Connect with us

Hi, what are you looking for?

Literalmente, el presidente Andrés Manuel López Obrador vino a ocupar la presidencia de
la República para dividir absolutamente todo lo que se le ponga enfrente, nada de que es
la esperanza por la que se dejaron llevar 30 millones de electores muchos de los cuales,
ahora estarán muy decepcionados por lo que la cifra ya se redujo, consistente y
paulatinamente. Ahí está la manera soberbia, -eso sí, hablando despacito y no de corrido-,
en que en su gustadísima conferencia de prensa mañanera, el Ejecutivo le respondió a los
gobernadores federalistas, argumentando que no los va a recibir porque no quiere que la
investidura presidencial salga lastimada.
Vale la pena señalarlo de nueva cuenta, porque no es la primera vez que el tabasqueño
sale con esa. Habría que recordarle que él es el primero en poner por los suelos a la
investidura presidencial y se podrían mencionar varios puntos como: su forma de vestir; el
lenguaje que utiliza, bastante limitado y vulgar, creyéndose el maestro de la ironía, (que le
dé unas clasesitas el diputado Porfirio Muñoz Ledo) y sobre todo, la forma en que
pretende engañar no solo a su tan querido “pueblo bueno y sabio”, sino a todos.
En un gesto de total desdén y desprecio, el presidente les contestó a los mandatarios
estatales pertenecientes a la alianza federalista que él no los recibe porque ya los está
atendiendo el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.
Muchas han sido las ocasiones en que de forma respetuosa, dichos gobernadores le han
pedido al Ejecutivo audiencia y siempre han encontrado la puerta de Palacio Nacional
cerrada.
Por ello, los Gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro; Nuevo León, Jaime Rodríguez
Calderón y Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, le tomaron la palabra al presidente para,
-como lo sugirió el tabasqueño-, llevar a cabo una consulta sobre si las entidades que
gobiernan se salen o no del Pacto Federal.
“Vamos a iniciar ya este proceso de consulta y le vamos a preguntar a los ciudadanos de
Jalisco si estamos dispuestos a mantener una relación en la cual Jalisco aporta muchísimo
a la Federación y lo que recibe son malos tratos, groserías y desdenes como los que vimos
el día de hoy".
De hecho, los gobernadores federalistas no echaron en saco roto la sugerencia del
presidente y ayer mismo por la tarde, se reunieron para analizar si conforme a la ley, se
puede llevar a cabo esa propuesta. Definitivamente, los mandatarios estatales de la
Alianza Federalista, no actúan como López Obrador, que gobierna por ocurrencias o

caprichos, aunque ello traiga resultados funestos, cuestión, por ejemplo de voltear a ver
cómo ha sido el manejo de la pandemia de Covid-19 en el país; o como el tabasqueño se
creé experto en poner pantallas como la del Penacho de Moctezuma; los códices que hay
en el Vaticano y que no van a prestar; que la Corona Española pida disculpas a México por
lo ocurrido en la Conquista. Si sigue “gobernando” así el tabasqueño, llevará al país el
enfrentamiento, al caos. A lo mejor no ha reparado en eso.
MUNICIONES
*** Dicen que desde Guerrero llegó ya un amago al presidente Andrés Manuel López
Obrador de tres aspirantes que se unirían en un frente común para vencer a Morena en
las urnas en los comicios del 2021, si el abanderado no resulta electo de entre ellos.
Cuentan por tierras acapulqueñas y demás ciudades guerrerenses, que la amenaza corrió
por cuenta, ni más ni menos que de Félix Salgado Macedonio, Beatriz Mojica y Luis
Walton, los tres, personajes que, según se sabe, estarían en pláticas con otros partidos
políticos, “amarrándose todos el dedo” para en caso de que la llamada cuarta
transformación decida apuntalar las aspiraciones de Pablo Amílcar Sandoval rumbo a la
gubernatura y todo indicaría que así será, o, ¿debemos atribuir a una mera casualidad que
su hermana favorita, la siempre flamante y transparente titular de la SFP, Irma Eréndira
Sandoval, haya acudido al Palacio Legislativo de San Lázaro a comparecer. Por cierto si se
entera el presidente de que el senador Salgado le anda jugando las contras, ¿cómo le va a
ir?
*** El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo
Monreal  aseguró que la Cámara Alta está libre de contagio, e hizo énfasis en que no es, ni
nunca ha sido, un espacio de infección de Covid-19. Todo por aquel debate con la
oposición de que los contagios se habían desatado en la histórica sesión del martes
pasado que se llevó a cabo en la casona de Xicoténcatl, sin ventilación ni sana distancia
por cierto. El caso es que el también coordinador de los senadores morenistas, subrayó
que los contagios presentados por legisladoras, legisladores y personal de apoyo, no
fueron adquiridos en la sede legislativa, sino que resultaron contagiados fuera del recinto
senatorial. En conferencia de prensa, el senador Monreal informó que hace dos días, se
realizaron 530 pruebas PCR para detectar la Covid-19 a senadoras, senadores así como a
personal de apoyo que trabaja en el recinto legislativo. De éstas, 56 se aplicaron a
legisladoras y legisladores, de las cuales han recibido los resultados de 23, los cuales no
resultó  ningún infectado.  Apuntó que, de las 474 pruebas aplicadas a trabajadoras y
trabajadores de la Cámara de Senadores, se han entregado 215 resultados y sólo tres han
dado positivo, que como se ve, es un número muy bajo. ¿Será?
*** Por cierto y al aceptar solo 3 preguntas, el senador Monreal opinó del tema de la
amanaza de los diez gobernadores para señalar que “yo creo que los gobernadores, los 10
gobernadores que están en esta posición política, es su derecho, es parte de la normalidad
democrática que disientan. Sin embargo, como coordinador de la mayoría, podría
solamente invitarlos a reflexionar, porque separarse del Pacto Federal no es una cosa de
discurso ni retórica, es verdaderamente una decisión fundamental que tiene que ver con

el Congreso de la Unión y con los órganos jurisdiccionales. Entiendo que es una pose,
justificada o no, para lograr más recursos en el presupuesto con motivo de la discusión,
pero hoy frente al Ejecutivo Federal hay un Presidente de la República con legitimidad
democrática y que no admite, hasta ahora lo he visto, ni presiones ni chantajes. El que
quieran más recursos (los mandatarios estatales federalistas), es lógico, es normal, pero
nosotros, la mayoría, los invitaríamos a que hagan actos de sobriedad, medidas de
austeridad, recortes a gastos superfluos y limitarse a lo que el presupuesto señala. El
separarse del Pacto Federal es verdaderamente un acto históricamente impresionante,
pero no es simplemente de un discurso, de una pose, quizá muchos no sepan la dimensión
de lo que están diciendo”.

Advertisement

© 2020 Endirecto