega al partido
algún líder político que quiera quitarle liderazgo político al presidente. Hasta ahora
han bastado el gabinete y las dos cámaras para ir desinflando apasionamientos y
arrinconando a la oposición en una derecha conservadora sin destino histórico.
La tarea fundamental del segundo tercio del sexenio será la de administrar
la crisis para impedir confrontaciones innecesarias. La polarización ayuda a
decantar posicionamientos, como ahora, por ejemplo, muchos intelectuales han
comenzado a replegarse porque no quieren estar en la misma lista con Héctor
Aguilar Camín –¿colegas enemigos 2.0?– y sus negocios de poder con Carlos
Salinas de Gortari o aliados al Gabriel Lozano desbocado de FRENAAA.

En este sentido, lo peor que le puede pasar al gobierno actual es que
Morena se convierta en un dolor de cabeza con un dirigente que busca un
Guinness record y no entender el juego de poder presidencial.

-0-

Política para dummies: La política se aprende en clases de hilados y
tejidos y no en las cloacas del poder.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Home


indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh
Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh

Advertisement

© 2020 Endirecto