Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA: ¿Voluntariamente a fuerzas?, el nuevo recurso de la 4T para obtener recursos

¿Voluntariamente a fuerza?, ese será el nuevo lema de esta llamada cuarta
transformación para allegarse de recursos en tiempos de Covid-19. Con razón el
presidente Andrés Manuel López Obrador declaró en una de sus gustadísimas
conferencias mañaneras que esta pandemia le venía “como anillo al dedo”, entre otras
razones, para sacar provecho monetario de esta situación.
Vale la pena recordar que cuando el tabasqueño era jefe de gobierno de la Ciudad de
México, a casi todo su equipo de trabajo les pusieron la condición de que tenían que
“mocharse con el diezmo” para la causa y eso se traducía en que precisamente tenían que
donar, voluntariamente a fuerza el diez por ciento de su sueldo, porque López Obrador
llevaba mucho tiempo de campaña y como prácticamente nunca había trabajado, pues
tenía que haber recursos para la lucha.
A aquellos que se atrevían a decir que no, empezaban a hostigarlos para luego correrlos
bajo cualquier pretexto.
Ahora, ya en la presidencia de la República, el presidente estableció en su decreto que “no
será despedido ningún trabajador, pero no habrá incremento de personal; de forma
voluntaria se reducirá el salario de los altos funcionarios públicos (desde subdirector hasta
presidente), hasta en un 25 por ciento de manera progresiva. Es decir, el que obtenga más
ingresos aportará más y será menos el descuento para los niveles inferiores”
En dicho decreto, se reitera lo que ya había dicho López Obrador, que no habrá
aguinaldos, “ni ninguna otra prestación de fin de año”.
Lo anterior no deja de ser contrastante, ya que justo a finales de la semana pasada, el
presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo
Monreal Avila, calificó de improcedente el recorte al aguinaldo de los altos funcionarios,
ya que es una garantía protegida por la Constitución.
Todo bien hasta ahí, pero justo a las afueras de Palacio Nacional, donde fue entrevistado
el senador Monreal, podría decirse que “salió el peine”, porque la palabra mágica es, para
esta llamada cuarta transformación: voluntariamente.
O sea, se supone que si todo esto se hace de manera voluntaria, entonces no hay
problema alguno. Pero sí hay uno de entrada porque con este tipo de medidas coercitivas,
el Ejecutivo pretende no recurrir al endeudamiento, pero a como pinta el panorama, está
muy lejos de conseguirlo.

En este mismo orden de ideas, aún antes de iniciarse la pandemia del Coronavirus, aquí
en México se hablaba de que uno de los objetivos del presidente, era acabar con la clase
media, en un intento de polarizar incluso, a los estratos sociales. Las medidas anunciadas
no ayudan de mucho a este sector de la sociedad, al contrario, lo anunciado por López
Obrador no es más que la ratificación por preservar aún en tiempos de crisis, sus
proyectos “estrella”, en una obstinación muy dañina para la sociedad mexicana. Eso de los
apoyos, se quedó, para variar, en puras promesas.
MUNICIONES
*** Efectivamente y como lo remarca el coordinador de la bancada del PAN en la Cámara
de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, resulta más que evidente que el presidente
pretende vulnerar la separación de Poderes, ya que con su iniciativa, “pone en riesgo el
funcionamiento del sistema democrático y denota un afán de concentrar más poder hacia
el Ejecutivo que, además, lo ha ejercido con serias deficiencias”. Así y por obvias razones,
la fracción albiazul representada en San Lázaro, no está dispuesta a apoyar la reforma
que propone el presidente López Obrador para modificar el presupuesto federal porque
con el pretexto de la pandemia del Covid-19, simple y llanamente, se le quieren restar
atribuciones al Poder Legislativo. Hay que precisar que en el caso del tabasqueño, eso no
es algo nuevo pues si por algo se ha caracterizado su administración, es por querer
concentrar cada día, más y más poder. Ya lo dice un conocido refrán, que el que nunca lo
ha tenido y ahora por fin lo alcanza, loco se quiere volver.
*** Las preguntas que no solo por las redes se hacen es: ¿qué pretende el senador Higinio
Martínez?, ¿de dónde saca que era una necesidad impostergable reunirse con alrededor
de cien personas, entre líderes, alcaldes y diputados de su partido que dizque porque
había que tomar “decisiones importantes” y hasta tomarse la foto? Si ese es el camino
que pretende seguir el senador mexiquense para convertirse en el candidato de Morena al
gobierno el Estado de México, pues definitivamente, le está errando y mucho. Por ahí se
le puede colar otra aspirante de peso como Delfina Gómez, la súper delegada en la
entidad que a pesar de ser cercana suya, pues todo puede pasar.
*** La diputada priísta, Dulce María Sauri, acusó que Las disposiciones establecidas por la
Secretaría de Salud al interior de las estaciones y estancias provisionales migratorias del
país para enfrentar la pandemia, como lo son: el distanciamiento social, la prohibición del
aglomeramiento y la higiene, no se cumplen, lo que ha generado protestas por parte de
los migrantes, ante sus condiciones de encierro. Por ello, la legisladora tricolor urgió a la
Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración y a la Secretaria
de Salud para que, realicen las acciones necesarias para vigilar que los servicios de sanidad
en los lugares destinados al tránsito internacional de personas se encuentren en
condiciones óptimas para salvaguardar los derechos humanos de las y los migrantes,
durante la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.

*** ¿Qué mosca la habrá picado al director del IMSS, Zoé Robledo, que desde Coahuila
reconoció que ha habido errores por parte del Instituto en el manejo de esta emergencia
sanitaria?
*** El PRD en la Ciudad de México, cuya dirigente es Nora Arias, exigió al gobierno
capitalino, encabezado por Claudia Sheinbaum, cumplir con la Constitución y las leyes,
puesto que el seguro de desempleo es un derecho. La dirigente del Sol Azteca en la capital
de la República, destacó que tanto la Carta Magna y las leyes en la materia, protegen al
trabajador desempleado, hasta por seis meses con recursos que le permitan la búsqueda
de ofertas laborales, pero la realidad es diferente porque el Programa de Seguro de
Desempleo de la presente administración incumple con lo fundamental de las normas
laborales, debido a que el apoyo se redujo a sólo dos meses. La proyección presupuestal
para el ejercicio 2020, sólo contempla a una población beneficiaria de hasta 47 mil 447
personas desocupadas, alcanzando únicamente una cobertura real del 40%. Derivado de
estas cifras, Arias Contreras, advirtió que se dejará en la indefensión al 60% de los
trabajadores que pretendan la protección de la ley al través del seguro de desempleo
como un derecho establecido en la Constitución de la Ciudad de México.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto