Connect with us

Hi, what are you looking for?

Concluye la semana y en lo que respecta al proceso de selección de quien será el nuevo
dirigente de Morena, en ese instituto político cada vez es más claro quién va a la delantera
para quedarse con la presidencia nacional.  Se trata del senador Mario Martín Delgado,
quien es respaldado no solo por la fracción parlamentaria de ese instituto político en el
Senado de la República, cuyo coordinador es Ricardo Monreal Avila, sino también por la
bancada de su partido en la Cámara de Diputados; ambos grupos de legisladores le
hicieron patente su apoyo que igualmente le han manifestado otros importantes comités
partidistas.
Sin duda, el proyecto que enarbola el diputado Delgado para dirigir a Morena convence,
porque se suma a la transformación planteada por el presidente Andrés Manuel López
Obrador, y además, garantiza la construcción de unidad en el partido Morena.

Asimismo, han surgido encuestas que colocan al también presidente de la Junta de
Coordinación Política en el Palacio Legislativo de San Lázaro, como favorito, pues se lleva
alrededor de 7 puntos sobre sus principales contrincantes, que son, Porfirio Muñoz Ledo y
Yeidckol Polevnsky.
No hay duda de que el diputado Delgado cuenta con el apoyo de la bancada mayoritaria
del Congreso de la Unión. Por ejemplo, la senadora Lucía Meza señaló que, “un liderazgo
como el de Mario Delgado, es el que se requiere para que Morena enfrente con éxito el
proceso electoral del 2021, que será uno de los procesos más competidos de la historia y
en el que estarán en juego 15 gubernaturas y la renovación de la Cámara de Diputados”.

En base a lo anterior, es posible concluir que Mario Delgado es el candidato ideal para
encabezar a Morena, sobre todo en los próximos tiempos electorales que se avecinan y
son las elecciones más importantes, las del 2021, donde dicho instituto político tendría
que reiterar su fortaleza. Sin duda, el diputado Delgado cuenta con la reputación y el
liderazgo que necesita el presidente del partido más importante del México actual y ello
está por demostrarse.
Sobre el diputado Porfirio Muñoz Ledo, hay que subrayar que ya no estaría en edad para
andar en esas danzas y mal parado queda con la compañera de fórmula que escogió, la
senadora Citlali Hernández, que de entrada, carece de la experiencia requerida para esas
lides, o sea, le queda muy grande la aspiración, además de que nadie la conoce, solo por el
grado de beligerancia que es capaz de desplegar en la Cámara Alta.

Por la misma situación anda Gibrán Ramírez, que ya se siente con un pie en la dirigencia
morenista y eso es un ejercicio de soberbia. Ni qué decir de Antonio Attolini, conocido
por ser muy oportunista.
Otro de los temas de la semana fue la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional
de los Derechos Humanos, por un grupo de mujeres que no han recibido la más mínima
atención en sus casos, ante lo cual, la aún presidenta de dicha Comisión, Rosario Piedra,
muy al estilo del lópezobradorismo, se lava las manos y dice que este conflicto viene del
tempo de los neoliberales.
En este espacio se consignó en anterior entrega que como dice un refrán clásico: “lo que
mal empieza, mal acaba” y así, en esos deteriorados términos llegó la señora Piedra Ibarra
a la presidencia de la CNDH. Ante la ausencia y la distancia que puso con las quejosas, en
el Senado de la República, la oposición planteó un Punto de Acuerdo para que
compareciera y finalmente ayer, Piedra Ibarra se apareció por la Cámara de Senadores,
donde se reunió con integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de esa instancia
legislativa, que preside la senadora panista, Kenia López Rabadán.
La aún presidenta de la CNDH fue sometida a alrededor de 30, -muchos de ellos-, duros
cuestionamientos y de parte de la oposición, le pidieron “que se aclimate o se aclimuera”,
como dice otro refrán que puede traducirse en que atienda el cargo para el que fue
designada o de plano, que mejor renuncie.
Acertada fue López Rabadán al señalar que no se puede dirigir a la CNDH por afectos y
lealtades al gobierno y destacó que Rosario Piedra, “empezó tan mal pues evidentemente
continúa en un escenario tan lamentable… no solamente estamos hablando de un tema
administrativo sino de un tema de no respuesta a las víctimas de este país. Definitivo, la
señora Piedra, además de ser “una Piedra en el zapato”, está muy lejos de dar el ancho en
la encomienda que aún tiene, así que habrá que estar atentos porque de un momento a
otro, se puede ir defintivamente. ¿Será?
MUNICIONES
*** En el marco de la conferencia virtual, “La importancia de la salud gastrointestinal en
tiempos de COVID-19”, el doctor Héctor Raúl Pérez Gómez, médico especialista en
infectología y miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel I, explicó que, “la
mucosa de nuestro intestino, es el lugar donde las bacterias, de todo tipo, se establecen y
son absorbidas hacia el torrente sanguíneo. El intestino constituye la primera línea de
batalla de nuestros sistema inmunitario, pues ambos sistemas – el digestivo y el
inmunológico – están íntimamente ligados”. Para reestablecer la buena función de la
microbiota, hay que tener una alimentación bien balanceada; no tener el hábito del
tabaquismo y no consumir indiscriminadamente y sin asesoría médica antibióticos,
medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), porque ello debilita las células
intestinales produciendo alteraciones en el delicado ecosistema de nuestra microbiota.

Una alternativa son los diferentes tratamientos como algunos antibióticos, probióticos,
prebióticos y el trasplante de materia fecal. Uno de los más usados, son los simbióticos:
aquellos que combinan probióticos con prebióticos. De acuerdo con la OMS, un probiótico
es un microorganismo vivo que, consumido en cantidades adecuadas, produce un efecto
beneficioso para la salud, más allá del simple efecto nutritivo. El doctor Pérez Gómez
concluye que este tratamiento, “puede lograr una mejor respuesta de la digestión de
manera más natural, segura y menos invasiva, pues los probióticos no están asociados a
efectos adversos, lo que garantiza su seguridad”.
*** Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur; Carlos Joaquín González, de
Quintana Roo; Francisco Domínguez Servién, de Querétaro y Mauricio Vila Doval, de
Yucatán, son los mandatarios estatales que decidieron permanecer en la CONAGO y no
formar parte de la Alianza Federalista. Pues ayer, la Conferencia Nacional de
Gobernadores sostuvo una reunión con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez
Cordero en donde se abordó el tema de la salud, especialmente la pandemia de Covid-19
y la importancia de emprender vacuna contra la influenza para alrededor de 36.5
millones de personas en el país, para que la influenza no se empate con la pandemia de
coronavirus.
morcora@gmail.com

Advertisement. Scroll to continue reading.
Advertisement

© 2020 Endirecto