Connect with us

Hi, what are you looking for?

Qué contrastes tiene la vida y más aún, en esta época de pandemia de Covid-19. Así,
mientras el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio positivo a esta enfermedad, por otra
parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, -a regañadientes-, tuvo
que usar taba-bocas porque, -tan humilde como suele ser-, abordó un vuelo comercial
para viajar a su encuentro con su ahora mejor amigo, Donald Trump, con una reducida
comitiva que, igual de humildes –y por qué no, hasta con mansedumbre-, como por
ejemplo la flamante secretaria de Economía, Graciela Márquez, esperaron al mandatario
en la Terminal 2 del Aeropuerto de la Ciudad de México.
La imagen más difundida fue la del presidente López Obrador ya en el avión, donde pudo,
para su goce, hacer campaña, tomarse fotos y saludar a algunos de los pasajeros que son
sus seguidores. ¡Vaya ejemplo de humildad!
Y ante los ataques que se han generado en torno a que el presidente mexicano va a
reforzar la campaña de Trump, se difundió que 19 reuniones entre mandatarios de
Estados Unidos y México, que se han registrado desde principios del siglo pasado, se han
dado en época electoral.
Desafortunadamente para el tabasqueño, de última hora, el primer ministro de Canadá,
Justin Trudeau, declinó la invitación que le hiciera el presidente de México para celebrar
en Estados Unidos la entrada en vigor del famosísimo T-MEC. Qué bueno, porque de
alguna manera, López Obrador subestimó al canadiense, que era el pretexto perfecto para
argumentar que su viaje a Estados Unidos, no era para “hacerle el caldo gordo” a Trump,
de cara a las elecciones que tendrá el poderoso vecino del norte en noviembre próximo.
Evidentemente, Trudeau no se presta a esos juegos tan elementales.
Cuando el tabasqueño se encontraba ya a miles de pies de altura en dirección a Estados
Unidos, el inquilino de la Casa Blanca todavía se dio el lujo de defenderlo, ante los
reclamos de miembros del Partido Demócrata por esa visita.
Trump argumentó que el tabasqueño, al que seguirá viendo por encima del hombro y
considerando a los mexicanos como “bad hombres”, es su muy querido amigo y de esas
minuncias de que López Obrador, en sus tiempos de candidato, pondría en su lugar al
mandatario estadunidense, ni quien se acuerde porque ahora está totalmente alineado a
los deseos y ordenes de Trump.
Prueba de lo anterior es la manera en la que el tabasqueño esquivó, en la gustadísima
conferencia, stand-up mañanero, todas las preguntas que los reporteros le preguntaron

sobre qué opinaba de que Trump hubiera enviado imágenes posando orgulloso en una
parte de su muro fronterizo.
López Obrador se aferró a que el tema a tratar era el T-MEC. Se le olvida al mandatario
mexicano que hay otros importantes pendientes como la inseguridad en México y la
situación de la delincuencia organizada, en casos como: José Antonio Yépez, “el Marro”,
líder del cartel de Santa Rosa de Lima, cuya disputa por terrenos, tiene azolado a
Guanajuato; José Angel Casarrubias, “el Mochomo”, líder de “Guerreros Unidos” y los
sobornos para salir libre, asunto en el que el Consejo de la Judicatura Federal (CJF)
suspendió por seis meses a Marco Aurelio González Romero, secretario de acuerdos de
un juzgado de distrito del Estado de México, para sujetarlo a investigación, precisamente,
por un presunto soborno
Y sin duda, el atentado en contra del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana,
Omar García Harfuch, orquestado por el Cartel de Jalisco Nueva Generación, que
comanda Nemesio Oceguera, “el Mencho”.
¿Ya se le olvidó acaso al presidente que el embajador de Estados Unidos en México,
Christopher Landau pidió que se revisara en qué forma su nación puede ayudar al
combate contra los cárteles en México?, ¿qué cuentas va a entregar el presidente López
Obrador a su tan querido amigo?, porque estamos hablando de tres carteles que
desafortunadamente, han ganado bastante peso en nuestro país.
Finalmente y lejos de estos temas, ¿le preguntará acaso el presidente López Obrador a su
homólogo Donald Trump, si quiere boletos para la rifa del avión-no avión presidencial
que, por lo menos hasta el momento, sigue en pie la fecha de su realización para el 15 de
septiembre
MUNICIONES
*** La Comisión para la Igualdad de Género, que preside la senadora morenista Martha
Lucía Micher Camarena, solicitó al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, ofrecer
una disculpa pública por las declaraciones que hiciera en contra de la alcaldesa de Tecate,
Zulema Adams Pereyra, quien presentó la denuncia correspondiente ante la FGR. Dicha
Comisión legislativa también pidió al gobierno estatal, evitar el uso de expresiones
discriminatorias, prejuiciosas o estereotipadas, así como respetar en el debate público, los
derechos humanos, la vida privada y la dignidad de las personas y sobre todo, garantizar
en todo momento el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. Pero, ¡¡oh
sorpresa!!, que el gobernador Bonilla Valdez dijo enfático que eso de ofrecer disculpas, ni
hablar. Textualmente señaló: “eso no es cierto, no la vamos a atacar por el género, y no le
vamos a pedir disculpas a una persona que no trabaja, no importa que género sea, no hay
vacas sagradas". ¡Qué tal!

*** Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad para el caso Ayotzinapa, de la Fiscalía General
de la República, dio a conocer que uno de los restos óseos enviado a la Universidad de
Innsbruck, en Viena, corresponden a uno de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos
aquella trágica noche de septiembre de 2014: Christian Alfonso Rodríguez Telumbre. Por
cierto, será el próximo viernes cuando el presidente López Obrador se reúna con los
padres de los 43 desaparecidos. El caso sigue abierto y faltan por analizar alrededor de 15
mil evidencias.
*** Sin duda, excelente noticia que El Segundo Tribunal Colegiado Especializado en
Competencia Económica concediera una suspensión provisional a la empresa Eólica El
Retiro contra el aumento de tarifas autorizado por la Comisión Reguladora de Energía
(CRE), al revocar la negativa dictada el pasado mes de junio por el juez de Distrito Juan
Pablo Gómez Fierro. Cabe destacar que la sentencia del Tribunal Colegiado es inapelable.
Y luego por qué se enoja López Obrador, quien antes de partir a Estados Unidos,
visiblemente molesto, ante este tremendo revés, dijo: “Me da hasta pena, y ojalá y
entendieran que ya es tiempo de un cambio y que no estén defendiendo lo indefendible,
porque además puede ser que engañen a algunos pero no van a engañar a todo el
pueblo”. Aquí hay que recordarle al mandatario mexicano que el único empeñado,
obstinado y vehemente en defender lo indefendible, es él.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto