Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA:  En Tapachula, reclamos a López Obrador; maestros se le rebelan; Martell, se suma a Alito; Ivonne lleva como mancuerna a Alfaro

Contradicciones de la llamada cuarta transformación. Estas son variadas y muchas, pero
una que otra son “sin querer”. Ayer, justo cuando el presidente Andrés Manuel López
Obrador llegó a Tapachula, Chiapas, para su encuentro con el presidente de El Salvador…,
lo recibieron en el aeropuerto de esa ciudad como no se hubiera imaginado pues ahora,
las rechiflas y los reclamos fueron para él y para un gobernador proveniente de su partido,
Morena, Rutilio Escandón, pues ¿qué pasó?
Con cartulinas, maestros del SNTE hicieron públicas sus demandas, pidiendo la destitución
de la secretaria de Educación del estado, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, porque nunca ha
atendido a los profesores. Puede decirse que estos maestros son parte del grupo de
desangelados y desencantados con la llamada cuarta transformación.
Así entonces, López Obrador pagó de alguna manera, las rechiflas que la semana pasada
les propinaron en sus eventos a los gobernadores panistas.
Mientras tanto, a propuesta de la “aplanadora” de su partido, la Comisión Permanente del
Congreso, acordó exhortar al gobernador de Guerrero, el priísta Héctor Astudillo Flores, a
que de manera urgente, mejore las condiciones laborales de más de 800 maestros de
Educación Media Superior a Distancia, que trabajan en situación deplorable y salarial en
los 92 centros educativos establecidos en las siete regiones de la entidad.
Lo anterior lo anunció ni más ni menos que la senadora Nestora Salgado García, que se
hizo famosa en la Cámara Alta junto con su correligionaria, Jesusa Rodríguez, por haber
votado en contra el recientemente aprobado T-MEC.
Resulta hasta evidente que la senadora Salgado, conociera la realidad que vive la entidad
guerrerense, pues la legisladora estaba más ocupada en otros asuntos y luego, se fue a
vivir a Estados Unidos.
Aun así, la senadora morenista dijo en conferencia de prensa que los mentores padecen
falta de pago salarial, aguinaldo, carencia de personal y falta de material didáctico para
desarrollar sus actividades; falta de recursos para talleres y cursos de formación y
actualización contínua por lo que también se solicitará su basificación.
¡Quién lo diría!, el presidente supuso que ya tenía en la bolsa a los maestros,
especialmente a los de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, a los
que les abrió la puerta de Palacio Nacional y con quienes se reúne con relativa frecuencia,
al igual que con los del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Por lo visto,
las cosas se le están volteando al tabasqueño, ¿o no?

Y por cierto, a principios de la semana que concluye, fue muy comentado la manera en
que el siempre flamante secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez
Spriú, primero dijo una cosa y luego, unas cuantas horas después, se desdijo. O sea, que
por la mañana No está de acuerdo con el presidente y por la tarde rectifica y dice que
siempre sí está de acuerdo con el primer mandatario. ¿Será por aquello de que el
tabasqueño suele desquitarse muy duro en contra de sus adversarios?
Pues no acababa la semana, cuando el aún recién nombrado director del IMSS, Zoé
Robledo, de plano puede decirse que entró también en contradicción con el Ejecutivo. En
la acostumbrada conferencia, “stand-up” mañanero del tabasqueño, se dejó sentir su
enojo en contra de la prensa porque, para variar, él siempre tiene otros datos esta vez, en
cuanto a la generación de empleos, mismos que se han desplomado como nunca en el
país; en un 88 por ciento si se compara con el mes de mayo del 2018.
El caso es que de manera tramposa, López Obrador quiso tomar en cuenta a los jóvenes
que participan en el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” que, hay que recordar,
nació muerto, como parte de la generación de empleos; sumarlos para repetir su frase
favorita de “vamos requetebién”.
Más tarde, el director del IMSS, en una acción muy osada, “le corrigió la plana” al
mandatario al señalar que la cifra que mañosamente quiso “sembrar” López Obrador
sobre estos jóvenes, que son alrededor de 481 mil, no es considerada dentro del rubro
nuevos empleos.
Dicho sea de paso, desde el primer momento en que se planteó este programa que
pretendió ser otro de los “estrella” del sexenio, los empresarios se resistieron a participar
en él. Poco tiempo después, estos jóvenes protagonizaron varias movilizaciones porque, al
igual que a las personas de la tercera edad, no recibían pago alguno.
Otra muestra es que muchos de los estudiantes que recibían su beca, acostumbran
gastársela en cervezas y cigarros; otros trabajan en tiendas y “changarritos” donde lo
último que hacen es construir el futuro.

MUNICIONES
*** Nuevo y merecido revés sufrió de nueva cuenta Edmundo Sánchez Aguilar, aquel
personaje grosero y descortés que se reunió con senadores y como no lo ratificaron para
el nombramiento para el que había sido propuesto por el presidente, se levantó y se fue,
no sin antes decir que no tenía por qué perder el tiempo. Bueno, gracias a la necedad
presidencial, ahora fue propuesto como miembro independiente del Comité Técnico del
Fondo Mexicano del Petróleo y de nueva cuenta, los senadores lo “batearon” por

majadero y porque no tiene mucha idea del cargo que pretende desempeñar. Como se
recordará, Sánchez Aguilar había sido propuesto por el presidente como miembro de la
Comisión Reguladora de Energía y del Consejo de Administración de Pemex. Al senador
priísta no se le olvidó el desaire de pretendido funcionario y señaló como un acto de
incongruencia ratificar a un personaje que ofendió al Senado como institución.
*** Y mientras José Ramón Martell, decidió sumarse a la candidatura de Alejandro
Moreno Cárdenas para ser el nuevo dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, por
las redes, Ivonne Ortega hizo pública su decisión de que continúa y llevará como
mancuerna a José Alfaro.
*** Otro “negrito” que tiene en su arroz el presidente es; Pablo Careaga Córdova,
representante del Gobierno federal y Coordinador del tramo Chetumal-Tulum del Tren
Maya, de quien se dice, presuntamente habría presionado a ejidatarios de Bacalar,
Quintana Roo, para que entreguen sus tierras para el proyecto sin recibir un pago a
cambio, pero con la promesa de ser accionistas y obtener las primeras ganancias, dentro
de diez años. Un juego de niños fue lo que hizo Vicente Fox al pretender comprar a
ejidatarios de San Salvador Atenco su tierra en tres pesos, para construir un nuevo
aeropuerto.
morcora@gmail.com

Advertisement

© 2020 Endirecto