Connect with us

Hi, what are you looking for?

El tema de la educación en esta pandemia de Covid-19, se ha venido discutiendo,
específicamente sobre cuándo los estudiantes podrán regresar a los planteles. Por
ejemplo, el rector de la UNAM, Enrique Graue, acaba de dejar entrever la posibilidad de
que la máxima casa de estudios cuando el semáforo epidemiológico se encuentre en
amarillo o incluso, en color naranja y se refirió a ir “abriendo gradualmente las puertas,
con todas las medidas de seguridad, en la medida en que se pueda”.
En este sentido, bien vale la pena recordar que la educación es un derecho fundamental y
proveerla es una obligación irrenunciable de los Estados. En el caso de México, la
Constitución, en su artículo 29, hace un impedimento categórico de restringir o suspender
los derechos de la niñez sin importar la circunstancia que se presente; es de hecho el
único país del mundo que contempla en su Carta Magna un mandato de este tipo y no
deja de sorprender cómo se ha cumplido un año del primer caso de una persona infectada
de Covid-19, -el 17 de noviembre del 2019- y en México, los meses transcurren sin que
este mandato se observe.
Sería muy conveniente que el gobierno mexicano repare en experiencias de países como
Alemania, Francia y Japón, donde se han colocado las prioridades en orden, considerando
la educación como una actividad esencial, de ahí que en esas naciones, la voluntad política
se ha dirigido a luchar por mantener las escuelas abiertas y garantizar la educación.
Por lo visto, esta llamada cuarta transformación, no se ha detenido a ver las implicaciones
de mantener las escuelas cerradas, que si bien pueden ser silenciosas, sin duda son de
gran dimensión y duraderas.
Visto lo anterior, lo que sigue es que debe surgir una voz que defienda los derechos de los
niños y que se abra una conversación pública de la relevancia de garantizar sus derechos,
en este caso, a recibir educación. Se podrá argumentar que la educación en línea se ha
convertido en una alternativa, sin embargo, por lo menos en México, ha probado no ser
tan eficiente como se hubiera podido esperar.

Hay que tomar en cuenta que la escuela es el segundo hogar; el centro de comunicación
con maestros y compañeros, por ello, como en muchos otros momentos de la pandemia,
tenemos que escapar del falso dilema de que, para garantizar un derecho, en este caso, el
de la salud, es permisible no garantizar los otros derechos humanos y fundamentales. Lo
que es claro y contundente, es que las autoridades tienen el deber de proteger y respetar
los derechos humanos, de forma interdependiente, sin excluir unos por otros, porque esto
último, sin duda, se vuelve una trampa que puede tener graves consecuencias.
Es prioritario, por no decir más que urgente, no permitir que el gobierno nos imponga
elegir entre nuestros derechos o renunciar a ellos. Esto, podría estar poniendo al
descubierto que no hay capacidad de parte del gobierno para brindar bienestar a la
población y ejemplo de esto, existen varios.
Vale la pena recordar que todos los derechos humanos son igualmente fundamentales
para nuestro desarrollo integral, y en especial el de los niños ¿no cree usted?
MUNICIONES
*** La situación jurídica del exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos,
preso en Estados Unidos, cambió radicalmente. Hoy a las 10 de la mañana habrá una
audiencia en la que la Fiscalía de EU, le retira los cargos prácticamente y desestimándolos,
prácticamente le entrega el caso al gobierno de esta llamada cuarta transformación. Al
desclasificarse el expediente del extitular de la Sedena, habrá varios detalles jurídicos que
habrá que poner en sincronía y es ahí donde entra la duda porque de entrada, el gobierno
de México deberá armar toda una estrategia jurídica incluso, para solicitar la orden de
aprehensión en contra del general que por lo menos hasta el momento, no la hay, o sea,
el general no es un delincuente en México, amén de que el gobierno de esta llamada
cuarta transformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, no se
ha caracterizado por ser muy eficiente que digamos, más aún, si se agrega otro factor: que
para diversos especialistas las acusaciones en contra del general Cienfuegos Zepeda,
resultan hasta inverosímiles. Ahí está además, que el tabasqueño se autoerigió como el
único vocero para hablar del caso Cienfuegos y luego se hizo bolas, para variar, la
situación se le salió de las manos y al final, fue el siempre flamante secretario de
Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, el que salió a informar que el ex titular de la
Sedena, estará de vuelta en México para ser procesado aquí. Independientemente de lo
anterior, aún antes de que regrese el general Cienfuegos, mucho se ha hablado del juego
político ni más ni menos que de la feneciente administración de Donald Trump, ¿acaso en
colaboración con el lópezobradorismo? Siguiendo a la voz de los especialistas, la
detención del exsecretario de la Defensa Nacional, lastimó a una buena parte de las
Fuerzas Armadas y que el actual titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval, fue
colaborador del general Cienfuegos.
*** "Analizando la racionalidad del gasto, es alarmante que no destine un sólo peso a la
recuperación económica, a estímulos a la creación de empleos o para la protección de las
familias que se han quedado sin ingresos a consecuencia de la pandemia. Esto lo convierte
en un presupuesto inercial e insensible”. Con estas palabras, el líder de la Coparmex.
Gustavo de Hoyos calificó el Presupuesto aprobado recientemente por los diputados
morenistas como eminentemente centralizado, en el que se privilegian los “elefantes
blancos y reumáticos del presidente López Obrador, sus dizque “obras estrella”.
*** Merecido se lo tiene la flamante secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira
Sandoval, que la tundieran por “las benditas redes”; su papel, en el gabinete de esta
llamada cuarta transformación, se ha reducido a repetir lo que su jefe y amado líder dijo

con anterioridad. Y para comprobarlo, baste con revisar su declaración al inaugurar la
Semana Nacional de la Transparencia, 2020 , organizada por el INAI. Específicamente la
funcionaria señaló: “La crisis por el Covid-19, vino como anillo al dedo a la cuarta
transformación, ya que por décadas, en el período neoliberal las emergencias se
convirtieron en terreno fértil para esa corrupción estructural”. Aquí valdría la pena
preguntarle a la funcionaria “tapadera” si los muertos por coronavirus; hospitales
saturados; mandar a la gente a morir a su casa, también le vinieron a este desastre de
gobierno “como anillo al dedo”.|

Advertisement

© 2020 Endirecto