¿Cómo se diagnostica el cáncer de mama?

* La detección del cáncer de mama en etapas tempranas aumenta las posibilidades de curación

La detección del cáncer de mama en etapas tempranas aumenta las posibilidades de curación, sin embargo, para tener un diagnóstico preciso primeramente se debe confirmar hallazgo de un tumor mamario a través de una biopsia, que consiste en obtener una muestra del tejido del tumor, ya sea parcial o total, antes de decidir el tratamiento.

Otras herramientas como la mamografía, el ultrasonido y la biopsia por aspiración, son auxiliares que ayudan a precisar si el tumor es benigno o maligno.

De acuerdo con el doctor Héctor Martínez Said, cirujano oncólogo y ex-presidente de la Sociedad Médica del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), la llamada prueba triple, que consiste en hallazgos clínicos positivos, mamografía positiva y biopsia por aspiración con aguja fina positiva, es un  elemento que evidencia que el carcinoma está presente en más del 95% de los casos.

El diagnóstico confirmado permite hacer una estrategia de tratamiento con el paciente de manera programada y tener mejores resultados, lo que se traducirá en una mejor calidad de vida para la paciente.

El especialista señaló que la etapa clínica va a determinar el comportamiento de la enfermedad, y depende de tres cosas, el tamaño del tumor, la presencia de ganglios linfáticos palpables y la aparición del cáncer a distancia en pulmones, hígado, huesos, cerebro, etc.

De acuerdo al doctor Martínez Said existen cuatro etapas del cáncer de mama:

  • Etapa 0 o in situ, la cual tiene una probabilidad de curación de 95%.
  • Etapa I: el tumor tiene menos de 2 cms., y no hay ganglios palpables, con probabilidad de curación del 88%.
  • Etapa II: más de 2 cms. y menos de 5 cms., con o sin ganglios palpables, con probabilidad de curación del 66%.
  • Etapa III: el tumor presenta más de 5 cms., con ganglios palpables y con invasión a la piel  y pared del tórax, presenta 36% de probabilidades de curación.
  • Etapa IV: enfermedad a distancia que ha hecho metástasis a huesos, pulmones, hígado y cerebro. Con 7% de posibilidades de curación.

A mayor etapa menor posibilidad de curación, aunque existen casos en los que se pueden obtener excelentes resultados.

En la actualidad existen diversos tratamientos como el anastrozol, un tratamiento inhibidor de la aromatasa (IA) para mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama precoz con receptores hormonales positivos. El estudio clínico ATAC mostró que es el único IA que tiene amplios datos de eficacia y seguridad a largo plazo, con diez años de seguimiento en el cáncer de mama precoz.

Debe estar logeado para escribir un comentario Iniciar Sesión

contador de visitas
Eres nuestro visitante