Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO -LA RETAGUARDIA: Trump pedirá cuentas a AMLO sobre atentado vs García Harfuch; en lamentables condiciones llegará presidente a “celebrar” dos años del triunfo

En un pésimo momento se registró el atentado en contra del Secretario de Seguridad
Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, sin duda, un funcionario
brillante, con una trayectoria impecable, porque ese es un asunto que el presidente
Andrés Manuel López Obrador tendrá que echar a la maleta que llevará a Estados Unidos
a su encuentro con su homólogo norteamericano, Donald Trump, quien le pedirá cuentas
al respecto y le dirá al tabasqueño que esa es una señal para que el poderoso vecino del
norte intervenga en nuestro país en cuanto a combate al narcotráfico y la delincuencia
organizada.
El problema aquí es que como el presidente de México acude a esta cita en una posición
de total desventaja y hasta vulnerabilidad, lo más probable es que ceda a las imposiciones
del inquilino de la Casa Blanca quien, desde luego está utilizando a López Obrador para
conseguir permanecer al frente de los destinos de Estados Unidos, pues de acuerdo a
recientes encuestas, del otro lado de la frontera, solo el 9 por ciento de los mexicanos
acepta a Trump; lo demás es puro rechazo abierto y como el tabasqueño es tan bueno en
eso de ser candidato, -18 años respaldan su trayectoria-, el presidente estadunidense
pensará que puede ayudarle a remontar la desventaja que tiene frente al abanderado del
Partido Demócrata, Joe Biden, que ni siquiera ha tenido que hacer campaña para
colocarse por encima de Trump. Por ejemplo en uno de los más recientes sondeos, éste
entre votantes jóvenes, -entre 18 y 34 años-, Biden obtiene 34 puntos porcentuales por
encima de Trump.
Ahora bien, en el ámbito nacional y retomando el desafortunado evento que por primera
vez se registró en la Ciudad de México, vale la pena recordar lo que han dicho diversos
analistas: si el presidente López Obrador hubiera sido el objetivo de este inédito atentado,
con los elementos que componen su ayudantía y que distan muchísimo de tener la
formación policial y en materia de seguridad que tiene el Secretario García Harfuch, no
hubieran podido soportar esta artera acción; si ni siquiera cumplen las reglas de la
contingencia sanitaria…
Por lo anterior, no deja de llamar poderosamente la atención que el jefe del Ejecutivo no
vaya a cambiar su estrategia de combate a la delincuencia organizada, aunque por lo
menos, en cuanto se enteró del atentado en Morelia, Michoacán, tuvo el pudor de no
decir públicamente que acusaría a quienes perpetraron esta acción, con sus mamás o
repetir aquella aberrante máxima de: “abrazos, no balazos”, o el “chanclazo”.

Sin embargo, envió un mensaje grabado que seguramente dejó a los integrantes del cartel
Jalisco Nueva Generación, temerosos y temblando cuando el tabasqueño señaló desde
uno de los salones de Palacio Nacional que no se dejaría intimidar, al tiempo que acotó:
“tenemos miedo como lo tienen todos los seres humanos, nada más que hay una
diferencia importante, no somos cobardes, entonces vamos para adelante a que podamos
conseguir la paz y la tranquilidad con justicia y rectitud, llamando a todos a que nos
portemos bien para lograr una sociedad mejor”.
Además, a lo mejor como producto de ese miedo manifiesto, López Obrador subrayó que
su gobierno no está dispuesto a declararle la guerra a nadie y que se respetarán los
Derechos Humanos, ¿de los delincuentes que no respetan nada ni a nadie?
Con lo anterior, no viene más que a ratificarse lo que apunta un estudio realizado por la
organización Causa en Común en el que se establece que siete de cada diez declaraciones
que hace tanto el presidente como su flamante gabinete, -especialmente el de seguridad-,
carecen de sustento oficial. Es más, podría agregarse que carecen de toda lógica.
Bueno, era mucho pedir que el presidente no saliera con sus discursos moralinos y
anquilosados, como también es reprobable que tanto él como su jefe de Gobierno de la
Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, prácticamente se “colgaran” de un funcionario
ejemplar como García Harfuch para repetir hasta el cansancio que ellos han hecho muy
bien las cosas en materia de seguridad, pero ni así se libraron de las críticas que
provinieron de todos los sectores.
Por ejemplo, el coordinador de la bancada del PAN en el Senado de la República, Mauricio
Kuri, pidió al Ejecutivo revisar su endeble estrategia contra la inseguridad ya que, “malo
no es equivocarse; malo es no corregir” y por lo que se ve, el tabasqueño no está
dispuesto a rectificar nada en este rubro por lo cual, en los corrillos políticos e incluso,
“por las benditas redes”, corre la especie de si acaso el grupo delincuencial preferido del
presidente es el de Sinaloa y quien en estos momentos lo encabeza, Ovidio Guzmán y por
ello, el CJNG sí le ha declarado la guerra al tabasqueño. ¿Será también porque solo está
dispuesto a cumplir los deseos de Consuelo Loera Pérez?
Y como motivos, tendría la extradición de Rubén Oseguera González, mejor conocido
como “el Menchito”, hijo del líder del CJNG, Nemesio Oseguera, “el Mencho”, el pasado
20 de febrero, a petición directa del gobierno de Washington. Ahí está otro asunto que
deberá tratar el tabasqueño con Trump.
Esto del atentado fue también una especie de “carambola de dos bandas”, ya que le pegó
una vez más en su popularidad e igualmente a Claudia Sheinbaum.
Es así, en estas lamentables condiciones como López Obrador llegará al ya muy próximo 1
de julio, cuando al parecer, nada más él e integrantes de su gabinete “celebrarán” con una
austera ceremonia, dos años del triunfo de la coalición “Juntos Haremos Historia” en la

elección presidencial. Dos años en los que el tabasqueño y su equipo han brincado de
error en error.
MUNICIONES
*** Los cambios que en este período extraordinario pretende Morena a la Ley de
Propiedad de Innovación, constituyen un peligro para los mexicanos, ya que se pretende
favorecer a las farmacéuticas transnacionales porque de aprobarse esta propuesta, la
población de nuestro país tendría que esperar algo así como 28 años para poder obtener
el genérico de un medicamento de patente. La oposición ya anunció su voto en contra
porque no está dispuesta a avalar ese candado a los genéricos. ¿No que primero los
pobres?
*** El senador yucateco, Jorge Carlos Ramírez Marín, pidió licencia a su escaño solo por
tres días para que su suplente, Jorge Habib Abimerhi, un reconocido empresario de ese
estado, aporte al análisis y discusión del T-MEC.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto