Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO -LA RETAGUARDIA: El ‘doctor’ Fake Ackerman y su título “patito”; Rojas Díaz-Durán le lanza reto

Aquellos que pronosticaron por las “benditas redes” que estaba por venir un escándalo
entre los militantes de la llamada cuarta transformación y Morena, tenían toda la razón.
Resulta ser que la semana pasada, -como se recordará-, la pareja que conforman John
Ackerman y su brillante esposa, Irma Eréndira Sandoval, estuvieron en el “ojo del
huracán” por la dudosa procedencia de su nada despreciable patrimonio, que lo
conforman algo así como nueve casas y no precisamente de interés social, todo lo
contrario.
Ackerman y la secretaria de la Función Pública, continúan en medio de la tempestad, pero
mayores vientos furiosos soplarán sobre la cabeza de ambos, ya que Alejandro Rojas Díaz
Durán le lanzó tremendo reto a quien ya es conocido como el “doctor Houses”, que tan,
pero tan indignado ha estado en los últimos días y ha arremetido contra todo lo que se le
pone enfrente, a grado tal, que hasta un exhorto de la Comisión Nacional de Derechos
Humanos, el “elefante blanco” que encabeza Rosario Piedra, se ganó, al comparar a los
sicarios que atentaron contra la vida del secretario de Seguridad Pública, Omar García
Harfuch, con lo que llamó los “sicarios del periodismo”. Una disculpa pública debería
ofrecer el esposo de la funcionaria.
La popularidad mala que a pulso se ha ganado Ackerman, lo llevó a reunir miles y miles de
firmas para que deje de formar parte del Comité que elegirá a los nuevos consejeros del
Instituto Nacional Electoral y la animadversión es el campo por donde se pasea el doctor
Houses y eso, va para largo.
Más de malas estará porque Rojas Díaz Durán ha difundido que John M. Ackerman “es en
realidad el ‘doctor’ Fake Ackerman”, porque no ha aclarado su “título ‘patito’”, ya que su
presunto doctorado, de plano no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas, o sea,
no lo ha registrado y ello le impediría ocupar una plaza de mayor nivel de investigador en
la UNAM.
Eso le pasa al amantísimo marido de la señora Sandoval Ballestero por andar agitando las
aguas. A lo mejor pensó que lo de su presunto “título patito” no se sabría nunca porque
sería el secreto mejor guardado.
De acuerdo a la versión difundida por Alejandro Rojas, con la “mentira falsa”, como dice el
presidente Andrés Manuel López Obrador y sus esbirros como “lord molécula”, Ackerman
estaría incurriendo en un delito penal que en nuestro país, amerita ser castigado hasta
con cárcel, de acuerdo al artículo número 250 del Código Penal, que en su Fracción II
establece que se sancionará, “Al que sin tener título profesional o autorización para
ejercer alguna profesión reglamentada, expedidas por autoridades u organismos

legalmente capacitados para ello, conforme a las disposiciones reglamentarias del artículo
5 constitucional.
a).- Se atribuya el carácter del profesionista
b).- Realice actos propios de una actividad profesional, con excepción de lo previsto en el
3er. párrafo del artículo 26 de la Ley Reglamentaria de los artículos 4o. y 5o.
Constitucionales.
c).- Ofrezca públicamente sus servicios como profesionista.
d).- Use un título o autorización para ejercer alguna actividad profesional sin tener
derecho a ello.
e).- Con objeto de lucrar, se una a profesionistas legalmente autorizados con fines de
ejercicio profesional o administre alguna asociación profesional.
III.- Al extranjero que ejerza una profesión reglamentada sin tener autorización de
autoridad competente o después de vencido el plazo que aquella le hubiere concedido”.
Conveniente y oportuna resulta la anterior cita porque lo que se impone, -como lo señala
Díaz Durán-, es que la UNAM debería de investigar a fondo y en serio ya que al “doctor”
Ackerman, entonces, se le contrató sin el correspondiente título.
Por lo menos hasta el momento de escribir estas líneas, el “doctor Houses” no ha dicho,
esta boca es mía.
MUNICIONES
*** En días pasados el presidente López Obrador le tuvo que enmendar la plana al titular
de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo Manzur, quien recientemente había propuesto que
se nacionalicen las minas de litio del país, lo cual fue una exigencia inexacta desde el
punto de vista legal. En una de sus conferencias mañaneras, el mandatario recordó que no
es necesaria una nacionalización de este sector, porque de acuerdo a la Constitución, en el
artículo 27, se establece el dominio de la nación sobre todos los recursos naturales que se
encuentran en el suelo y subsuelo. Recordó el mandatario que por ello existe un
mecanismo de entrega, de contratos y concesiones, en el caso de la explotación minera y
señaló que se pedirá más información a la secretaria de Economía, Graciela Márquez,
respecto al tema, porque es la que atiende la explotación minera y también al secretario
de Medio Ambiente y Recursos Naturales, sobre el tema. Invitado al webinar “Pos Covid,
Pos Neoliberalismo, la Pandemia, y el Futuro de América Latina”, organizado por la UNAM,
Toledo Manzur propuso la nacionalización de las reservas de litio del país. Este mineral es
considerado como el “nuevo petróleo”, porque sirve para construir las pilas para vehículos

eléctricos, entre otras cosas. La propuesta de Toledo desató de inmediato el malestar de
industriales mineros, especialmente porque en Sonora se ubica lo que puede ser el
principal yacimiento de litio del mundo, de acuerdo a los cálculos de investigadores de la
firma Minning Technology. En el municipio sonorense de Bacadéhuachi, desde hace
tiempo ya trabajan asociados, la canadiense Bacanora Minerals, con 77.5 por ciento de la
inversión, acompañada de la china Ganfeng, con 22.5 por ciento del capital y esperan
producir 35 mil toneladas de litio anuales. Lo peor del asunto es que Toledo no sólo pidió
la nacionalización del litio, en el momento que se requieren inversiones, sino que además
de atacar en ese evento a la minería en general, porque los presidentes Vicente Fox,
Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, concesionaron a los mineros la mitad del territorio
nacional, pidió que se frene la agricultura en productos, como la soya, porque, desde su
punto de vista devastan el medio ambiente.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto