Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Adriana Moreno Cordero – LA RETAGUARDIA: Claudia Rincón, Reina de las licitaciones, ¿volverá a entrar en acción en la 4T?; Zepeda, incómodo para Morena; FedEx, nada confiable

A casi dos semanas de haber iniciado la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, hay “fantasmas” que salen del clóset y buscan incrustarse en la Cuarta Transformación que ha venido manejando como común denominador de su discurso el combate a la corrupción. Tal es el caso de a quien se le conoce como “la Reina de las licitaciones”, Claudia Rincón Pérez, que por lo menos en las dos administraciones pasadas a ésta, valiéndose de procedimientos irregulares, siete empresas pertenecientes a una misma persona, es decir, a ella, obtuvieron jugosos contratos para proveer bienes. Ahora la pregunta es si volverá a entrar en acción en esta etapa y todo indica que sí.

Dichas empresas fueron muy conocidas y se trata de: Grupo Uno Alta Tecnología en Proyectos e Instalaciones; Soluciones Tecnológicas Especializadas; Soluciones Administradas de Infraestructuras Tecnológicas; Redes y Soporte en Microcomputación; Ofi Store; Oficial Store e Ingeniería de Cómputo y, Aplicaciones.

Las empresas que forman parte del monopolio de Rincón Pérez, han participado en las mismas licitaciones ostentando, sin empacho alguno, los mismos domicilios fiscales

La historia de las empresas propiedad de la “Reina de las licitaciones”, no es menor. Haciendo un poco de historia, desde el año 2003 se han dedicado a simular que compiten en concursos públicos y de esta manera, consiguieron contratos millonarios por ejemplo, del ISSSTE; el IMSS y la Secretaría de Salud.

Del 2003 al 2012, las citadas empresas de Rincón, ganaron 97 adjudicaciones, que le reportaron ganancias de algo así como mil 360 millones de pesos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Desde luego, esta manera de ganar licitaciones, tiene su propia estrategia. Al tener diversas razones sociales, por lo menos dos de estas empresas participan en un mismo concurso que ya está a modo mediante previo acuerdo con las autoridades y así, evitar que sus rivales puedan cumplir con los requisitos, resultando ganadora la señora Rincón Pérez.

En esta historia, llena de corruptelas y complicidades, otras empresas concursantes se quejaron en su momento de una cadena de irregularidades implementada en parte, por la propia Claudia Rincón. Una firma diferente, Grupo Promotor de Tecnología y Servicios, presentó una inconformidad, indicando que “no existen en el mercado mexicano cinco empresas que cumlan con todos los requisitos, sobre todo, considerando que solicitan carta donde un fabricante de componente de comunicación decide la participación de una licitación para mantenimiento preventivo y correctivo a equipos de cómputo”.

Desafortunadamente, nadie hizo caso a estas denuncias que por lo demás, se encuentran debidamente sustentadas.

En base a todo lo anterior, Rincón Pérez se defiende bajo el argumento de que hace años, en los inicios de lo que resultó ser un emporio, empezó con “una empresa chiquitita y poquito a poquito crecimos y fuimos trabajando”. Ahora sí que nada más le faltó agregar que todo lo que ha obtenido, es producto nada más de su esfuerzo, por lo que las historias que hay en su entorno, ella asegura que son “chismes”, pero la verdad es que todo es tan obvio.

Lo que es cierto es que la aludida, que dice que sabe jugar como empresaria en un medio de hombres, se inició en la venta mantenimiento y servicios de equipos de cómputo como agente de ventas de una empresa llamada Synnes, una firma que financia a otras que proporcionan servicios relacionados con bienes informáticos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La manera tan rápida en la que creció, despertó, por lo menos, suspicacias porque ahora posee todo un monopolio que maneja a placer y pasando por alto lo que marca la ley y en complicidad con las autoridades, lo que incluso, llegó a rebasar la emisión de convocatorias a modo. En el tema de la “Reina de las licitaciones”, hay más “tela de donde cortar.

MUNICIONES

*** Al colmo ha llegado la “aplanadora” Morena en el Senado de la República. Como el senador del PRD, Juan Zepeda, les resultaba muy incómodo para poder designar a lo que ya se conoce como el “Ministro Carnal” de AMLO, así nada más y sin avisarle, lo corrieron de la Comisión de Justicia de la Cámara Alta, razón por la cual, el resto de las bancadas que constituyen la oposición, de plano, abandonaron la sesión en rechazo a lo que sin duda es todo un atropello, o qué, ¿Morena saldrá con que es signo del combate a la corrupción, o a la política de austeridad? Zepeda, por su parte, rodeado por los compañeros legisladores que le dieron su total apoyo, explicó que la 4T no tiene ninguna consideración al ejercer su mayoría. Agregó que la bancada morenista en el Senado, tiene desde hace rato la instrucción de sacar adelante a lo que llamó el “Ministro Carnal”. Esta acción a los ojos del perredista, tiene auténticos visos de autoritarismo que rayan en lo dictatorial. Mediante un concepto que los morenistas llamaron “mayoría ponderada”, la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta, sustituyó a Zepeda para dar de alta a una senadora de Morena que les garantiza el voto a favor del ministro favorito de AMLO. “Vamos a ver hasta dónde (los senadores de Morena) quieren estirar la liga”, dijo el perredista porque la “aplanadora”, no tiene mayoría calificada. ¡Qué tal!

*** Todo tendría que conseguirse por la razón y no por la fuerza, esta frase formó parte del discurso del ministro-presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales y dado el rostro serio y distante que guardó en todo momento el presidente López Obrador en el informe del ministro Aguilar, solo él puede citar el legado de Benito Juárez y nadie más. De cualquier manera, el ministro-presidente de la SCJN, se dirigió al Jefe del Ejecutivo para recordarle que quienes representan a las instituciones del Estado, deben conducirse con normalidad democrática.

*** A propósito de los servicios de paqueterías que, hace unos días se quejaron de las trabas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), bien haría FedEx, que se anuncia como una compañía aérea y de logística de origen estadounidense, fundada en 1971 por Frederick W. Smith en Little Rock que ofrece envíos nacionales e internacionales “confiables que llegan a tiempo a su destino y con precios competitivos”, en revisar su operación en la Ciudad de México, que no está del todo bien. Y para muestra un botón. Podrían, para darse una idea de lo que pasa, hacer un rastreo al número de guía 783964391060, enviada de Atlixco, Puebla, a la Ciudad de México para entrega el 29 de noviembre “después de las cuatro de la tarde”, pero se dejó en una dirección diferente –aunque cercana– a la señora Andrea Prieto. El paquete se entregó hasta el 7 de diciembre en el Centro FedEx en canal de Miramontes, por Villa Coapa. ¿Así o más ineficientes?

Advertisement. Scroll to continue reading.

morcora@gmail.com

 

Advertisement

© 2020 Endirecto