Connect with us

Hi, what are you looking for?

No les falta razón a los analistas que estiman que el Movimiento de Regeneración
Nacional, (MORENA), está sometido a un proceso de perredización y no solo porque la
mayoría de los integrantes del PRD, volaron para integrarse a las filas morenistas, en
cuanto vieron que el ahora partido oficial tenía todas las posibilidades de ganar las
elecciones presidenciales del 2018 y como ocurrió, arrasó en el Congreso de la Unión.
Sin embargo, “no todo es miel sobre hojuelas”, pues esa perredización ha sido el principal
obstáculo para que, -para variar-, los morenistas no se puedan poner de acuerdo en la
renovación de la dirigencia, que por lo demás, se la pasan trenzados en constantes y cada
vez más radicales pleitos, a grado tal, que el presidente Andrés Manuel López Obrador,
de plano ya se deslindó del instituto político que formó, una vez que pudo comprobar que
no hay manotazo en la mesa que le valga para aplacar los cada vez más encendidos
ánimos de sus fieles seguidores.
Y si alguna duda hubiera de lo anterior, baste con reparar en un pequeño detalle; que el
Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, (TEPJF), -como se filtró por las redes
el pasado domingo-, tiró la elección interna que iba a llevar a cabo Morena para renovar a
su Comité Ejecutivo Nacional y que sería, como se recordará, por medio de una encuesta.
De inmediato, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de
Diputados, Mario Martín Delgado, -que fue quien filtró la información del Tribunal-, se
lamentó de esa decisión, pues el diputado ya se veía en la dirigencia morenista, sobre
todo, operando los comicios del 2021, pese a que sus contendientes, como Porfirio
Muñoz Ledo, lo señalaron por despilfarrar recursos para promocionarse, incluso, criticó
con esa ironía tan fina que lo caracteriza, a “Mario Morena”, llamándolo Cantiflas.
Otro dato que de alguna manera le propinó un revés al diputado Delgado, fue que en la
realización de los primeros sondeos, le iba ganando su correligionario Muñoz Ledo, dos a
uno con todo y sus más de ocho décadas que tiene encima. ¿Y los berrinches y pataleos de
otro de los aspirantes, Gibrán Ramírez?, pues esos pasaron prácticamente desapercibidos.
El diputado Muñoz Ledo también se inconformó al considerar la acción del TEPJF, un
atropello a la democracia mexicana. Un Tribunal corrupto que ordenó
inconstitucionalmente violar los estatutos de Morena…”. No obstante, lo que deberían de
considerar seriamente los militantes de ese partido, es que en mucho han colaborado
ellos mismos para Morena se convierta en un desastre; hacia allá se dirige
inexorablemente, al fracaso.

MUNICIONES
*** El flamante secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, jura y perjura
que en lo que será el tema de la semana, la desaparición de 190 Fideicomisos que quiere
perpetrar la mayoría morenista en la Cámara de Diputados, no habrá discrecionalidad en
el uso de los recursos de los fideicomisos que se eliminen. ¡Aaah!, ¿nooo?, entonces, “por
qué tanto brinco estando el piso tan parejo”, como reza un clásico refrán, o lo que es lo
mismo, ¿por qué tanto empeño de los de Morena, encabezados por el diputado Mario
Martín Delgado porque se extingan éstos Fideicomisos si al final va a resultar lo mismo?
Siguiendo con lo planteado por el responsable de las finanzas públicas, se supone que eso
de los dineros se agilizaría (¿¡). El problema es que el secretario Herrera cayó en la
aberración al señalar que “de hecho, hay un poquito más de discrecionalidad en los
fideicomisos, porque ahí hay u comité donde los miembros deciden el destino. A través
del Presupuesto, las reglas son específicas”. Menuda explicación que lo único que refleja
es lo que es capaz de hacer el titular de la SHCP con tal de quedar bien con su jefe.
Patético.
*** La Industria de Protección de Cultivos y Luis Eduardo González Cepeda, Vocero de la
Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos A.C. (UMFFAAC),
manifestaron que detrás de la campaña de desinformación que ha emprendido el
CONACYT contra el glifosato y los alimentos que consumen los mexicanos, como la tortilla,
por ejemplo, se esconde un objetivo estrictamente político e ideológico, ya que al intentar
relacionar el uso de herbicidas con el neoliberalismo, lo que pretende esta llamada c uarta
transformación, es desacreditar las políticas públicas de sexenios pasados que apoyaron al
campo, le permitieron a México avanzar en autosuficiencia alimentaria y colocarse en los
primeros sitios a nivel mundial en la producción y exportación de alimentos. Estimaron
que en lugar de que esa institución continúe infundiendo miedo a la gente sobre los
alimentos que consume y que son resultado de la noble labor de millones de mexicanos
que trabajan el campo, mejor debería destinarle más recursos públicos a la investigación
para desarrollar productos que les permitan a los agricultores producir de forma más
eficiente y sustentable. González Cepeda hizo un exhorto: “Por el contrario, estamos
viendo que el CONACYT recortará en 2021 más recursos a la investigación. Firmemente
solicitamos a la titular de ese Consejo, María Elena Álvarez-Buylla, frenar su campaña de
desinformación contra los alimentos y el glifosato, porque lo único que provocará es una
grave crisis alimentaria en México”, expresó. Por cierto, la titular del CONACYT cuida muy
bien su alimentación, por eso sigue teniendo en dicho consejo, chef de cabecera. ¡Qué tal!
*** El candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, no ceja en sus intentos de
montarse en un debate ni más ni menos que con el presidente López Obrador, pues para
eso, dijo, el también llamado “Joven Maravilla”, retornó a la escena política. Sin embargo,
sus asesores ya le recomendaron al tabasqueño que no se enfrasque en una enésima
discusión pues ahora, él es ya el presidente y no se puede estar liando con quien se la
ponga enfrente. De cualquier manera, el exdirigente del PAN, lanzó el petardo: “Nuestra
democracia está bajo amenaza porque López Obrador nunca ha sido un demócrata. De ahí

su complejo de inferioridad frente a intelectuales que han demostrado su compromiso
con la democracia. Nunca ha sido un demócrata. Por eso desprecia a los medios que lo
critican. Por eso interviene en el Poder Judicial sin pudor. Por eso inventa una consulta
popular que va a costar más que el avión presidencial, no para escuchar al pueblo, sino
para manipular una elección. Por eso desprecia a Chihuahua y a su gobernador, porque le
acompleja recordar una lucha en favor de la democracia, la de Chihuahua en 86, en la que
ni él y ni los suyos, tuvieron los arrestos para participar”. Bueno, pues que siga insistiendo
Anaya Cortés.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto