Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA: Reunión de López Obrador con su gabinete para “temas prioritarios”; ¿se cancelarán Tren Maya, Dos Bocas y Santa Lucía?

Todo se está cayendo, todo se está paralizando y el temor se generaliza cada día más y
más, no solo en México. A riesgo de parecer monotemáticos, ayer, el dólar alcanzó su
máximo histórico con 23.28 pesos, mientras que en cuanto al petróleo, la mezcla
mexicana cayó a 18.78 dólares por barril, esto es, hace 18 años, el precio de la mezcla
mexicana estaba en esos niveles y por ende, ello implica drásticas consecuencias.
Haciendo sus propios cálculos los especialistas en temas económicos hicieron cálculos
nada halagüeños ya que un litro de petróleo cuesta, con estos niveles a la baja, dos pesos
con 60 centavos, lo que nos coloca en el umbral de una recesión a nivel mundial que
derivará, entre otros efectos, en una baja en la demanda de petróleo, gasolina y sus
derivados.
Lo anterior, debería de ser motivo suficiente de preocupación ni más ni menos que para el
presidente Andrés Manuel López Obrador, que en los últimos días se dio el lujo de
burlarse de una pandemia mundial y reducirla a que es un recurso, única y exclusivamente
para que sus enemigos y detractores lo cuestionen. Con eso de que el tabasqueño tiene
–de acuerdo a su nuevo “fan”, el subsecretario Hugo López Gatell-, tanta, pero tanta
fuerza moral y sería mejor que el Ejecutivo se viera infectado de Covid-19, pues todo
puede esperarse de esta llamada cuarta transformación.
Sin duda alguna, es hora de decisiones sensatas, sin embargo, no parece ser el tabasqueño
el más indicado para tomarlas con todo y que es el presidente de la República; una
máxima responsabilidad para la que, cada día es más evidente, no estaba preparado.
No obstante, ayer, al filo de las siete de la noche, López Obrador convocó absolutamente a
todos los miembros de su gabinete, -legal y ampliado-, a una reunión para analizar “temas
prioritarios”, se dijo oficialmente, y desde luego, estaba contemplado el coronavirus.
Vale señalar que la situación en México, con respecto al Covid-19 es confusa y se espera
que será pronto cuando llegará lo que los especialistas llaman el “pico epidémico” y habrá
saturación de camas y en el área de Urgencias de diversos hospitales, por lo que lo más
aconsejable es resguardarse
Lo anterior, sin duda, contrasta con medidas que se han tomado en Europa. Por ejemplo,
el presidente de España, Pedro Sánchez, anunció que 20 por ciento del PIB será destinado
para atender la emergencia, lo que significa la mayor movilización de recursos en ese país
y mientras aquí en México, el tabasqueño se obstina en practicar el austericidio y ahorros
mal entendidos, mientras que Francia se autoimpuso las medidas más restrictivas y la

regla general es quedarse en casa. Desde la Segunda Guerra Mundial, en la nación gala no
se habían tomado tan drásticas medidas, y aquí en México, el presidente está más
preocupado en continuar con sus giras y necedades y anunció que encabezará eventos, –
eso sí, con menos gente-, el 18 y 21 de marzo; el primero, el aniversario de la Expropiación
Petrolera y el segundo, el natalicio de Benito Juárez.
¿Cuánto va a durar dicha recesión mundial?, esa es la pregunta central y dependerá de las
medidas que cada país tome, así que ya nos podremos imaginar los mexicanos como nos
va a ir. De cualquier modo, hay quienes dicen que esta crisis que tiene como factor
principal el coronavirus, podría ser de seis meses o bien, llegar peligrosamente hasta el
año y medio y que el peor momento se registraría entre el segundo y tercer trimestre de
este año y la recuperación vendría después, eso sí, muy lenta.
Entre otras consecuencias que ya causan temor, se registrará caída del empleo, los
consumidores tendrán menos dinero porque habrá menos cobros de impuestos y es aquí
donde habría que preguntarnos: ¿Se caerán el Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía y
la Refinería de Dos Bocas? Las apuestas ya se corren, es lo más probable
MUNICIONES
*** Será hasta hoy cuando se decida si se suspende el trabajo legislativo en el Senado de
la República. Ayer, por espacio de cuatro horas, el subsecretario de Salud, Hugo López
Gatell se reunió con el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado
de la República, Ricardo Monreal, quien advirtió que el coronavirus “estará con nosotros
(en México) hasta por lo menos cuatro meses y medio, y serán inevitables las aplicaciones
de las fases dos y tres”. Empero, señaló que el país no se puede quedar sin parlamento,
pese a la crisis, “sería una omisión grave quedarnos sin parlamento”, remató. El legislador
zacatecano y líder de la bancada de Morena explicó además que por lo dicho por el
subsecretario de Salud, se espera que la implementación de la fase dos sea para la
segunda semana de abril, en tanto que la tres sería hasta junio. De tal manera que la
suspensión de sesiones en la Cámara Alta se daría durante el inicio de la fase dos, que es
cuando la infección es más propensa a propagarse. Por el momento no se ha decidido
poner fin a las sesiones y estas seguirán. Monreal consideró que será en la fase dos, donde
habrá centenas de infectados por el coronavirus, cuando estemos en proximidad de
suspender las sesiones.
*** Sobre las tareas legislativas, Monreal explicó que solo hay dos opciones: una que
apunta a la autorización bicameral, para que se deje de sesionar tres días seguidos y
realizar sesiones el cuarto día y la otra que se adelante el fin del periodo ordinario para
que entre en funciones la Comisión Permanente, la cual no tiene facultades de legislar.
Eso es lo que discuten la JUCOPO y la Mesa Directiva y que en la sesión de hoy se
determinará en el pleno. Agregó el legislador zacatecano que si bien la reunión con el
funcionario responsable de contener y reducir los daños a la población por esta pandemia
mundial, fue ríspida y por momentos acalorada, ningún legislador opositor planteó su

renuncia, aunque si lo urgieron a acelerar la implementación de las fases. Aunque no dejó
de reconocer que a lo largo de lo que va de la crisis sanitaria si se han presentado errores
u omisiones de comunicación que deben corregirse al interior del Consejo de Salud. Las
medidas que adoptará el Senado de la República –concluyó Monreal Ávila—serán llevadas
mañana miércoles al pleno: “La postura que adoptemos es clave, porque el Poder
legislativo no puede estar ausente en tiempos de crisis. El país no se puede quedar sin
parlamento, porque entonces ¿quién toma las medidas en tiempos de crisis? Sería una
omisión grave.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto