Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA:  Por “línea” de Palacio Nacional, Rosa Icela Rodríguez, arropada en Senado; clima de terror en todo México; ¿qué le pasa a Sinhué Rodríguez?

Muy arropada estuvo ayer la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela
Rodríguez, tanto por senadores de Morena, como por el gabinete de Seguridad de esta
errada y llamada cuarta transformación ya que, efectivamente, fue un hecho inédito que
los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval; de Marina, Rafael Ojeda:
el titular de Gobernación, Adán Augusto López, -que ahora anda más placeado que nada,
lo que hace pensar que podría tener aspiraciones también para el 2024-, y el comandante
de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio. Todos se dieron cita en el Senado de la
República para acompañar a la compareciente que estuvo en la máxima tribuna de la
Nación, precisamente el Día Mundial de la Paz y cuando en México se vive un clima de
terror y violencia que en mucho rebasan los números que ofreció la funcionaria.
Desde luego y como suele ser la “línea” de los funcionarios de López Obrador, todo fue
felicidad, es decir, se trató de dibujar un país como si fuera AMLOlandia. Así, la secretaria
de Seguridad dijo que en México se avanza en la construcción de la paz; que no busca
ganar ninguna guerra y que la estrategia a seguir es la que el tabasqueño dicta. ¿Por qué
no le daría pena a la señora Rodríguez repetir aquella ridícula frase dicha por su jefe del
“abrazos, no balazos” Sobre esto último, la flamante funcionaria subrayó que dicha
inenarrable frase “no significa que estemos cruzados de brazos”. Entonces, ¿qué querrá
decir?
Desde que fue nombrada en su nueva encomienda, Rosa Icela Rodríguez ha venido
soslayando la fuerte responsabilidad que eso le impone. Sin embargo, no sintió el menor
rubor en la Cámara Alta, cuando la senadora Lilly Téllez le regaló a la funcionaria el Libro
de “El Padrino”, que es también en su zaga, la película de cabecera de muchos, esto, por
aquello de los acuerdos que podría, a lo mejor, tener con los grandes carteles del
narcotráfico. Si acaso el presidente López Obrador supone que el famoso y fallido
“culiacanazo” quedó olvidado, pues no porque es evidente y permanente su cercanía con
Ovidio Guzmán.
Por otro lado, no fue fortuito que todo el gabinete de Seguridad y Protección Ciudadana
estuviera presente ayer en el Senado de la República y es justo reconocer fue gracias a los
acuerdos con los legisladores y el respaldo que tiene Ricardo Monreal en el gobierno
Federal, aunque muchos digan lo contrario. Respaldo que se ha ganado, no por ser la carta
preferida del Presidente, por no decir como otras, sino por su diario quehacer legislativo y
su eficacia.
Recordemos que originalmente en esta jornada sólo estaba prevista la presencia de la
secretaria de Seguridad Rosa Icela Rodríguez, pero por la trascendencia del tema y por

acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que preside el senador Monreal se
corrió la invitación a los titulares de Gobernación, Defensa Nacional, Marina y Guardia
Nacional.
Ante este gesto, en redes sociales Monreal posteó: “Reconocemos la voluntad política del
Ejecutivo federal para atender la seguridad pública en el país. La presencia en el Senado
mexicano del gabinete responsable de esa materia es histórica, y expresa la colaboración
deseable y respetuosa entre poderes. Mejor no lo pudo haber dicho, ya que, sin duda,
Adán Augusto López ha dado muestras de su interés por estrechar los lazos de
colaboración interinstitucional.
Previo al encuentro, el gabinete de seguridad se reunió con miembros de la Junta de
Coordinación Política del Senado, presidida por Monreal.
Pese a las críticas de los senadores del bloque opositor, Rosa Icela Rodríguez se mantuvo
serena y aseguró que hay avances tangibles en el combate a la inseguridad, como la
reducción en homicidios, robo y secuestros, respondió los cuestionamientos y pidió no
politizar los temas de la seguridad.
MUNICIONES
*** El tiempo de respuesta de esta errada y llamada cuarta transformación para los
damnificados de los diferentes desastres que ha sufrido México, es demasiado lento. Ahí
está que, -como se ha consignado en este espacio en anterior entrega-, los funcionarios
que integran el primer círculo de la llamada 4T, apenas están pensando cómo van a
realizar el censo de quienes resultaron afectados en estados como Veracruz, Puebla e
Hidalgo. Y volvemos a lo mismo, antes, “con bombo y platillo” los funcionarios
lópezobradoristas anunciaron que darían la magnánima cantidad de 35 mil pesos a los
damnificados para que reconstruyeran sus casas, en los casos en los que eso pudiera ser y
la pregunta se vuelve a hacer, ¿esos 35 mil pesos como para qué sirven? Es sin duda la
solidaridad de la sociedad la que ha vuelto a sacar la casta ante una administración que
hace gala de burocratismo y total carencia de apoyo. Bueno, pues ahora el inquilino de
Palacio Nacional salió con que a las alrededor de 178 familias afectadas por los derrumbes
en el Cerro del Chiquihuite tendrán que ser reubicadas pero López Obrador, tan pero tan
generoso como suele ser, les ha ofrecido casas y, ¿cómo le irá a hacer?
*** Con qué cosas salió el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez. Sobre la
explosión en un Bar de Salamanca, había dicho que se trataba de un atentado terrorista
sin precedentes y ayer rectificó, según él, y dijo que como fue un ataque dirigido, o sea,
que los delincuentes preguntaron por una persona, en este caso, por Mario Alberto
Hernández, gerente del lugar, pues entonces ya no era terrorismo, esto es, como se trató
de un caso aleatorio, automáticamente ya no se clasifica como terrorismo. Sin duda lo que
pasó en Salamanca pertenece a la categoría de fenómenos de terror. Quizás el
gobernador panista se olvida de que por la entidad mucho se habla de que un cártel,

podría ser el Santa Rosa de Lima, se ha dedicado a sembrar el terror. Por su parte, los
empresarios guanajuatenses piensan muy diferente al mandatario estatal. En todo caso,
ellos son los que padecen con el cobro de piso y en el caso del referido Bar, se sabe que
les cobraban alrededor de 200 mil pesos al mes. El empresario guanajuatense, Raymundo
Gómez dijo que han cerrado 15 por ciento de los negocios, en buena parte por la
pandemia de Covid-19, pero también porque no hay quien pueda sostener un negocio en
estas condiciones de violencia.
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement