Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA: Si en Operativo Culiacán, Durazo está perdido, en caso Le Barón, está peor; desde

Mucho pesar sintió el flamante secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso
Durazo Montaño, porque el día que le tocó comparecer ante Comisiones en el Senado de
la República, además de llegar con el fallido Operativo Culiacán a cuestas, tuvo también
que responder preguntas sobre la matanza de miembros de la familia Le Barón, en
Sonora, en una emboscada en los límites entre esa entidad y los Estados Unidos, y lo
primero que se le ocurrió decir al funcionario que por cierto, es sonorense de nacimiento
y aspira a gobernar su estado alguna vez en la vida, lo cual se ve harto difícil, que se había
tratado de una confusión. ¡Qué tal!
Pero lo que no tiene comparación, es que ayer desde la gustadísima conferencia de
prensa mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador se atrevió a decir que en
materia de combate a la inseguridad, ya hay resultados que permiten “detener la escalada
de violencia de cómo ha ido creciendo la incidencia delictiva y como la hemos
estabilizado”. No, pues sí.
Muy puntual, a las nueve de la mañana, Durazo estuvo ante la Comisión que preside la
siempre distinguida senadora morenista Lucía Trasviña, sí, esa que hace gala de su
“florido” lenguaje –más digno de un carretonero que de una legisladora-, en contra de la
oposición, porque carece de argumentos sólidos para el debate. Efectivamente, esa que
por sus redes se ha tomado fotografías mostrando una pistola fajada a la cintura.
El caso es que ayer, Trasviña estaba muy calladita y “educadita” y en un gesto muy, pero
muy maternal, cuando a las once de la mañana, la senadora del PAN, Indira de Jesús
Rosales le obsequió a Durazo Montaño un pequeño Pinocho de madera porque con
respecto no solo al Operativo Culiacán, “hemos visto mentira tras mentira”, lo tomó entre
sus brazos como si fuera un bebé, sonrió y lo arrulló.
Ante la oposición, de nada sirvió que el secretario Durazo dijera desde la tribuna de la
Cámara Alta una y otra vez que, “en el caso de Culiacán por su peso histórico, el país
merece la verdad. Iremos informando según avance la investigación”. Esto último en el
mejor de los casos, es una promesa más hueca que nada.
Pese a que los legisladores morenistas estuvieron muy mesurados todo el tiempo, esto,
sin dejar de defender a Durazo, la oposición siguió cuestionando. Ahí está que a pregunta
del experredista, ahora militante de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda preguntó sobre
si hay una espléndida coordinación en el combate a la insegurdiad, por qué no se vio nada
durante dicho Operativo, respondió que si bien “hay una extraordinaria coordinación
entre el Gabinete, ésta no es perfecta”.
“Hay imperfecciones y asumimos las consecuencias", tuvo que reconocer Durazo.

Es más, el sonorense llegó al grado de admitir que acción que llevó a cabo un grupo de
élite del Ejército el pasado 17 de octubre, no debió hacerse, pues no había condiciones.
No cabe duda que el titular de la SSPC “descubrió el hilo negro”.
Pero si en el caso Culiacán, Durazo está prácticamente perdido, en el asesinato de
integrantes de la familia Le Barón, anda peor.
Luego de estos lamentables y condenables hechos, López Obrador recibió la llamada del
presidente Donald Trump. En la mañanera, el tabasqueño agradeció “mucho, mucho” los
mensajes de Trump, así como las propuestas de colaboración que ofreció el inquilino de la
Casa Blanca para que elementos del FBI y la DEA, ayuden en nuestro país con las
investigaciones.
Sin embargo, el presidente López Obrador acotó que en México “tenemos que actuar con
nuestra tradición de dependencia y soberanía… (en el caso Le Baron), hay que ver si fue
una confusión o un ataque directo a la familia, pero eso lo sabremos una vez que
terminen las investigaciones. Una actitud un tanto cuanto tibia por parte del presidente
mexicano.
Ahora, como puede observarse, la moneda está en el aire y habrá que seguir muy de cerca
la actitud que tome el tabasqueño al respecto.
MUNICIONES
*** El parque lineal ecológico Gran Canal, -que corre a lo largo de 20 colonias, es una de
las obras prioritarias del gobierno local. Y esa prioridad es compartida por el alcalde de
Venustiano Carranza, Julio César Moreno, quien manifestó su preocupación a los
legisladores locales de la Ciudad de México por la falta de recursos para realizar el tercer
tramo de este parque lineal, proyecto de regeneración urbana. Señaló que su alcaldía
tiene la posibilidad de continuar la tercera etapa que corre sobre avenida del Peñón y ésta
intervención ayudaría a disminuir la inseguridad en la zona. Así que pidió a los legisladores
su apoyo porque sin duda, hay mucho por hacer.
*** Atrapados en el espinoso tema para elegir a quien presidirá la conducción de la
Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en los próximos cinco años, los y las
senadoras optaron por diferir el tema hasta la próxima reunión del pleno de la Cámara
Alta, el 7 de noviembre. Empero, y dadas las posiciones asumidas la tercera votación no
traerá cambios sustanciales y las tres propuestas –Rosario Piedra, José de Jesús Orozco
Henríquez y Arturo de Jesús Peimbert—podrían ver como se desvanecen sus
aspiraciones.  En fin, la “línea” está dada y por ende, la balanza se inclina por la hija de la
excandidata presidencial, sin embargo, la división permanece hasta en la propia bancada
de Morena en la Cámara Alta que coordina Ricardo Monreal. El fondo del asunto es muy
simple. Resulta que el senador Martí Batres Guadarrama, no ha “quitado el dedo del
renglón” en sus denodados intentos por colocarle piedras en el camino al zacatecano y
como se dice por ahí, “el chiste es fregar”.

*** Poco a poco, gente de peso en la sociedad, se están desencantando de haber votado
por López Obrador. Primero fue la actriz y cantante Susana Zavaleta y ayer el actor Gael
García Bernal, por las redes externó su disgusto al señalar que “si no cambia el gobierno y
AMLO de narrativa para asumir sus responsabilidades, ¿para qué chingados votamos por
ustedes?”. Ahora nada más falta que los bots afines al tabasqueño se lance a la yugular del
director de la película “Chicuarotes”.
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement