Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mala la suerte de Rosario Robles Berlanga, quien se vio beneficiada ampliamente durante
la administración de Enrique Peña Nieto, que la puso al frente de la Secretaría de
Desarrollo Territorial y Urbano y antes, en la Sedesol y alguna vez la “apapachó” a la voz
de “no te preocupes, Rosario”, apoyo que el tiempo empolvó. Los años han transcurrido y
Robles encontró muchos motivos para estar bastante preocupada; ahora se encuentra
recluida en el penal de Santa Martha Acatitla, acusada de ejercicio indebido del servicio
público y desde ese lugar ha tenido que aguantar la contingencia sanitaria.
Cuando la pandemia de Covid-19 inició, en marzo pasado, la exfuncionaria del gobierno
peñista vio un atisbo de luz y escribió una carta en la que propuso exigir al gobierno
lópezobradorista, asumir su responsabilidad y presentar un programa de medidas para
evitar una crisis social y que la economía de las familias no se viera afectada. Incluso, la
extitular de Sedesol ofreció sus servicios para ayudar, pero como era de esperarse,
ninguno de los funcionarios de esta llamada cuarta transformación le hizo caso y se quedó
allá en su celda.
Si se compara, -como ya se está haciendo-, el trato privilegiado y hasta cariñoso que se le
ha prodigado al extitular de Pemex, Emilio Lozoya Austin, con el que la llamada cuarta
transformación le ha dado a Robles Berlanga, la diferencia es abismal e infinita. El primero
voló de España a tierras mexicanas, en un avión en el que no volaba ni Obama para ser
recluido en un Hospital de lujo con costo al erario, mientras que la segunda, pese a que
por voluntad propia “y con las faldas bien puestas”, -dijo ella-, se presentó ante las
autoridades a comparecer por el caso de la Estafa Maestra, fue objetivo principal de sus
enemigos políticos, concretamente, el feliz matrimonio que conforman la diputada María
de los Dolores Padierna y el siempre afable René Juvenal Bejarano, que se valieron de
cualquier tipo de maniobras para hundir a Rosario Robles.
Se subraya, el trato fue totalmente diferente, pese a estar hablando de dos funcionarios
del gobierno de Enrique Peña; eso salta a la vista y sin embargo, la actual administración
trata de justificar tal diferencia.
Así, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero participó en El Colegio de
México en un Seminario sobre violencia y paz, en el que se abordó el expediente “Emilio
Ele”, a quien llamó “este individuo” y dijo que “está haciendo una oferta formal y una
denuncia de hechos de una circunstancia que ha generado un daño patrimonial de
alrededor de 400 millones de pesos". O sea, Lozoya coopera y está más que dispuesto a lo
que quiera esta llamada cuarta transformación, concretamente, a los deseos del

presidente Andrés Manuel López Obrador; Rosario Robles, no y el daño que causó, de
acuerdo a lo dicho por Gertz Manero, asciende a alrededor de 15 mil millones de pesos,
una cantidad mucho mayor a la que se le atribuye al exdirector de Pemex. En este punto,
vale la pena destacar que en el ala de los duros de Morena, la extitular de la Sedatu es
considerada como una traidora, no obstante, lo que resulta increíble es que el Fiscal Gertz
se hubiera sometido a los afanes de esta “tribu” morenista. No, claro, pero a los deseos
del presidente López Obrador, definitivamente sí.
MUNICIONES
*** El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, opinó de nueva
cuenta sobre el caso Emilio Lozoya, cuidando de no afectar el debido proceso. Señaló el
legislador zacatecano: “Yo tengo 42 años en la actividad pública, como servidor público, y
es la primera vez que se va a fondo en el deslinde de  responsabilidades. Es la primera vez
que un alto funcionario se acoge al criterio de oportunidad y se acoge a los beneficios de
testigo colaborador. No había visto en la última parte de la historia política, una situación
como esta”. Es más, el también coordinador de la bancada de Morena en la Cámara Alta,
lo calificó como “el juicio del siglo”. ¿Será?
*** Y siguiendo con el juicio del siglo, la senadora Guadalupe Murguía demandó que éste
se lleve a cabo con total transparencia y sin politizar la persecución de los delitos. “Resulta
muy importante conocer a estas alturas cuál es el estatus jurídico del exdirector de Pemex
y de sus colaboradores que presuntamente también participaron en las denuncias
aparentemente como testigos".
*** Quien recientemente regresó a su escaño al Senado de la República, fue la morenista
Susana Harp, quien se incorporará el próximo 15 de agosto. Como se recordará, la
legisladora solicitó licencia el 15 de mayo para desempeñarse como el enlace entre el
Gobierno Federal y Oaxaca con el objetivo de atender la emergencia sanitaria provocada
por el Covid-19. Harp Iturribarría pidió licencia el mismo día que el senador Félix Salgado
Macedonio. Entonces mucho se especuló que ambos, se iban para trabajar en sus
respectivas candidaturas a los gobiernos de Guerrero –mejor conocido en esta llamada
cuarta transformación como Warrior- y Oaxaca. Salgado Macedonio regresó a la Cámara
Alta “con la cola entre las patas”.
*** El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, podría detonar una
verdadera bomba en su estado, luego de que anunció que se encuentra en acucioso
análisis la propuesta de que los alumnos en ese estado, acudan a clases presenciales tres
veces por semana “en horarios más pequeños y 'mixeamos', es decir: tres días acude un
grupo y tres días otro", dijo en entrevista “el Bronco”. El problema reside en que si ni
siquiera en la Secretaría de Educación Pública, al frente de la cual está Esteban
Moctezuma Barragán, se han querido arriesgar y el ciclo escolar iniciará a distancia, ¿qué

garantías ofrece el gobernador Rodríguez Calderón de que no se dé un rebrote o la
pandemia de Covid-19 se vuelva incontrolable?
*** Y vaya que le ha funcionado a López Obrador la espesa cortina de humo que le ha
proporcionado el expediente “Emilio Ele” para cubrir tanto su ineptitud como la del
subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López Gatell para sortear la
pandemia de Covid-19. Pero hay más de este tipo de cortinas; ayer, el tabasqueño se
reunió por espacio de tres horas se reunió con padres de los estudiantes desaparecidos de
Ayotzinapa. Ahí estuvo Alejandro Encinas, que explicó que el encuentro se llevó a cabo en
medio de las medidas más rigurosas de sanidad, empezando por el presidente sin
cubrebocas y se llevó a cabo para recibir avances de la investigación. La calificó como “una
reunión de trabajo como las que tenemos, una reunión muy positiva, esperemos ir dando
resultados”. No, pues sí.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto