Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA:  No llevaron a López Obrador al Diálogo Económico de Alto Nivel porque no es diplomático; ¡Aguas, Laura Velázquez!

Hasta los embajadores Esteban Moctezuma y Ken Salazar, estuvieron en la reunión de
altísimo nivel, el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN),  que sostuvo la delegación
mexicana encabezada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; la
siempre bien vestida y glamorosa Secretaria de Economía, Tatiana Clouthier y el
subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, en la Casa Blanca, donde fueron recibidos por la
vicepresidenta del vecino país, Kamala Harris.
En la agenda del encuentro estaban anotados temas tan importantes como: Cambio
Climático, Narcotráfico, Seguridad Nacional y en general, la cooperación entre ambos
países para seguir siendo los buenos vecinos que se supone, Estados Unidos Y México
siempre han sido.
Al presidente Andrés Manuel López Obrador no lo llevaron porque en primer lugar, está
muy ocupado en mandar su solidaridad por las “exbenditas redes” a los damnificados por
los diversos huracanes que han azotado en diferentes estados del país como Veracruz,
Hidalgo y Baja California Sur, éste último, donde “Olaf” ya no tarda en hacer menudos
estragos. Solo por las redes porque el tabasqueño no se moja los zapatos porque se
enferma, además de que no es bombero; con eso de que él mismo asegura que “ya está
chocheando” y sin olvidar que al tabasqueño le da por cambiar los nombres de los
funcionarios estadunidenses y Kamala pasó a ser Kábala.
No estuvo el tabasqueño en la Casa Blanca porque es bien sabido que su amigo del alma,
era Donald Trump, quien ya “ni un lazo le echa”, no el actual mandatario, Joe Biden,
quien no las trae todas consigo por el tema Afganistán.
Además, cómo llevar al de Tepetitán si no habla inglés y su traductor y edecán oficial, el
canciller Ebrard, anduvo muy ajetreado. También, hace unos días, en uno de sus
gustadísimos “stand-up” mañaneros, el señor presidente que tanto cuida su investidura,
sobre todo en época de lluvias, aseguró que México no era “pelele de Estados Unidos”.
Eso, definitivamente, no es ser diplomático. Bueno, el inquilino de Palacio Nacional es muy
doméstico y rudimentario, ¿o no?
¿Pues no cuando era candidato López Obrador decía que una vez que resultara electo
presidente de México pondría en su lugar a Trump y luego, se resistió a felicitar a Biden
cuando éste obtuvo el triunfo en las elecciones de noviembre del año pasado?
Eso sí, el tabasqueño envió una carta dirigida al mandatario estadunidense para pedirle
una nueva estrategia para acabar o aminorar la migración ilegal. La misiva no estaba de
más pues, como se recordará, hace cinco meses, en una reunión sobre Cambio Climático,
López Obrador propuso al gobierno estadunidense, llevar su programa “Sembrando Vida”
a Centroamérica financiándolo en Guatemala, Honduras y El Salvador y que el gobierno de

los Estados Unidos expidieran visas de trabajo a migrantes, “así como otorgar la doble
nacionalidad a quienes permanezcan tres años en el programa Sembrando Vida”.
Biden se salió sin terminar de escuchar la propuesta del tabasqueño; seguramente habrá
pensado ¿y su nieve, de qué la quiere?
De cualquier manera, el secretario Marcelo Ebrard informó que la reunión fue exitosa
porque se replanteó la apertura de la frontera entre ambos países, pero nunca dijo si el
gobierno de Estados Unidos había aceptado o no. ¿Esto no es acaso anticiparse
demasiado?, lo que hace el canciller para llegar al 2024.
MUNICIONES
*** La coordinadora de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Laura Velázquez,
le entró al círculo vicioso que se ha vuelto esta errada y llamada cuarta transformación en
el que unos a otros “se echan la bolita” y ante las inundaciones del Río Tula que derivó en
la muerte de 15 personas por falta de oxígeno en el Hospital General de Zona # 5 del IMSS,
aseguró que sí se les alertó sobre el riesgo inminente de la inundación, peeero, y ahí está
el detalle, no se pudieron coordinar a tiempo con dicho nosocomio “por incomunicación”,
o sea la flamante coordinadora nacional de Protección Civil, no se pudo comunicar con el
Hospital, ¡cuánta eficiencia!, y aun así, la funcionaria tuvo la osadía de decir a los cuatro
vientos, que no hacía falta el Fonden porque en el gobierno federal cuentan con los
recursos para atender las emergencias. Entonces ¿por qué en el caso de Tula Hidalgo, por
citar solo un ejemplo, hay damnificados que han tenido que pasar las noches en pleno
monte?, sin más apoyo que una delgada cobija que en modo alguno los puede proteger de
las inclemencias del tiempo a cielo abierto, sin alimentos y sin medicinas para
comorbilidades que padecen como es diabetes y alta presión arterial. Cuidado debería
tener esta funcionaria porque en Baja California Sur, con “Olaf”, cuyas aguas ya
empezaron a invadir Hospitales. ¡Aguas, señora Velázquez!
*** No dejó de llamar la atención, por cierto, que el presidente municipal de Tula de
Allende, Manuel Hernández Badillo, en las diversas entrevistas que ofreció sobre los
daños sufridos en su municipio por las inundaciones, fuera muy, pero muy enfático al
declarar que en todo momento, supuestamente, ha tenido el apoyo del gobierno estatal,
que encabeza Omar Fayad, pero sobre todo el federal y señalara que “no se trata de
buscar culpables… nos agarraron mal parados” en cuanto a la tragedia que tiene
sumergido en el agua a Tula. No, efectivamente, no es ese el punto, buscar culpables, pero
sin duda, no se puede soslayar que esta errada y llamada cuarta transformación, de plano
no puede y su incompetencia es por demás evidente porque sigue habiendo mucha
población desprotegida. ¿Será que el alcalde Hernández Badillo no quiere problemas? Es
pertinente recordar que el presidente municipal llegó a esa posición bajo las siglas de la
coalición PAN-PRD y en ese entonces decía que Morena en Hidalgo era “un Frankestein sin
ideología”, ahora, qué sumiso está.
*** Encabezados por su coordinador, Julen Rementería del Puerto, que por cierto,
andaba medio “con la cola entre las patas”, senadores y senadoras del PAN, demandaron
que el presidente López Obrador que renuncie ni más ni menos que a su flamante y

eficiente secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, quien en su calidad de
presidenta municipal de Texcoco, tuvo a bien “pasar la charola” entre los empleados del
municipio para que “voluntariamente a fuerzas” donaran el 10 por ciento de su sueldo en
beneficio de la causa del tabasqueño. La vicecoordinadora de dicha fracción, Kenia López
Rabadán, puso en su justa medida esta situación: “Es increíble el cinismo del presidente
de la República cuando se trata de su camarilla”.
*** Y a la senadora también panista, Guadalupe Murguía, se le otorgó licencia para
integrarse al equipo del gobernador electo de Querétaro, Mauricio Kuri, como secretaria
de Gobierno. Los legisladores de todas las bancadas, le dieron su buena despedida y
“apapachada”.
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement