Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cultura

Buscan apoyar espacios culturales independientes afectados por COVID-19

El diputado Sergio Mayer y Gabriela Osorio Hernández, presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso de la Ciudad de México, anuncian durante una conferencia virtual que analizarán formas de respaldarlos

Es poco viable que los espacios culturales independientes en México suspendan o aplacen el pago de renta a pesar de encontrarse cerrados ante la emergencia sanitaria por COVID-19, así lo vislumbran Gabriela Osorio Hernández, presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso de la Ciudad de México, y Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados.

Ambos funcionarios expresaron dicha visión antier durante el encuentro virtual Ley de Emergencia cultural COVID-19. Conversatorio entre parlamentos y referentes de la cultura continental, en donde los legisladores de Brasil y Argentina hablaron de la implementación de fondos para el pago de la renta de los espacios culturales y de la entrega de un sueldo mensual a artistas.

“En el caso de la Ciudad de México, que es la capital del país y tiene la mayor actividad económica, la Jefa de Gobierno ha planteado ciertas medidas: se sigue pagando a los talleristas, se sigue pagando a las personas que trabajan en las Fábricas de Artes y Oficios, en los Pilares y toda la programación que se tenía con festivales se va a reprogramar, pero ahí se tiene el pago”, dijo la congresista Gabriela Osorio Hernández.

No obstante, la representante de Cultura en la Ciudad de México dijo que aún falta saber el plan de apoyo a los trabajadores del sector a nivel nacional.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Falta ahondar en cómo será el apoyo en concreto. La renta básica sí me parece en el caso de México complicado por la situación económica que tenemos, pero hemos estado trabajando con los espacios culturales independientes en la elaboración de una ley”, externó.

Al respecto, el diputado Sergio Mayer dijo que el sector cultural empezó a trabajar con un ajuste de austeridad implementado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, por lo que actualmente busca la permanencia del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) y del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine) a través de su incorporación a la Ley General de Cultura y Derechos Culturales.

“Vamos a estar buscando dentro de los supuestos programas de este año una reasignación del presupuesto, nosotros hicimos una autorización de 13 mil millones de pesos, voy a buscar que la Secretaría de Cultura haga una reasignación de ese presupuesto y que parte de ello sea para el rescate de la comunidad cultural”, indicó.

El diputado agregó que buscará una instrumentación de programas de emergencia para que las artes, ciencia y los artesanos del país tengan apoyos económicos.

“También para la emergencia de subsistencia de infraestructura física y si no se condona el tema de los impuestos en su totalidad, (buscaremos que) se pueda ampliar el plazo para pagar el Impuesto Sobre Espectáculos Públicos (ISEP) para las artes escénicas”, comentó.

Advertisement. Scroll to continue reading.

LEY BRASILEÑA. En el encuentro virtual participó Celio Turino, agente cultural de Brasil, quien explicó la iniciativa de Ley de emergencia cultural presentada en la Cámara de Diputados de su país.

“Nosotros presentamos una Ley de emergencia para la cultura que tiene que ver con la renta porque, de todos los sectores económicos afectados por el COVID-19, la cultura y el arte demorarán más en regresar a un panorama normal. Desde las instituciones privadas y gobiernos locales se hacen acciones para que los artistas promuevan actividades desde sus casas, pero nosotros pensamos que era necesaria una acción más fuerte”, dijo.

El sector cultura en Brasil involucra a 5 millones 300 mil personas, esto es, el 3% de su PIB y 30 mil organizaciones culturales.

“Este proyecto de Ley, construido por muchas manos, busca dar a los trabajadores de la cultura y espacios culturales la renta básica para los trabajadores de la cultura (una especie de salario mínimo) que es una renta para la cobertura de las despensas de los espacios, para mantener los espacios culturales y para que no haya una depredación de los trabajos y que puedan mantener su trabajo después de la crisis”, detalló.

CASO ARGENTINO. Otro participante del foro fue Maximiliano Uceda, secretario de gestión cultural del Ministerio de Cultura de Argentina, quien habló del Plan Podestá, hecho en conjunto con el Instituto  Nacional del Teatro para destinar 100 millones de pesos argentinos al sostenimiento de espacios culturales y la compra de funciones de artistas de teatro y artistas callejeros.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“En tanto dura la pandemia, desde el Ministerio hemos aumentado el presupuesto de 17 millones a 50 millones, que es un aumento histórico, para poder sostener toda la producción comunitaria. Y vamos a alargar una compra de instrumentos por 9 millones de pesos para las orquestas juveniles de Argentina”, comentó.

Uceda añadió que generaron un fondo de rescate para centros independientes de 30 millones de pesos argentinos y que los trabajadores de la cultura podrán “acceder al beneficio de un sueldo de 10 mil pesos mensuales que se va alargar para (quienes están en) situaciones de irregularidad laboral y tendrán beneficios en el congelamiento de los alquileres y pago de tarifas”,

A pesar de esos apoyos, Uceda señaló que no será suficiente, “nos faltará; veremos la posibilidad de generar algún tipo de acción legislativa como en Brasil”.

Advertisement

© 2020 Endirecto