Connect with us

Hi, what are you looking for?



Sin categoría

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA:  Sin estrategia, con el mayor número de muertes, con recorte de recursos a la ciencia, López Obrador quiere vacuna “Patria”

El presidente Andrés Manuel López Obrador ya consiguió (a ver si es cierto, ojalá y sí), más
vacunas contra el Covid-19 y ya no halla la forma de seguir haciendo campaña a favor de
los cuestionables candidatos de su partido Morena, pero las más de las veces, pierde la
dimensión. Desde Oaxaca, -a donde estuvo de gira para -, dijo que aspira a contar con su
propio proyecto de vacuna contra Covid-19, a través de un trabajo conjunto entre
investigadores del Conacyt y de laboratorios públicos y cuyo nombre sería “Patria”.
No cabe duda que eso es propaganda electoral y para poder comprobarlo hay que
remitirnos a varios detalles. Si gracias a los esfuerzos del tabasqueño, México ocupa los
últimos lugares en cuanto a estrategia contra el coronavirus y el mayor número de
personal sanitario fallecido por los errores y omisiones, ¿cómo pensará hacerle?
Tampoco hay que soslayar que ni el mandatario, ni su funcionario “estrella”, el
subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López Gatell, han podido
hacer nada bien; sin una estrategia sólida, además, en esta llamada cuarta transformación
se hace gala de realizar todo de manera improvisada pero eso sí, pensando en las
elecciones del ya próximo 6 de junio.
Y por si lo anterior fuera poco o resultara insuficiente, si alguien ha recortado de forma
severa recursos a la investigación y a la ciencia, así como la extinción de fideicomisos ha
sido López Obrador, quien ya no sabe de dónde tomar dinero para destinarlo a sus
programas electoreros como “Jóvenes Construyendo el Futuro”, cuyos malos manejos e
ilegalidades, en suma, corrupción, van surgiendo poco a poco, de manera consistente y el
secretario del Bienestar, Javier May, busca acallar adelantando recursos a ese y otros
programas que en el fondo, pretenden captar votos.
De cualquier manera, ayer por la mañana, el presidente, los titulares de la Defensa
Nacional, Luis Crescencio Sandoval y el siempre flamante canciller, Marcelo “misión
cumplida” Ebrard, anunciaron el arribo de las vacunas. Entonces ya no hicieron tanto
escándalo, desfile y honores para recibirlas; con un perfil un poco más bajo, simplemente
las anunciaron.
Sin hablar de corridito, porque no puede, López Obrador dio a conocer que: “ya se tienen
las vacunas que llegaron en la madrugada y van a seguir llegando, el martes, y no van a
dejar de llegar para que no se detenga el Plan Nacional de Vacunación (¿cuál?). También
se va a terminar de vacunar desde la semana próxima a los que están en espera de su
segunda dosis de la Pfizer”.

Es más, el inquilino de Palacio Nacional, dijo que a mediados de abril se espera que haya
vacunados cuando menos con la primera dosis, 15 millones 717 mil 170 de personas
mayores vacunadas en un poco más de 330 municipios del país, “vamos a ir avanzando”,
prometió.
Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, anunció que llegaron 870 mil dosis de
Aztra-Zeneca provenientes fabricadas en la India, “como ustedes saben la India es uno de
los principales productores del mundo de vacunas y son parte de un contrato por 2
millones de dosis.
Y como ayer se celebró el día del Amor y la Amistad, Ebrard Casaubón se deshizo en
halagos para la India, algo que esta llamada curta transformación nunca va a olvidar, y el
sacrificio que hizo de quedarse con menos vacunas para dárselas a México. También hizo
especial hincapié en que para mañana se reanuda el suministro de Pfizer que estuvo
suspendido por tres semanas. Nada más le faltó agregar que ese era logro de él.
Tras de este anuncio hecho por el inquilino Nacional, no hay que confiarse, es decir, no
debe suponerse que porque ya hay vacuna, no deben seguirse guardando las medidas
preventivas como por ejemplo, el uso del cubrebocas. Especialistas a nivel mundial
calculan que después de las vacunas y de que se lograra romper la cadena de contagios,
todavía habrá que usar el cubrebocas alrededor de 18 meses más. Esto es algo que el
presidente nunca va a entender.
MUNICIONES
*** Sumada a ese ambiente de algarabía que hay en esta llamada cuarta transformación
por el arribo de las vacunas, en la capital de la República, “ni tarda ni peresoza”, la jefa del
Gobierno Capitalino, Claudia Sheinbaum, también dio su propio anuncio, que corrió a
cargo de Víctor Hugo Borja Coordinador del Programa nacional de vacunación en la
CDMX quien informó que 79 mil dosis serán destinadas para la CDMX. Anunció que habrá
brigadas móviles para los adultos que tengan problemas de movilidad así como 1, 750
brigadistas que cubrirán un horario de 9 de la mañana a ocho de la noche. Sin embargo,
las suspicacias no se han detenido. Ojalá y el gobierno capitalino tenga capacidad y las
vacunas sean una realidad y no “atole con el dedo”, como el presidente lo ha venido
dando. Por cierto, la señora Sheinbaum anunció que no habrá operativo especial para los
expresidentes que ya ser tienen que vacunar y que son: Carlos Salinas, Luis Echeverría y
Vicente Fox, que hasta ya se inscribieron en la lista. “Que se formen”, dijo la funcionaria
capitalina. ¡Qué tal!, y como su jefe está a la espera de que su especializado equipo de
médicos le diga cuándo es el momento de vacunarse o si también tiene que hacer fila,
pues…
*** Allá en Oaxaca, el presidente López Obrador tuvo distinguidos invitados como Martin
Luther King III y ¿cuánto le habrá tocado al mandatario traerlo a México? En fin, el caso es
que el tabasqueño, en su discurso señaló: “muchas lecciones nos dejó Martin Luther King

pero quizás su enseñanza mayor fue que se puede transformar de manera pacífica con el
arma poderosa de la razón y con el principio de la no violencia”. La mayoría de los
asistentes al evento traían cubrebocas; incluso, el nieto del luchador social, traía doble
cubrebocas y claro, el presidente se sigue negando a portarlo, Pésimo ejemplo, pero ¿qué
se hace ante la necedad?
*** Sobre la inminente candidatura de Félix Salgado Macedonio para la gubernatura de
Guerrero, la alcaldesa de Acapulco, la también morenista Adela Román, se reservó su
derecho a emitir opinión alguna, y menos contraria porque eso, le podría costar muy caro,
más aún, cuando busca reelegirse; no sea que el dirigente nacional morenista, Mario
Martín Delgado, no la vaya a “palomear”. ¡Qué pena!
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement