Connect with us

Hi, what are you looking for?



Columnistas

ADRIANA MORENO CORDERO – LA RETAGUARDIA:  El primero en hacer un hilacho de la investidura presidencial, es López Obrador; ¿qué libro le obsequiaría Lilly Téllez al tabasqueño?

Ya se veía muy orondo el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Senado de la
República el próximo jueves entregándole la Medalla “Belisario Domínguez” a la maestra
Ifigenia Martínez. Hasta por eso el fin de semana el tabasqueño había cambiado su “look”
de la acostumbrada guayabera de sus giras por camisas de vestir de no muy afortunados
colores y estampados, por cierto, pero al final, decidió no asistir a la Cámara Alta bajo el
pretexto de que legisladores de la oposición como la panista Lilly Téllez, le faltaría el
respeto a la investidura presidencial y eso es algo que el Ejecutivo no puede permitir, pues
cómo va a ser.
Vale la pena destacar que como lo señaló el senador del PRD, Miguel Angel Mancera, no
es obligatorio para el presidente de la República estar presente en esa ceremonia y
explicó que: “El artículo 100 la Ley Orgánica del Congreso lo que señala es que ‘se invitará’
a la persona titular del Ejecutivo, se invitará también a la persona titular de la Suprema
Corte (de Justicia de la Nación) y de la misma manera, a quien ocupe la presidencia en la
Cámara de Diputados y Diputadas. Entonces, son invitaciones y esas invitaciones
obviamente se atienden, se responden a título estrictamente personal con la
representación que se tenga”. O sea, el tabasqueño está en su derecho de no asistir.
No obstante, aquí la pregunta es: ¿si la senadora Téllez le obsequió al secretario de
Gobernación, Adán Augusto López en su comparecencia de la semana pasada la novela de
“El Padrino”, qué libro tendría preparado para regalarle al presidente?
Palabrería absurda resulta que López Obrador salga con esa excusa sobre su ausencia en
la ceremonia más importante que se realiza en el Senado. Como siempre falta a la verdad
porque es bien sabido que el primero en convertir la investidura presidencial en un
trapeador, en un hilacho es el propio tabasqueño. Un pequeño detalle, la forma como se
expresa tanto en su gustadísimo “stand-up” mañanero como en cualquier otro evento
público; su manera de atacar y polarizar.
Si por algo López Obrador nada más no va a ninguna gira internacional, es obvio porque
definitivamente no está a la altura de ningún jefe de Estado, mucho menos de un
estadista; la brecha es infinitamente abismal amén de la manera en que se rebaja para
polarizar con sus enemigos y la manera en que se ha hecho famoso por un apodo surgido
a raíz de un par de palabras que utilizó para referirse a los conservadores y neoliberales.
El presidente ha optado por no aparecerse por la Cámara Alta, -la antigua sede-, por
razones muy diferentes a las que esgrime. Muy mal sabor de boca le dejó el acto que
encabezó en Tlaxcala, donde damnificados de Puebla e Hidalgo le dieron portazo y en
medio de un evento muy desangelado, el inquilino de Palacio Nacional gritaba: “¿me van a
respetar?” y ni el eco le contestó, y como dijeron los propios afectados por los huracanes

que se presentaron: “el pueblo también se cansa”, ¿y dónde quedó aquel “sabio y
bueno”?
Están también dos casos más, los Pandora Papers y la amenaza que lanzara el presidente
ahora sí que a los legisladores de todos los partidos en torno a que si no votan a favor de
su patética reforma eléctrica serán expuestos en sus mañaneras. Esto quiere decir
entonces que López Obrador tiene previsto que no todos los legisladores de Morena
votarían a favor de una reforma sin sentido que solo tiene como objetivo empoderar a
una retrógrada Comisión Federal de Electricidad, (CFE) y por ende, a quien la encabeza,
Manuel Bartlett Díaz, que algo muy oscuro le sabrá al tabasqueño quien ha demostrado
que le tiene más miedo al expriísta, que a la senadora Lilly Téllez.
MUNICIONES
*** A partir de hoy, en Tlaxcala se pondrá en marcha el programa “Médico en tu Casa”
para acercar los servicios de salud a la población que se encuentra en postración o tiene
alguna complicación para salir de sus hogares. De ahí que, en la entidad gobernada por la
morenista Lorena Cuéllar, funcionarán ya las primeras diez unidades móviles en las que se
brindarán consultas, se realizarán análisis clínicos y se entregarán medicamentos del
cuadro básico a los ciudadanos que así lo requieran; esto como parte de una estrategia
para reforzar el sistema de salubridad en el estado.
*** Durante la inauguración de los conversatorios para “la Promoción de la Salud”, la
presidenta del Senado de la República, Olga Sánchez Cordero, hizo un llamado a reforzar
las acciones y colaboración gubernamentales para el combate de la pandemia, y transmitir
confianza a la población de que la aplicación de estas medidas es efectiva. Pues al primero
que debería de convocar la exsecretaria de Gobernación es a López Obrador que nunca
usa cubrebocas, pero que además y como se consignó en este espacio con anterioridad,
de manera muy irresponsable, ya convocó a un acto multitudinario el próximo 20 de
noviembre en el Zócalo capitalino. Pero si la senadora Sánchez Cordero estuvo como
“florerito” a su paso por la casona de Covián, en la Cámara Alta está exactamente igual, ¿o
no?
*** En la contramañanera que ofrece semanalmente la senadora Kenia López Rabadán
aseveró que el nuevo escándalo internacional de corrupción, “Pandora Papers”, —
investigación en la que destaca de manera especial ni más ni menos que Manuel Bartlett,
titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)—, demuestra que este gobierno
además de irresponsables, es corrupto. La legisladora albiazul recordó al enigmático
gobernador de Puebla: “aparece uno de los consentidos de López Obrador para las
corruptelas: Bartlett, siempre Bartlett. Bueno, eso sí, no hay sistema que no se le caiga al
expriísta. Agregó López Rabadán, que en la susodicha lista de los ‘Pandora Papers’ se
revela que están metidos los millonarios de la 4T y que Bartlett no está solo, ya que
tampoco se puede soslayar al ex consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra;
el secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis, quien todavía tiene fuerzas
para andarle “jugando al vivo”. Debido a este nuevo escándalo, López Rabadán exigió una
investigación seria, profesional y objetiva que dé certeza a los mexicanos sobre quiénes

manejan las finanzas públicas en México, luego de darse a conocer este trabajo de
investigación periodística mundial, que devela presuntos delitos financieros como lavado
de dinero, evasión fiscal y corrupción de funcionarios de esta errada y llamada cuarta
transformación. Pero con eso de que en su endeble defensa, el de Tepetitán asevera que
quien fue conocido en el pasado como “el hermano incómodo”, Raúl Salinas, robó más. A
propósito, la senadora López Rabadán, convocó al presidente a acudir el jueves al Senado,
que no le tenga miedo a las pancartas y a los reclamos, en todo caso, así es la democracia.
morcora@gmail.com

Advertisement
Advertisement