Connect with us

Hi, what are you looking for?

Retador, sobrado, creyendo que con el apoyo presidencial le es suficiente y la verdad, qué
lejos está de que eso sea verdad, así llegó el funcionario “star” consentido de esta llamada
cuarta transformación, Hugo López Gatell al Palacio Legislativo de San Lázaro para
acompañar a su maestro, -así le dice él-, el silente secretario de Salud, Jorge Alcocer en
calidad de invitado, así como a los directores del IMSS, Zoé Robledo y al del ISSSTE, Luis
Antonio Ramírez y del INSABI, José Antonio Ferrer, éste último, por cierto, demostró a
pulso que carece de la más mínima experiencia en el sector salud porque lo suyo, lo suyo,
es la arqueología.
Los tres comparecientes antes mencionados, han hecho un papel que deja mucho que
desear y por demás cuestionable al frente de esos Institutos, dejándose ir más por la
demandada lealtad ciega que exige el Ejecutivo que por su verdadera encomienda.
Despreocupado, o por lo menos así intentó aparentar, el subsecretario de Promoción y
Prevención de la Salud, caminó por los pasillos de San Lázaro, se tomó “selfies” con los
legisladores preferentemente de la bancada de Morena, sonrió e hizo caso omiso de los
duros señalamientos que le llovían a su maestro; a grado tal, que tuvieron que reconvenir
desde la Mesa Directiva al funcionario a que dejara de estar distrayendo la sesión.
Esta actitud tan displicente, provocó el enojo de la fracción parlamentaria del PAN. El
diputado Jorge Luis Preciado, se lamentó de que López Gatell estuviera aprovechando el
momento para tomarse fotos, cuando es indudable que es el responsable de las casi 90
mil muertes que desafortunadamente se han dado en el país en esta contingencia
sanitaria.
La rechifla y los gritos por parte de los leales y ciegos integrantes de la bancada morenista,
se dejaron sentir en el Salón de plenos, pero eso no calló al diputado Preciado quien
desde el micrófono de la tribuna dijo: “Y si el señor no va a comparecer (López Gatell), que
pase al lado del público” e incluso propuso el panista que le dieran al funcionario “star”
una sala especial para que los diputados de morena lo apapacharan a gusto, o sea, una
especie de “besa manos”.
El coordinador de la bancada morenista en la Cámara de Diputados, Mario Martín
Delgado, pudo ver por la televisión, -porque tiene Covid-, la tunda que le propinaron al
titular de la secretaría de Salud y nada pudo hacer para aminorar los durísimos
cuestionamientos.

Hay que recordar que el diputado Delgado había algo así como amenazado hace unos días
con no llevar a cabo comparecencias si no se firmaba entre las diferentes fracciones
parlamentarias representadas en la Cámara Baja un pacto de civilidad y respeto para
tratar bien a los comparecientes.
Sin embargo, la realidad se impone y es evidente que la magnífica dupla que conforman
Alcocer-López Gatell, son los mayores responsables de que en México no haya rebrote,
simplemente, porque no hemos salido de la crisis inicial, instalados en la meseta.
Todavía el flamante funcionario de la SS, quiso, una vez más como muchas otras, “dar
atole con el dedo”, diciendo en conferencia de prensa que hay que voltear a ver lo que
ocurre en Europa, donde países como España y Francia han implementado de nueva
cuenta el toque de queda.
Con cruces y una enorme manta que decía: “la ineptitud también mata”, así como una
urna de regalo, fue recibido el secretario Alcocer que esta vez, milagrosamente, llevaba
puesto un cubrebocas. La diputada panista María Estela Romo, señaló al titular de Salud:
“Las vidas nos cuestan la improvisación, la omisión, tenga valor de verlos a la cara, vea el
dolor de los mexicanos, explique a ellos dónde carajos, dónde carajos queda su derecho a
la salud".
Efectivamente y como la legisladora lo indicó, desde que allá por el mes de marzo inició
esta pandemia, la constante fue el subregistro y la falta de pruebas, además de las camas
vacías y que personas infectadas sean rechazadas en los diferentes hospitales y son
mandados a morir en sus casas.
Aquello se volvió un intercambio de gritos y acusaciones. El colmo llegó cuando
legisladores petistas y morenistas colocaron una enorme manta en la que, nada más por
sus “pistolas”, decían que el pueblo de México estaba con López Gatell y con el presidente
Andrés Manuel López Obrador. ¿El pueblo bueno y sabio?, ¿ese a los que los de Morena
les subieron las tarifas en el uso de Internet y telefonía celular?, ¿no que no iba a haber
aumentos?, ¿deveras se la creyeron?
En su defensa, el silente secretario, tímido y apocado como suele ser en estos tiempos de
pandemia, dijo que la pandemia de Covid-19 “pudo ser peor”. O sea, ¿de lo perdido, lo
encontrado, o cómo era?
Todavía, el señor secretario tuvo la osadía de decir en la tribuna de San Lázaro que:
“México saldrá de la pandemia con un mejor sistema de salud”, simplemente repitió lo
mismo como cuando compareció hace unas semanas en el Senado de la República.
Aquí valdría la pena repetir la pregunta, ¿terminando esta contingencia sanitaria México
tendrá un sistema de salud igualito al de Dinamarca, como lo prometió el presidente? Con
razón Jorge Alcocer terminó lamentándose de la desastrosa situación que vive nuestro
país en la materia, números que la llamada transformación ha propiciado. ¡Qué tal!

MUNICIONES
*** También en medio de griterío y encontronazos, con una enorme manta en la que se
podía leer la frase: “la justicia no se consulta, se aplica”, en la Cámara de Diputados La
convocatoria se aprobó con 272 votos a favor, 116 en contra y cero abstenciones y en ella
se establece que el ejercicio se llevará a cabo el 1 de agosto del 2021, de las 8 de la
mañana a las 6 de la tarde y que el Instituto Nacional Electoral (INE) determinará la
ubicación de las casillas de la consulta, considerando para ello lugares de fácil acceso y
condiciones de accesibilidad para adultos mayores. Pero el diputado Mario Delgado está
muy tranquilo pues pese a la cuarentena de 15 días que guardará por el Covid-19, él ya
tiene bajo el brazo la propuesta para que por razones de ahorro y de austeridad, esta
nueva consulta “patito”, capricho del presidente, se realice el mismo día que la jornada
electoral del año entrante, el 6 de junio del año entrante. Bueno, si los de Morena se
pintan solos para manejar eso que ellos mismos crearon, el austericidio.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto