Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA: A seis meses, se incrementó violencia e inseguridad y vamos de la corrupción al

Muy difundido no solo en las redes, que ayer se cumplieron seis meses, esto es, venció el
plazo que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador se impuso para que en
México, disminuyera la violencia y la inseguridad mediante la estrategia de apoyar los
programas sociales, implementando la Guardia Nacional y acabar con la corrupción,
“barriendo las escaleras de arriba hacia abajo” y nada ha pasado; más bien vamos de la
corrupción al amiguismo.
Seis meses han transcurrido y bien puede concluirse que todo sigue igual; al contrario, los
niveles de violencia e inseguridad se han incrementado peligrosamente, -de nada ha
servido la máxima del “fúchila guácala”-, la mayoría de los programas sociales No se han
fortalecido, más bien, han probado su ineficiencia y como ejemplo, ahí está el de “Jóvenes
Construyendo el Futuro” porque ni les pagan, ni los capacitan y muchos de ellos, los
recursos que logran obtener se los gastan en cervezas y cigarros, amén de que solo se
incorpora a los seguidores incondicionales del presidente.
En suma, el hecho de que el tabasqueño reparta el dinero a diestra y siniestra para
apoyar, -según él-, al “pueblo sabio y bueno”, únicamente le servirá para mantener ese
mercado cautivo de votos, sobre todo, de cara a las elecciones del 2021, coyuntura en la
que se podrá comprobar cómo está el apoyo hacia López Obrador, ya que por los corrillos
políticos, rueda la versión de que Morena, podría perder mayoría significativa en aquellos
estados e incluso en la Ciudad de México, donde los diputados se renovarán. De ese
tamaño.
Mientras que en eso de acabar con la corrupción, hay muchísimas dudas ya que lo único
que ha hecho el tabasqueño, es taparse los ojos y en este sentido, el caso más ilustrativo
es el del flamante director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, –
mejor conocido ahora como el funcionario “Chu-chú”-, que como ya carece de
argumentos para defenderse y ojo, el manto presidencial no le ha sido suficiente para
cubrirse al tiempo que la verdad de sus acciones irregulares se le planta en la cara, no se
ve para cuándo y cómo podrá salir el exgobernador poblano de este embrollo. Es más,
ahora el exmandatario poblano mete a su gente en posiciones estratégicas como es el
caso del Consejo Regulador de Energia.
No sobra agregar que en este expediente, la siempre flamante secretaria de la Función
Pública, Irma Eréndira Sandoval, a la funcionaria que se supone le correspondería
investigarlo, se ha dedicado, junto con su esposo, John Ackerman, (frustrado aspirante a
la rectoría de la UNAM), a cubrir a Bartlett.

El pasado 22 de abril, el presidente López Obrador estaba de gira ni más ni menos que por
Veracruz, por cierto, defendiendo a su gobernador consentido, Cuitláhuac García, que
nada más no da una, por la entonces reciente masacre de Minatitlán.
En ese momento, dijo que gracias a su gestión, se estaba estabilizando y frenando la
tendencia al alza de la violencia, “yo considero que nos va a llevar algún tiempo, pero va a
empezar a bajar”. Sin embargo, el tiempo pasó y nada ha ocurrido en la materia. Agregó
que “en el caso de la corrupción, igual, ya llegó a su máximo durante el periodo neoliberal
y ahora va para abajo, a tener cero corrupción”.
Aquí igualmente, los meses han pasado y eso de que México ya está en el camino de tener
cero corrupción, es muy, pero muy cuestionable. Lo único que ha sucedido es que se
exhibe el amiguismo que caracteriza a la llamada cuarta transformación, al tiempo en que
en el partido del presidente, Morena, se traen un “desgarriate” de pronóstico reservado
entre quienes aspiran a liderear a ese instituto político.
MUNICIONES
***A 51 años de la matanza de Tlatelolco el 2 de Octubre de 1968, en Palacio Nacional,
ayer por la tarde en Palacio Nacional, el equipo del presidente, muy afanoso, se dio a la
tarea de buscar y reciclar unas puertas blindadas con el objetivo de resguardar y proteger
las tres puertas de Palacio Nacional porque grupos de anarquistas embozados, -eso sí,
conservadores-, ya las intentaron quemar. Dichas puertas blindadas fueron utilizadas en la
administración anterior, en la de Enrique Peña Nieto, así que estamos hablando de que
son neoliberales y entonces, ¿no que esta llamada cuarta transformación no iba a utilizar
nada del pasado?, ¿no que con el “fúchila guácala” era suficiente? Por lo pronto, se calcula
la asistencia de entre 30 a 50 mil manifestantes, de acuerdo al Subsecretario de Gobierno
de la CDMX, Arturo Medina, que por cierto, está muy optimista. ¿El llamado cinturón de
paz va a inhibir la violencia en este tipo de manifestaciones? El equipo de la señora
Sheinbaum supone que son los “súper héroes” que van a poder revertir la situación
*** Por lo pronto, los integrantes del Comité del 68 convocan a que sea la de hoy una
manifestación pacífica en la que bajo ningún motivo se agreda a terceros. Félix Hernández
Gamundi, integrante de dicho Comité, señaló que no es admisible que un grupo de
encapuchados pueda cancelar el derecho a la manifestación pública de las ideas. Por su
parte, Romeo Cartagena, también integrante del Comité, dijo que el único cordón de paz
que puede haber, son los propios participantes en esta manifestación, ya que es el Estado
el que debe garantizar la posibilidad de que sea una movilización pacífica con pleno
derecho libre a la manifestación. No cabe duda que la jefa del Gobierno capitalino quiere
“adornarse” con eso del tan llevado y traído cordón de paz para que luego sus seguidores
digan que ella y su equipo salvaron a la CDMX de la violencia. Aquí la pregunta sería: ¿y
por qué la flamante funcionaria no hizo nada antes y abandonó a los comerciantes a su
suerte?
*** Resulta que el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de
Diputados, Mario Martín Delgado, presentó una iniciativa en la que se propone que el
Estado mexicano se dé a la tarea de conformar una empresa para la compra-venta

de marihuana, así como de sus productos derivados. El diputado Delgado ya hasta tiene el
nombre de esta empresa que sería "Cannsalud", que sería propiedad del Gobierno Federal
e igualmente se avocaría a organizar actividades de consulta y estadística en la materia.
Aparte está la posibilidad de que los mexicanos puedan cultivar su propia marihuana
para consumo personal sin necesidad de un permiso o licencia.
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement