Connect with us

Hi, what are you looking for?

¿No que el 90 por ciento de las llamadas al 911 son falsas? Apenas el pasado 15 de mayo,
el mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador, muy ufano dijo que ese
porcentaje de llamadas a la línea de emergencia para denunciar violencia contra las
mujeres no eran reales y aún más allá, rechazó que por el confinamiento derivado de la
pandemia de Covid-19, en México la violencia contra las mujeres se hubiera
incrementado.
Los números le rebatieron el punto y lo callaron, al igual que como ocurre con el número
de contagios y defunciones por el coronavirus. Diarios internacionales como “El País”, han
reportado que desde la pandemia de Covid-19, la crisis por violencia de género se ha
recrudecido, lo que puede corroborarse con datos duros, ya que desde el inicio de la
contingencia sanitaria, las llamadas al teléfono de emergencia se dispararon en un 80 por
ciento, esto de acuerdo a la Red Nacional de Refugios.
Y mientras organizaciones feministas ha venido protestando por los recortes a Inmujeres,
sin duda no deja de llamar poderosamente la atención que unos meses después, el
tabasqueño salga, en su gustadísima conferencia “stand-up” mañanero con que: “nunca
se había entregado tanto apoyo a mujeres como ahora”. ¿Cuándo?
Cuánta razón tiene el mandatario cuando asegura no ser feminista. Lo que tampoco deja
de asombrar es que frente al presidente y a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez
Cordero, la directora del Instituto Nacional de Mujeres, (INMUJERES), Nadine Gasman
reiterara que ante el gravísimo recorte que sufrió dicho Instituto del 75 por ciento, o sea,
algo así como 151 millones de pesos, subrayara que: “con tranquilidad digo, vamos a
hacer lo que veníamos haciendo (en el Inmujeres)”.
Gasman ha defendido contra todo a su jefe, el presidente, negando en cualquier foro, que
represente un grave revés al Instituto que encabeza la reducción de recursos. Es más, ha
venido llamando a entender la razón de dicho recorte presupuestal en medio de la
pandemia, en un país donde son asesinadas cada día alrededor de 11 mujeres.
Bueno, en la mañanera de ayer, hasta la propia titular de la Segob, admitió que en el
primer semestre de este perdido 2020, la violencia contra las mujeres aumentó en un 45.8
por ciento y acto seguido, Sánchez Cordero mostró una tabla en la que puede apreciarse
qie de enero a junio de 2020 se atendieron 131 mil 224 llamadas de emergencia al 911
relacionadas con violencia de género, respecto a las 89 mil 998 del 2019.

Hay que volver a hacer preguntas: ¿no que el 90 por ciento de las llamadas a esta línea de
auxilio son falsas?, ¿no que López Obrador no es machista y no solo porque rechaza usar
cubre-bocas?
Y hablando de irresponsabilidades, lo que es otra y grande de parte del Ejecutivo, es que
haya anunciado que el próximo 15 de septiembre, se celebrará el Grito de Independencia
y al día siguiente, el 16, se llevará a cabo el Desfile Militar. ¿Y la sana distancia?, porque
resulta igualmente irresponsable que López Obrador informará que aún no sabe si habrá
gente en la explanada del Zócalo capitalino y sus alrededores.
No cabe duda que cuánto extraña el tabasqueño a las multitudes de sus seguidores que lo
seguían a todos lados y le mostraban su adhesión. Así que esta pandemia no le vino tan
“como anillo al dedo” al presidente.
MUNICIONES
*** Al momento de escribir estas líneas, larguísima jornada se esperaba en la Cámara de
Diputados por el período extraordinario y los temas a discutirse. Los jaloneos estaban a la
orden del día, así como la obstinación del presidente de la Junta de Coordinación Política
de la Cámara Baja, Mario Martín Delgado, por sacar adelante las ordenes (¡perdón!), las
iniciativas enviadas por su jefe López Obrador, pues los regaños en público no son nada
agradables. Trascendió que en uno de los asuntos que más confrontaciones han originado,
la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, de última hora bajó de la agenda
la discusión del dictamen para desaparecer fideicomisos y beneficiar con esa medida al
Ejecutivo porque para él serían destinados estos dineros. La decisión se tomó porque la
mayoría de Morena quiere “todo para el vencedor” y no quita “el dedo del renglón” para
que se eliminen los 44 Fideicomisos existentes y no solamente cinco, como estaba
planteado. Muy poca conciencia de la fracción parlamentaria que coordina del diputado
Delgado, ¿acaso no se habrán enterado de los estragos que causó la tormenta “Hanna” a
su paso por Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León?
*** Mientras, en el Senado de la República, donde los golpes y los jaloneos estuvieron
muy peligrosos, sobre todo, porque hay que respetar la sana distancia, después del
encontronazo entre la diputada panista Martha Cecilia Márquez y la morenista Antares
Vázquez Alatorre, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, Mónica
Fernández Balboa, inició la postergada sesión, que igualmente se esperaba muy larga.
Quizás para poner algo de sal y pimienta previo a la sesión, la legisladora panista de plano
tomó la tribuna senatorial para que ya no se postergue la aprobación del ingreso básico
universal y de ahí, se fueron a las manos, protagonizando una muy penosa escena. Bueno,
hasta el presdiente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal
Avila, se metió a poner orden entre las legisladoras e incluso, habló con el coordinador de
la fracción panista, Mauricio Kuri, para meter calma entre las senadoras. Monreal ofreció
su total respaldo a la senadora Fernández Balboa porque “es la Presidenta de todas y

todos (los senadores); no merece que se le agreda. Ella simplemente es conductora de los
debates, pero es nuestra representación de todos los grupos parlamentarios”. Agregó el
también coordinador de Morena en la Cámara Alta que “cualquier agresión que ella sufra,
es una agresión para todos; y me da mucha tristeza que sea una mujer la que la agreda,
una mujer a otra mujer, y más tristeza que es la segunda vez que la agreden”.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto