Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA: No le da tiempo a Sheinbaum de defender a Florencia Serranía; llama a “no dramatizar” se le abre nuevo frente con restauranteros

Un nuevo frente se le abre ni más ni menos que a la siempre flamante jefa de Gobierno de
la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, a quien no le quedó más remedio que
reconocer que la capital de la República está en su máximo de capacidad hospitalaria
desde que inició la pandemia, hace ya casi un año y que oscila entre el 88 y 90 por ciento,
por lo que ahora desesperada, busca aumentar el número de camas, pero eso sí, vía
videoconferencia, la jefa de Gobierno todavía se dio el lujo de decir que no hay que hacer
drama sobre esta crítica situación.
Debido a lo anterior, ni tiempo le dio a Sheinbaum Pardo de defender a su no menos
“eficiente” funcionaria, Florencia Serranía, directora general del Sistema de Transporte
Colectivo, Metro, quien está visto, sola no puede y en conferencia de prensa, ante
preguntas incómodas que le dirigieron los reporteros sobre el incendio registrado el fin de
semana en la oficinas generales del Metro, visiblemente enojada, se limitó a responder
que ella solo se desempeñaba como directora del STC y ya.
Nada más le faltó contestar a la incapaz funcionaria capitalina como hace varios meses ya,
lo hiciera la renegada primera dama, Beatriz Gutiérrez, cuando los padres de los niños con
cáncer le pidieron ayuda ante el desabasto de medicamentos: “no soy médico, a lo mejor
usted sí”. De ese nivel están las mujeres que participan en el primer círculo del presidente
Andrés Manuel López Obrador; no cabe duda que para el tabasqueño, solo es suficiente
la lealtad incondicional y ciega a su llamada y fracasada cuarta transformación.
Total, que a la señora Sheinbaum, -como ya se anotó-, se le desbordó otro frente, cuando
empleados de restaurantes como meseros, dieron cacerolazo ante la cerrazón del
gobierno de la CDMX, que amenazó con multar y sancionar a los negocios que se
atrevieron a abrir por la advertencia de que las millonarias pérdidas, los obligarán a morir,
como desafortunadamente ya lo han hecho otros establecimiento de este tipo.
Esta protesta tuvo lugar también porque a fuerza de exhibirse vinculado a las clases más
populares, el gobierno capitalino permite que el comercio informal se establezca a lo largo
y ancho de la Ciudad de México. Esto viene desde los tiempos en que el hoy flamante
secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se desempeñó como jefe de
gobierno de la CDMX. Entonces se ufanaba de ser compadre de la lidereza de tianguistas,
Alejandra Barrios.
El mayor número de votos que ha sacado Morena en recientes votaciones, provienen
precisamente del sector del comercio informal, pues a los formales, los consideran
neoliberales y por eso, Sheinbaum Pardo, por consigna de su jefe, arremete contra de

ellos, cuando es evidente que son los restauranteros formales los que los que guardan las
medidas de higiene más estrictas por la pandemia. Aquí la pregunta es: ¿qué hacen en los
tianguis, se podrá tener algún control?
Y no es que se esté en contra de que ante esta crisis económica causada, por cierto, no
solamente por la pandemia del Covid-19, sino también por los malentendidos ahorros de
esta llamada cuarta transformación, buena parte de la población ha perdido su empleo y
ante nulos apoyos del gobierno, salen a buscar a la calle el diario sustento. Lo que ocurre
es que el inquilino de Palacio Nacional, ha venido manejando electoralmente el tema de la
pandemia, como ahora el de las vacunas que tal parece, intercambiará por votos, en la
cuenta regresiva de las elecciones del mes de junio.
MUNICIONES
***Al participar en el Seminario Web sobre Violencia y Paz con el tema, “Las Redes del
Odio en México”, el consejero-presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, hizo
hincapié en que “en efecto, en este régimen, en las democracias, el reconocimiento de la
diversidad ideológica y de la pluralidad política, son su fundamento. Y la tolerancia frente
a las opiniones diversas, la condición primera de su funcionamiento. Yes que, sin la
aceptación de que en el mundo, en el mundo social, las verdades absolutas no tienen
cabida y sin el reconocimiento de igual dignidad a las posturas diferentes de la propia, lo
que no significa por cierto de ninguna manera claudicar a nuestras creencias y valores, la
democracia simple y sencillamente no puede existir”. En ese sentido, el doctor Córdova
señaló que la democracia no es nada más la prevalencia de la opinión de la mayoría, si no
la interacción pacífica y respetuosa, es decir tolerante, de las posturas diferentes, con
independencia de que al final prevalezca como decisión colectiva aquella que recibe un
mayor respaldo. Pero eso no significa para nada, que haya un desconocimiento y mucho
menos, una conculcación de los derechos de quienes piensan diferente a la mayoría. En
primer lugar, el derecho precisamente a pensar distinto.
*** De acuerdo con la Secretaría de Bienestar de la Ciudad de México, más de 20 familias
en la capital se han transformado en población callejera como consecuencia de la crisis
derivada por el Covid-19.  Según expertos esta “cuesta de enero” será la más difícil de
afrontar ya que se están combinando tres elementos: la pérdida de empleo, el paro de
actividades en las entidades con semáforo rojo y el aumento a productos de la canasta
básica. En este contexto y por esa razón, los emprendedores de Neverías Frody han
decidido refrendar su compromiso con el país, donando despensas a la población callejera
y material sanitario.
*** Y hay que ver en manos de quien, el presidente López Obrador, deja la defensa de su
iniciativa de extinguir los órganos autónomos que tanto le incomodan. El flamante
director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, a quien se le cae
cualquier sistema que cae en sus manos. Como siempre, el exgobernador poblano se
dedicó a ser comparsa del inquilino de Palacio Nacional al señalar que el gobierno de esta
llamada cuarta transformación, puede absorber, así nada más “con la mano en la cintura”,

los órganos autónomos. Sí, ¡cómo no!, con razón la siempre “capaz” secretaria de la
Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, ya se frota las manos porque su jefe dice que
podría ser ella la encargada de la transparencia de esta llamada cuarta transformación
que tiende a esconder tanta basura debajo de la alfombra.
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement