Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA: Viaje de López Obrador a Estados Unidos, en medio de la contradicción; a ver si el tabasqueño hace caso a reclamos de empresarios canadienses y norteamericanos

Seguramente el presidente Andrés Manuel López Obrador, al volverse a reunir con la
vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, la saludará sonriente para volverle a llamar
“Kabala”, como cuando ella visitó Palacio Nacional en un viaje a México y el tabasqueño la recibió
con una presentación, que dejaba mucho que desear, todo desalineado. Ahora, no estando en su
tierra, donde supone que puede hacer lo que le venga en gana, a lo mejor el tabasqueño se
comporta de diferente manera y no con una actitud tan retadora como la que tuvo hace apenas
unos cuantos días, en la que amenazó a congresistas estadunidenses, al tiempo que repitió más de
una vez que él no tenía ningún inconveniente en recordarle al Presidente de Estados Unidos, Joe
Biden, su postura a favor de su tan controvertida Reforma Eléctrica.
Por su parte, los legisladores norteamericanos, especialmente los demócratas ,ya se desquitaron
de las amenazas del mandatario mexicano, demandándolf al Presidente Biden, sea contundente
con el tabasqueño en el tema Energético y las balandronadas de las que tanto se vale López
Obrador.
En medio de la contradicción está el presidente de México en su gira más larga por Estados
Unidos, -durará dos días-, pues mientras se filtró por parte del gobierno de la Casa Blanca que la
preocupación central a revisar en la reunión de los líderes de América del Norte, era precisamente
la Reforma Energética, el tabasqueño aseguró que ese tema ni se revisaría y de hecho, hasta el
último momento, su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, a las afueras de la
embajada de nuestro país en el vecino del norte, volvió a negar esto, aunque matizó: “no está
planteado como un tema importante, pero puede ser que lo planteen”.
Aquí, habría que recordarle al canciller que desde luego que es un tema no importante,
importantísimo, y si alguna duda hubiera, ahí está que poderosas organizaciones de empresarios
como la Candian Chamber of Commerce, o la US Chamber of Commerce, han manifestado su
preocupación porque el gobierno de esta errada y llamada cuarta transformación, se obstina en
disminuir la competencia del sector privado en la industria energética de México.
¿Cómo puede ser entonces que el titular de la SRE minimice tan importante riesgo? Es evidente
que con los empresarios mexicanos, López Obrador ha hecho lo mismo, es decir, no hacerles caso
ni en sus preocupaciones ni en nada.
al tiempo que envió a su siempre traductor y flamante secretario de Relaciones Exteriores, a decir,
palabras más, palabras menos, que alrededor de 100 países estaban interesados en su doméstico
programa de Sembrando Vida, que con tanto “bombo y platillo” fue a presumir a la reunión del
Consejo de Seguridad de la ONU
Por cierto, los seguidores del presidente de México en Estados Unidos, se fueron reuniendo poco a
poco al filo de las 7 de la noche, hora local, para organizar las porras a favor del de Tepetitán.
Ahora bien, en su anterior visita a tierras norteamericanas, mucho se dijo que hubo gente en aquel

país que ofreció algo así como 100 dólares por cabeza, por quien fuera a manifestarse en plazas
públicas a favor del presidente mexicano. ¿Cuánto les habrán ofrecido esta vez?
Retomando el tema inicial, la postura de los empresarios tanto estadunidenses, candienses y
mexicano, son inamovibles, ya que le han señalado al gobierno lópezobradorista, entre otras
cuestiones que: “los intentos por favorecer a empresas del Estado en detrimento de proveedores
de energías renovables, minan la certidumbre de inversiones y auguran mayores costos así como
menores oportunidades para los trabajadores de nuestros países”
Pero López Obrador hace como “que ni los ve ni los oye”, esta célebre frase copiada por cierto de
una época que añora el tabasqueño, la del salinismo.
MUNICIONES
*** Desde antes de que el de Tepetitán ofreciera una de sus gustadísimas conferencias de prensa
mañaneras desde Cancún, la carrera por la candidatura de Morena al gobierno de Quintana Roo,
estaba más que encendida. Varios son los aspirantes, pero solo uno llegará. Eso sí, desde ya, el
tabaqueño le ofreció chamba ni más ni menos que al actual gobernador, Carlos Joaquín González,
para que “nos siga ayudando”. ¿Acaso estaría hablando de alguna embajada? En fin, el caso es que
en el caso de este estado, también hay que tener en consideración que por lo menos dos mujeres
pelearán por dicha candidatura. Una de ellas es la actual presidenta municipal de Cancún, Mara
Lezama, que se auto ostenta como la carta favorita de López Obrador y la otra es la senadora
Marybel Villegas, quien en esta coyuntura es quien tiene más posibilidades en base al trabajo que
desde hace tiempo ha desplegado en la entidad. El problema es que la munícipe de Cancún, se
siente con el derecho absoluto y no toma en cuenta que tiene una muy larga cola que le pisen; de
ahí que Rafael Marín Mollinedo, un aspirante que goza de arraigo y popularidad en Quintana Roo,
al que no le permitieron registrarse, optó por darle todo el apoyo a la senadora Villegas, que sería
quien tiene mayores posibilidades para ocupar la candidatura de Morena al gobierno
quintanarroense y por qué no, se habla incluso de que otros partidos políticos quisieran
aprovechar el capital político que trae la legisladora. Se supone que a Marín Mollinedo, el propio
presidente López Obrador, le habría pedido que permaneciera al frente del proyectio del Corredor
Interoceánico del Istmo de Tehuantepec
*** Pues nada, resulta que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la
República, Ricardo Monreal Avila, rechazó que la declaración de inconstitucionalidad en contra de
la reforma que buscaba ampliar el mandato por dos años del ministro-presidente de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, sea una llamada de atención para el Congreso de la
Unión. El legislador zacatecano señaló que las consideraciones de la ministra Norma Lucía Piña
Hernández, quien expresó que las distintas violaciones al proceso legislativo, son insuficientes
para invalidar el decreto y representan “una grosera intromisión al Poder Legislativo”.

Advertisement
Advertisement