Connect with us

Hi, what are you looking for?

Nacional

Ante incremento de violencia de género por pandemia lanzan decágolo

– Llaman a hombres y mujeres a trabajar a la par por una vida familiar libre de violencia

Por muchos años, la violencia dentro de la familia se ha vivido y justificado por generaciones, bajo el argumento de ser una estrategia de educación y desafortunadamente los más vulnerables son las mujeres y sus hijos.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en junio pasado se registraron 99 feminicidios, la segunda cifra más alta en lo que va del sexenio actual, sólo uno menos de los 100 casos registrados en diciembre de 2018. Comparado con mayo de este año este delito reporta un incremento de 77 por ciento al pasar de 73 casos a 99 en junio.

Con estos datos, lamentablemente en promedio mueren cada día más de 10 mujeres por agresiones de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi). Los registros indican que en los dos años de este gobierno se han cometido mil 497 feminicidios y 4 mil 314 homicidios dolosos dando un total de 5 mil 811 mujeres asesinadas.
En este contexto, Lianna Rebolledo, vocera de La Vida Por Delante (LVPD), señaló que la violencia de género debe prevenirse desde la familia y en las primeras etapas de desarrollo. Permitir que los niños y niñas sean testigos de conductas agresivas promoverá que ellos elijan la violencia como un estilo de vida y de relacionarse.

Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México, durante la cuarentena en cuanto a la violencia doméstica, 34.2 por ciento de los hogares con niños y adolescentes señalan un aumento en las discusiones y tensiones familiares.
Por lo anterior, propone un Decálogo que permita darles la oportunidad a los niños y adolescentes de vivir una relación familiar libre de violencia, a través de una buena comunicación, del respeto a la dignidad de cada persona, de buenos modos, cortesía y amabilidad, atención a las necesidades y a la resolución de conflictos mediante el diálogo y propuestas, que dará como resultado, jóvenes y adultos emocionalmente sanos con una buena autoestima y capaces de formar familias libres de violencia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Decálogo:

1. Es imperante evitar la normalización de ataques, amenazas, burlas o cualquier tipo de conducta que atente contra la dignidad personal al momento de educar a los niños.

2. No permitir o promover que las niñas atiendan o sean serviles con sus hermanos varones, por el simple hecho de ser mujeres, es promover el machismo y la violencia de género.

3. Es necesario censurar y eliminar dentro de la familia, las frases populares que enaltecen o favorecen conductas machistas y misóginas como: “Agarren a sus gallinas que mi gallo anda suelto”.

4. Asumir y demostrar mediante el ejemplo que las tareas del hogar son responsabilidad de todos, independientemente de que sean hombres o mujeres.

Advertisement. Scroll to continue reading.

5. Promover que el cuidado de los hijos es responsabilidad de ambos padres.

6. Levantar la voz y poner un alto ante cualquier actitud de agresión es fundamental para evitar que escale la violencia.

7. Ayudar a las niñas a identificar todas aquellas actitudes, frases y actos que representan violencia y atentan contra su dignidad personal para evitar que las vean normales.

8. Promover la autosuficiencia e independencia en las niñas es fundamental para demostrarles que no necesitan depender de nadie.

9. Atender y dar acompañamiento a los hombres que ejercen violencia es fundamental para ayudarlos a sanar heridas emocionales y enseñarle nuevas formas de relacionarse.

Advertisement. Scroll to continue reading.

10. Fortalecer la red familiar de apoyo le dará seguridad a la mujer que es víctima de violencia para poder romper con el círculo violento desde las primeras manifestaciones.

Lianna Rebolledo agrega que es importante demostrar que la complementariedad entre hombres y mujeres facilita el trabajo en equipo dentro de la familia y promueve relaciones constructivas.

Resaltó que el movimiento nacional La Vida Por Delante, tiene las puertas abiertas para atender a las adolescentes y mujeres que están sufriendo violencia por parte de sus parejas y/o familiares, ya que cuenta con el respaldo de más de 500 organizaciones sin fines de lucro a nivel nacional.

Las mujeres que vivan esta situación durante la contingencia sanitaria, puntualizó, pueden ponerse en contacto a través de los números y redes sociales de LVPD para que sean orientadas y atendidas directamente por las instituciones en cualquier lugar de la República Mexicana, donde se les dará la atención necesaria como apoyo psicológico, asesoría legal, atención médica e incluso albergue, atención en caso de violencia y ayuda contra adicciones en caso de ser necesario.

La campaña busca ser una opción de ayuda para aquellas mujeres que necesiten cualquier tipo de apoyo, con el objetivo de que  sean atendidas de la mejor forma posible, en un ambiente sano, principalmente en estos momentos tan difíciles que estamos atravesando por la pandemia de Covid-19.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Para más información pueden visitar www.lavidapordelante.mx o contactarnos a través de Whatsapp 52 553 677 8518 o al 01800 6853 777. En nuestras redes sociales en Facebook como La Vida Por Delante, en Twitter como @LVPDMx y en Instagram como @lvpdmx

Advertisement

© 2020 Endirecto