Connect with us

Hi, what are you looking for?

Legislativo

Aprueban reformas para obligar al titular de la Unidad de Asuntos Internos de la corporación a contar con experiencia en derechos humanos

La Comisión de Seguridad Pública aprobó, por unanimidad, una iniciativa que reforma la Ley de la Policía Federal, para establecer la obligación de que el titular de la Unidad de Asuntos Internos de la corporación cuente con experiencia probada en materia de derechos humanos y mantenerse actualizado.

En reunión de trabajo, el presidente de la instancia legislativa, Jorge Ramos Hernández (PAN), explicó que la iniciativa reforma el artículo 31 de la Ley de la Policía Federal, fue propuesta por los diputados María Elena Orantes López (MC) y Armando Luna Canales (PRI), en febrero pasado.

Detalló que el documento estipula que quien sea el responsable de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Federal, que será nombrado por el Presidente de la República, deberá contar, preferentemente, con experiencia en materia de derechos humanos y mantenerse actualizado.

Agregó que en la exposición de motivos se enfatiza que pese a la existencia de instancias como la Unidad de Asuntos Internos, muchas veces se aprecia, en los medios de comunicación y en testimonios de elementos, que han salido de la institución, que los derechos tanto de los policías como de los ciudadanos que denuncian actos de abuso de autoridad y posible corrupción, no son garantizados plenamente.

“Se ha estimado que hasta dos mil elementos policiacos han sido cesados injustificadamente y existe un sin número de señalamientos mediáticos sobre eventos de impunidad en las acciones de algunos policías”, apunta el texto.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Asimismo, avaló un punto de acuerdo para exhortar a los titulares de los ejecutivos estatales para que, en coordinación con sus congresos locales, homologuen o en su caso incluyan a sus códigos penales sanciones al uso indebido de los sistemas de llamadas de emergencia.

Detalló que en octubre de 2016 entró en función el número único de atención a llamadas de emergencia 911, para reducir las llamadas falsas o improcedentes, que, comentó, afectan el sistema de seguridad pública de manera considerable y distrae de las verdaderas urgencias.

Sin embargo, dijo que resulta alarmante que, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), nueve de cada 10 llamadas que se hacen en el país resultan falsas o improcedentes, es decir, nueve millones de llamadas mensuales de este tipo.

“En enero de este año, de los 8.1 millones de llamadas de emergencia y 75 por ciento resultaron de falsa alarma”, apuntó.

Agregó que durante el primer semestre de 2016 los centros de atención de emergencia recibieron 58 millones 924 mil 507 llamadas, de las cuales 52 millones 828 mil 330 llamadas fueron falsas o improcedentes, es decir el 90 por ciento.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto