Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA:  Lorenzo Córdova responde a Olga Sánchez Cordero y defiende autonomía de INE; a Yuyu Tamayo le da flojera ser candidata

¿Será que el presidente Andrés Manuel López Obrador optó por hacer un impasse en el
enfrentamiento que él mismo armó en contra del Instituto Nacional Electoral y por eso
mandó en su representación a la flamante secretaria de Gobernación, Olga Sánchez
Cordero al evento en el que inició la impresión de 101.6 millones de boletas electorales
que se utilizarán en la elección del ya próximo 6 de junio?
Sin embargo, la responsable de la política interna del país, se nota que llevaba la consigna
de dar un mensaje de parte del tabasqueño al consejero-presdiente del INE, Lorenzo
Córdova. De lo que sobresale de este evento, es que el doctor Córdova defendió y bien la
independencia y autonomía del Instituto, al señalar que además de tener la labor de
organizar las elecciones, es el árbitro de las mismas, así que el inquilino de Palacio
Nacional no se puede estar dando “baños de pureza” para auto erigirse como en el único
máximo vigilante de los comicios, en este caso, de ya cercano 6 de junio.
En cambio, la titular de la SEGOB, utilizó para cuestionar al titular del INE, la misma
estrategia que su jefe, tomar cualquier cosa del pasado que pueda servir para atacar al
adversario. Por eso, la ministra en retiro dijo que Recuerdo también haber escuchado
hace algunos años al entonces consejero del INE, José Woldenberg, afirmar que el árbitro
electoral debe ser discreto, el árbitro no busca el aplauso público, sino el cumplimiento de
las reglas del juego, la premisa es clara: por definición el árbitro es neutral o no es árbitro,
en pocas palabras, hago mías lo que en esa ocasión, en 1994, dijo uno de los primeros seis
consejeros ciudadanos, y era que el árbitro electoral fuera eficiente y discreto, siempre
tengo presente estas reflexiones”.
Pues la secretaria Sánchez Cordero, debería retomar otras reflexiones del doctor
Woldenberg, cuando recientemente, en un artículo escribió que el INE merecía una
defensa y que su papel lo estaba ejerciendo muy bien. ¿Por qué no reparó la ministra en
retiro en que el primero en que para nada es discreto y menos neutral es López Obrador?
Ella debería de saber muy bien que se atribuye facultades que no le corresponden.
Bien por el doctor Córdova que le contestó a la responsable de la política interna al
subrayar que ser discreto y neutral no significa ser omiso ante las violaciones de la ley. En
su discurso, el titular del INE fue muy preciso al señalar que hay quienes confunden la
aplicación de la ley con actitudes parciales. El árbitro electoral seguirá aplicando la ley y
garantizando la imparcialidad en el proceso electoral
El INE es un organismo muy celoso de su autonomía y está más que visto que el
presidente quiere destruirlo, algo que no se debe permitir.

MUNICIONES
*** Próximo Obituario del PRI En la alcaldía de Benito Juárez. Resulta que la candidata a
Alcalde del PRI en dicha demarcación, Yuyu Tamayo, cercana ni más ni menos que al
desaparecido, -porque nadie sabe dónde anda, luego de ser señalado por acoso-, a
Cuauhtémoc Gutiérrez, mejor conocido como el “Zar de la Basura”, deja “colagada de la
brocha” a la militancia del tricolor en la Ciudad de México, ya que en sus redes y grupos,
anuncia que no hará campaña pues para ella es mucho más importante su trabajo en la
Iniciativa Privada y no tiene pensado dejarlo. ¿Acaso Yuyu sabrá que no tiene
posibilidades de obtener el triunfo? El problema es que con esta “repartición” de
candidaturas, el PRI dejó fuera a cuadros femeniles en BJ como por ejemplo, la concejal
Fernanda  Bayardo entre otras mujeres que sí estaban dispuestas a dar la pelea.
*** Sobre el dictamen para regular la cannabis, el presidente de la Mesa Directiva del
Senado de la República, Eduardo Ramírez declaró: “Yo esperaré que exista algún consenso
de los grupos para poder fijar una postura y apuesto mucho a la política y a la
concertación. A lo mejor es sacar el dictamen también como está, porque tenemos un
término perentorio desde la Corte, un resolutivo que lo hace ser con mayor peso
constitucional, mayor resolución jurisdiccional y lo que creo es que hay que apostarle a la
política y en lo que no estemos de acuerdo pueda sufrir modificaciones en la
posterioridad”. Por ello, el senador Ramírez deslizó la posibilidad de pedir una nueva
prórroga a la Suprema Corte de Justicia de la Nación porque aún hay puntos que discutir
como por ejemplo, uno de tantos que podríamos mencionar es el consumo de la
marihuana en cualquier parte, que sea un espacio abierto. “Yo creo que ese es un tema de
debate”, sentenció Ramírez.
*** Si así, con tantos cambios de opinión “gobierna” el país López Obrador, con razón
México está “en la olla”, como reza un conocido refrán. Primero había dicho en su
gustadísima conferencia mañanera que como cualquier ciudadano común y corriente, iría
a formarse en cuanto le correspondiera. Hace dos días dijo que sus médicos no le
recomendaban vacunarse porque tenía suficientes anticuerpos. En este espacio se
consignó que esa postura se debía a su fe cristiana, que han mostrado estar renuentes a
inocularse. Pues ayer, el tabasqueño cambió de opinión y dijo que siempre sí se vacunará
y se aplicará la Aztra Zeneca, que por cierto es la que corresponde a las alcaldías: Benito
Juárez, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, esta última circunscripción, a donde pertenece
Palacio Nacional. Total que el presidente ya anunció que puede ser dentro de 15 o 20 días,
cuando se haya concluido con la vacuna a todos los adultos mayores. No, pues qué
firmeza la de López Obrador, con estos desafortunados cambios de opinión, lo único que
hace es confundir a la población, porque lo recomendable es que se vacune pero ya, en
vez de estar deshojando la margarita, ¿o no?
*** En este mismo orden, el secretario de Salud, el silente Jorge Alcocer, de plano, en su
afán de ser servil a su jefe, se “aventó la puntada” de decir que el presidente generó
muchos anticuerpos que le dieron inmunidad y eso se lo debe, -ojo-, al pueblo “bueno y
sabio”. ¿Qué base científica puede tener esto último? El caso es que no se tiene aún la
medida exacta de cuando dura esa inmunidad natural. Como recuerdan las palabras del

titular de Salud -que mejor debería quedarse callado, como siempre-, a las de su alumno
consentido, Hugo López Gatell, cuando dijo aquello de que López Obrador no generaba
fuerza de contagio. ¡No puede ser!
*** Pues el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, ya se comprometió a que
en ese estado, no se registrará ninguna simulación en la aplicación de vacunas contra
Covid-19, como aquella foto que se hizo viral el fin de semana por las “exbenditas” redes
sociales. ¿Será que el exsenador tiene tan amarrado el control de la vacunación?
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement