Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA:  Urzúa, se volvió neoliberal; Herrera, ¿ya hace maletas?; si AMLO sigue parado, se va a cansar

El tema de la semana que cayó como bomba no solo en el escenario político nacional, sino
también en el internacional, fue, sin duda alguna, la renuncia de Carlos Manuel Urzúa a la
titularidad de la secretaría de Hacienda y Crédito Público, por desacuerdos e imposiciones.
De ahí, una serie de memes se generaron por las “benditas redes” y diversas versiones
corrieron por los pasillos políticos.
Incluso, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que el extitular de la
SHCP, le había propuesto irse en fin de semana para no afectar a los mercados, luego de
su último “agarrón”, sin embargo, el tabasqueño, rehén de su odio visceral, optó porque
Urzúa desapareciera inmediatamente del gabinete de la llamada cuarta transformación,
porque se había vuelto neoliberal.
Se dice que quien ocupa hoy la titularidad de la secretaría de Hacienda, Arturo Herrera,
tenía también claras intenciones de irse con Urzúa, pero pudo más la implacable orden del
presidente: “tú, te quedas”; de ahí su cara, la tensión y sus sudores, éstos últimos,
recordaron a otro exsecretario de Hacienda, Guillermo Ortiz, que cada vez que tenía que
presentarse a comparecer a la Cámara de Diputados, buena parte de ese ejercicio se le iba
en limpiarse el sudor que le ocasionaban las preguntas de los legisladores, especialmente
de la oposición.
El caso es que a Herrera, no le quedó más remedio que, como se dice, “apechugar” pero,
según se sabe, su permanencia como responsable de las finanzas públicas podría no ser
tan prolongada y ya desde ahorita, él y su equipo estén preparando las maletas, ni más ni
menos que para diciembre y de esta manera, dejarse de temores y sudores, esto es, poner
distancia de la llamada cuarta transformación. ¿Será?
Y la razón es por las ominosas señales que se avizoran en la economía nacional. Ya lo dijo
el dirigente del PAN, Marko Cortés, el presidente López Obrador debería reconocer que
México está al borde de la recesión, por lo que es imperante enviar señales de confianza a
los inversionistas.
Si algo ha sembrado en estos apenas siete meses de administración López Obrador con
sus ocurrencias y sus frases como aquella de “yo tengo otros datos”, es incertidumbre, por
ello, el dirigente albiazul demandó: "Mientras continúen las decisiones económicas sin
sustento técnico y los caprichos presidenciales de hacer las cosas a costa de lo que sea, las
señales para la economía serán malas y la incertidumbre irá aumentando en perjuicio de
todos los mexicanos”.

Otro síntoma preocupante que el Ejecutivo no debería soslayar, es que en el mes de junio
la confianza empresarial cayó a su nivel más bajo en este año, amén de que el Banco de
México, pronosticó para el segundo trimestre de este 2019, una desaceleración mayor a la
anticipada y con claros signos de debilidad.
Por si no tuviera el presidente pruebas suficientes de lo que se le puede venir al país, uno
de los diarios más reconocidos a nivel mundial, “The Financial Times” le recomendó al
tabasqueño que lo mejor que puede hacer en estos tiempos de crisis, es aceptar la
realidad económica y no seguir “confiando en sus propios datos”. En suma, dejarse de
aquellas frases de que en términos económicos “vamos requetebién” o de que “el peso
está fortachón”.
No obstante, siempre pueden más las ocurrencias presidenciales y como cuando hace
meses exigió –por sugerencia de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller-, que el gobierno de
España debería exigir disculpas por los abusos cometidos en los tiempos de la Conquista-,
ahora salió con que el referido periódico, debe ofrecer disculpas a los mexicanos “por
haber aplaudido la corrupción en gobiernos mexicanos anteriores”. No, bueno, el desatino
presidencial es mayúsculo y todavía tuvo la osadía el tabasqueño de anunciar que está a la
espera de dichas disculpas; pues ya se podrá sentar, porque si está parado, se va a cansar.
MUNICIONES
*** La llamada cuarta transformación se ha caracterizado por enarbolar la austeridad
republicana, lo que sin duda contrasta con que continúa la práctica del turismo legislativo
y al nepotismo. ¿Y por qué no?, se preguntarán muchos morenistas que también tienen su
“corazoncito”. En todo caso, habría que preguntarle al senador por Michoacán, Cristóbal
Arias, quien, -según se sabe-, anda de viaje por Inglaterra y seguramente, para nada
piensa en frivolidades; ni él, ni su esposa, la exdiputada local María Ortega Ramírez, quien
consiguió chamba en Pronósticos Deportivos como directora de las marcas “Tris” y
“Chispazo”, gracias a la cercanía del senador Arias con el director de la Lotenal. Eso sí,
tampoco hay nepotismo al tener trabajando en el Senado de la República al hijo de su
esposa. Y así las cosas.
*** ¿Y qué podían hacer los fieles legisladores de Morena, seguidores incondicionales de
López Obrador como el senador Martí Batres?, pues nada, más que defenderlo. Así, el
presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, afirmó que “hay una serie de
indicadores que muestran una estabilidad económica bastante apreciable en México. No
cabe duda que el senador Batres ya se contagió del síndrome “yo tengo otros datos”. Para
rematar, el morenista agregó: “hora el peso está fuerte, (hay que decir “fortachón), la
inflación está controlada, incluso es ligeramente más baja que la del año pasado. Ha
habido crecimiento de la inversión extranjera; ha crecido la inversión bruta fija; también
ha aumentado el Índice de Confianza del Consumidor; tenemos un crecimiento de las
ventas minoristas”. ¡Qué tal!

*** Sin duda, Carlos Manuel Urzúa tomó la mejor decisión al dejar la Secretaría de
Hacienda para dedicarse a la academia. Muy bien recibido fue en el Tec de Monterrey,
donde es muy conocido como profesor y hasta se dio tiempo para tomarse una fotografía
ni más ni menos que con quien fuera secretario de Gobernación en los tiempos del
calderonismo, Alejandro Poiré. “Bienvenido a casa, querido profesor”, le puso por twitt
Poiré.
*** Se dice en los corrillos de Morena, partido por demás dividido, que si la flamante
dirigente Yeidckol Polevnsky quiere reelegirse, lo más probable es que no lo consiga, pues
sus declaraciones en torno a la flagrante violación a la voluntad ciudadana que se dio en
Baja California, donde el gobernador electo, Jaime Bonilla, quiere ser gobernador por
cinco años y no dos, como lo marca la ley, de plano, no le ayudarán en nada. La
empresaria dice que la ampliación del período en la gubernatura fue por “voluntad
ciudadana”. Qué, ¿consulta gansito a mano alzada?
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto