Connect with us

Hi, what are you looking for?

En esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, retomará sus giras en el
territorio nacional, lo curioso, por decirlo de alguna manera, es que visitará dos de las
entidades con cuyos gobernadores se ha confrontado abiertamente el tabasqueño, en ese
afán que lo caracteriza por dividir, por eso la pregunta es: ¿cómo será recibido quien con
su sola presencia apoya y sana?
Así, el miércoles estará en Jalisco; el jueves en Guanajuato y el viernes en Colima. Informó
el presidente además, en su gustadísima conferencia de prensa mañanera de manera
textual, que va a apoyar a la gente con su presencia. ¡Vaya!, o sea que ¿ya pasamos de las
protecciones, los escapularios y las estampitas a los tiempos del mesías tropical?, porque
está muy difícil que así nada más, con hacer acto de presencia, el presidente resuelva lo
que no ha podido controlar y hace mucho tiempo se le salió de las manos: la pandemia del
Covid-19. ¿Se estará refiriendo el tabasqueño a la multiplicación de los panes y los peces?,
valdría la pena que lo aclarara.
Lo que también por ningún motivo se puede soslayar, es que López Obrador ha dejado
sentir todo su rencor en contra de los mandatarios estatales -diferentes a los de su
partido, por cierto-, Enrique Alfaro y Diego Sinhué Rodríguez, amén que tampoco es muy
de su agrado el gobernador priísta de Colima, José Ignacio Peralta.
Ya en este espacio se consignó en anterior entrega que era pésima estrategia por parte de
la llamada cuarta transformación que el titular del Ejecutivo les diera la espalda a los
gobernadores que no provienen de Morena. Hace años se distanció con Alfaro, quien lo
había apoyado en sus campañas presidenciales y hasta traidor lo llamó.
Como algo que no puede ser producto de una casualidad, desde los inicios de la actual
administración, Guanajuato dejó de ser un estado en el que se vivía con tranquilidad para
convertirse en objeto de una ola de violencia de dimensiones insospechadas, ante la cual,
López Obrador ni se inmuta, ni apoya.
En otro frente de esta misma situación, hoy será un día especialmente importante, ya que
mandatarios estatales panistas, que han conformado la GOAN, se reunirán ni más ni
menos que con el secretario de Salud, Jorge Alcocer, que como ha enmudecido, tendrá
que estar presente el subsecretario de Prevención de la Salud, Hugo López Gatell, en un
momento muy embarazoso para el funcionario estrella de la pandemia, porque cada vez
son más y más las voces que vienen pidiendo la renuncia de López Gatell, quien sigue
teniendo un pésimo manejo de esta pandemia y por eso, está a punto de “tirar la toalla”,
pues a lo mejor al funcionario consentido de AMLO, también le dan ganas de irse ante
tanto ataque.

La reunión entre gobernadores panistas y estos dos funcionarios de la secretaría de Salud,
se espera de pronóstico reservado, pues no hay que olvidar que el fin de semana, López
Gatell no tuvo empacho alguno en culpar precisamente a los mandatarios estatales de su
incompetencia.
Y por si lo anterior fuera insuficiente, los Ejecutivos estatales han venido denunciando una
serie de situaciones, cuyo común denominador es la falta de apoyos por parte de la
Federación, lo que ha derivado en que los gobernadores que no militan en Morena, se
vean obligados a ver de dónde sacan dinero para atender las necesidades y carencias que
ha generado esta pandemia. O sea, en lenguaje llano, son los estados los que han tenido
que asumir el costo de la contingencia sanitaria porque ni siquiera están recibiendo los
recursos que estaban contemplados en el Presupuesto.
En todo este relajo, el papel de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha
sido bastante cuestionable, con todo y sus gotitas de nanocítricos que la han hecho, –
según ella-, inmune a la pandemia. No es una interlocutora de calidad ante los
gobernadores, que le pidieron que el semáforo epidemiológico, se anuncie cada dos
semanas. Según dijo ella misma, el jueves se reunirá de manera virtual con los
mandatarios estatales, quienes no esperan mucho de la responsable de la política interna
del país.
MUNICIONES
*** Quien ayer se reunió con el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado
de la República, Ricardo Monreal, fue el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat
Hinojosa, para abordar sobre la importancia de reforzar y crear reformas penales que
garanticen cero impunidad tanto en Oaxaca como en México. Del mandatario estatal vale
la pena destacar que ha sabido “agarrar el toro por los cuernos”, en cuanto a la pandemia
en su estado y trabaja intensamente para controlarla. Es la región del Istmo de
Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan, la que se ha convertido en todo un reto para el
gobernador, pues desafortunadamente en esta zona sus habitantes han relajado las
medidas por ello, el gobernador Murat ha hecho insistentes llamados a no bajar la guardia
en esta contingencia sanitaria. Ha hecho énfasis en un brote que tiene el riesgo de
convertirse en algo mayor, por ello, insistió en guardar las medidas de disciplina y
mitigación del virus y anunció que en breve, se reunirá con presidentes municipales de la
región. “No estoy aquí para echar rollos sino para dar resultados”, señaló Murat Hinojosa.
*** Seguramente la siempre flamante secretaria de Energía, Rocío Nahle, recibió un
segundo balde de agua heladísima al enterarse que el ministro de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, otorgó dos nuevas suspensiones contra la política
de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del Sistema Eléctrico Nacional que
impulsó la secretaria Nahle y que entre otros objetivos, tiene el de beneficiar a su muy
querido compadre… Esta medida quedará vigente hasta que la SCJN resuelva el fondo del
asunto. ¡Qué tal!

*** El Grupo Parlamentario del PAN en el Senado de la República, hizo un llamado
urgente a convocar a ambas cámaras del Congreso de la Unión con el objetivo de aprobar
el Ingreso Básico Universal (IBU) que tiene como objetivo apoyar a empleados e
informales que han perdido sus ingresos durante esta crisis y celebró el creciente
consenso en esta idea presentada el pasado mes de marzo por la bancada panista en la
Cámara Alta. “El día de hoy los senadores del PAN estamos haciendo un llamado para que
el Senado de la República y la Comisión Permanente convoque de manera urgente a un
periodo extraordinario para aprobar el Ingreso Básico Universal, como medida de apoyo
para todos los mexicanos trabajadores en este tiempo de contingencia, de crisis
económica, derivada del Covid-19”, sostuvo en conferencia de prensa virtual el senador
Damián Zepeda Vidales.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto