Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA: Ni con rifa del avión, López Obrador puede tapar su enfrentamiento con empresarios; el Papa Francisco le contesta

Ni siquiera con haber reactivado el tema de la aberrante rifa del avión presidencial, el
presidente Andrés Manuel López Obrador pudo cubrir el enfrentamiento que a pulso
consiguió tener con los empresarios, eso, entre otras graves consecuencias que le ha
traído al mandatario su frágil y errático manejo de la contingencia sanitaria producto del
Covid-19, que se estima, ha dejado poco más de un millón y medio de contagiados en el
mundo, sin duda, una escalofriante cifra.
De nada le valió haber sacado en anteriores conferencias mañaneras al tabasqueño, sus
estampitas y amuletos de protección ante la pandemia y semanas después, citar ni más ni
menos que al Papa Francisco para concluir que él, como buen “hermano en Cristo” que
es, -así lo llama la mamá de Joaquín el Chapo Guzmán-, lo ha emulado con su política de
“primero los pobres”.
Sin embargo, más tardó el presidente en compararse con el Pontífice, que éste último le
contestara al señalar que “El populismo oprime a los pobres y explota la fe”. ¡Qué tal!
Quien para el Ejecutivo es el mejor Presidente de la historia, Benito Juárez, continuó
revolcándose en su tumba viendo que el Estado laico, como dice un refrán, en esta cuarta
transformación “vale para pura sombrilla”, mientras que López Obrador siguió instalado
en la terquedad, negando apoyos a los empresarios para evitar que el desempleo se
desplome y termine por acelerar la crisis económica. No cabe duda que no hay peor ciego
que el que no quiere ver.
Y como se nota que el tabasqueño quiere seguir así, ciego, suponiendo que sigue la “luna
de miel” con la IP simple y sencillamente porque les vendió “cachitos” para la aberrante
rifa del avión, no-avión, habría que recordarle que los organismos empresariales, han
instrumentado medidas alternativas ante la cerrazón del gobierno de la llamada cuarta
transformación.
No dejó de llamar poderosamente la atención que el presidente todavía tuvo el descaro
(por decirlo de un modo suave) de pedirle su apoyo al presidente del Consejo Coordinador
Empresarial, Carlos Salazar, para que, como si hubiera pandemia en México, los
empresarios paguen sus impuestos.
Lo anterior, al tiempo de que por instrucciones del Ejecutivo, la titular del Sistema de
Administración Tributaria, Raquel Buenrostro, se ha dedicado a “enseñar los dientes”, así
como para refrendar que el gobierno lópezobradorista no está dispuesto a salir de su
obstinación.

Un dato que llama la atención, es que en su gustadísima conferencia de prensa mañanera,
el presidente saliera a decir que hay 15 empresas que supuestamente le deben 50 mil
millones de pesos al SAT. No es descabellado señalar que bien puede tratarse de una más
de las muchas mentiras que ha dicho a lo largo de su gestión el tabasqueño, ¿o no?

En este recuento de la obstinación presidencial y la negada fractura con la IP, por las
redes, el líder de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, informó que las organizaciones que
integran el Congreso del Trabajo y las de empleadores, iniciaron el diálogo social para
construir un “Acuerdo Nacional Tripartita que solo será bipartista si se aísla el
@GobiernoMX”. De esto último ni hablar.
Así las cosas, López Obrador sigue avivando el fuego, a grado tal que de Hoyos recordó
que, “ante los señalamientos del Gobierno federal … de que los empleos se han perdido
por voluntad de las empresas, sin tomar en cuenta los efectos negativos que el Covid-19
ha tenido en la economía mundial, la Confederación Patronal de la República Mexicana
invita al Presidente Andrés Manuel López Obrador a colaborar con medidas que impulsen
la protección del empleo y no sólo a señalar de manera irresponsable. Este no es
momento de continuar en la ruta de la polarización social".
Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación
(Canacintra), Enoch Castellanos, urgió al Gobierno Federal a rectificar su decisión de no
brindar apoyo al sector productivo pues señaló que a causa de ello se destruyeron cerca
de 350 mil empleos.
Concretamente, Castellanos reiteró: “Hace tres semanas le dijimos al presidente que sin
apoyos económicos se perderían empleos, empezando por los eventuales y los del sector
de la construcción. Después de dos semanas de emergencia sanitaria, ya se han destruido
350 mil empleos. ¡Urge rectificar!”.
Pues según López Obrador, su gobierno va a crear dos millones de empleos, lo que resulta,
en el mejor de los casos, una hueca promesa de campaña, pues nunca detalla cómo
piensa hacerle, sobre todo, si se toma en consideración que no es el gobierno el que crea
empleos, sino los empresarios.
MUNICIONES
*** El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que como producto de la contingencia
sanitaria del coronavirus, los partidos políticos nacionales que así lo determinen, pueden
renunciar a una parte o bien, a la totalidad de los recursos de financiamiento público que
les corresponden, pero a partir del mes de mayo próximo, y los recursos de prerrogativas
ya depositados en sus cuentas bancarias no pueden ser devueltos al Instituto ni ser
entregados en donación a una institución pública o de manera directa a la ciudadanía. Los
partidos políticos están obligados a utilizar los recursos de sus prerrogativas para los fines

expresos que mandata la ley. En ese sentido, agregó el INE, “no tienen la posibilidad de
realizar ningún tipo de ‘donación’ de los bienes y recursos públicos o privados de que
dispongan de conformidad con las normas que regulan su financiamiento, pues la misma
no se encuentra entre sus atribuciones como entidades de interés público e incluso se
encuentra prohibida en la normatividad que rige la materia”. Aquí la pregunta es: ¿se trata
de una trampa más de esta llamada cuarta transformación?
*** Por cierto, en este sentido, no se puede soslayar que el consejero Ciro Murayama, dijo
que es ilegal el llamado que hiciera el presidente para que los diferentes partidos políticos,
donen la mitad de sus recursos porque “los partidos no pueden entregar bienes o
servicios a la gente. Si quieren, pueden renunciar a su financiamiento público y el INE lo
enviará a la Tesorería de la Federación”. Aquí, al presidente López Obrador le pasó igualito
a cuando en su efímero informe trimestral, dijo que altos funcionarios de su gobierno, no
recibirían aguinaldo por la emergencia sanitaria y, en cuanto se enteró que eso era ilegal,
entonces matizó y dijo que era una medida voluntaria. Entonces, habría que preguntar,
¿cuántos están dispuestos a no recibirlo?
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto