Connect with us

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Difieren los empresarios ante la actitud del gobierno

– Por lo menos dos posiciones diferentes se han expresado en los altos niveles empresariales al juzgar la reacción del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador frente a la pandemia por el Coronavirus o COVID 19.

         Por una parte, el hombre más rico de México, cabeza del Grupo Carso, Carlos Slim salió al frente a respaldar no al gobierno, sino al país, al ofrecer una cuantiosa donación de mil millones de pesos, fundamentalmente para la adquisición de equipo médico para entregarlo a los institutos nacionales de saluda

         En el mismo sentido solidario se manifestó el presidente del Grupo Salinas (que incluye a Televisión Azteca), Ricardo Salinas Pliego.

         “Tenemos que apoyar al presidente con el ánimo y con la calma y aquí conviene mucho que la oposición fifí, aquí hay algunos, se moderen porque la alternativa al aislamiento es la rapiña y la violencia social”, advirtió el inversionista, al hacer un llamado a trabajar por México.

         Aseguró que la vida no puede detenerse y hay que salir a luchar para detener la tempestad económica, por lo cual invitó a no parar la actividad económica.

         En reunión con funcionarios de su grupo empresarial, Salinas Pliego indicó que las medidas preventivas contra la declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud, especialmente el aislamiento social, tendrían una mayor mortalidad que el Coronavirus en México. Advirtió que el aislamiento como medida de prevención ante el Covid 19 nos conducirá al desastre y a la violencia social, pues “como van las cosas parece que no moriremos por coronavirus, pero sí de hambre.

         Por ello, el destacado empresario respaldó la decisión del presidente López Obrador de continuar saliendo y conviviendo socialmente y propuso a los ciudadanos salir a trabajar por México. Reconoció las acciones interpuestas por el presidente López Obrador y propuso a sus homólogos a hacer lo mismo y no atacarlo por simple “oposición política”.

         En un mensaje difundido por las estaciones de TV Azteca, Salinas Pliego sostuvo que el coronavirus no es tan letal, en comparación la recesión económica anunciada por AMLO.

         Mencionó que la mayoría de los casos por COVID-19 en México y el mundo no son mortales y que el 90 por ciento de las personas infectadas van a superar la enfermedad, por lo que pidió no dejarse llevar por el miedo. Indicó que no deben seguir vacías las calles, escuelas y comercios. “La vida debe continuar”,  dijo al advertir que, de lo contrario, la parálisis de la economía del país podría desatar graves consecuencias.

         En especial recordó que “en México la inmensa mayoría de la población no vive de un sueldo, no vive de sus ahorros, no vive del gobierno, la inmensa mayoría de la población vive al día, de manera que si la mayoría de la población deja de generar ingresos hoy, simplemente maña no tendrá que comer”, añadió.

         El Consejo Coordinador Empresarial pide respuesta a sus recomendaciones.

         Una posición distinta asumió el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), al asegurar que el gobierno federal no ha respondido a los cuestionamientos y peticiones de los empresarios sobre las medidas que deben aplicarse en el país para disminuir el impacto económico ocasionado por el coronavirus.

         El presidente de ese organismo empresarial, Carlos Salazar Lomelín, dijo que sus comentarios no implican un rompimiento de la iniciativa privada con el presidente López Obrador.

         “Jamás vamos a romper con la autoridad. Tenemos firmeza respecto de nuestros argumentos, creemos que son los adecuados y los correctos, lo único que buscamos es que le vaya bien a México, y arreglar problemas”.

         En videoconferencia, el representante empresarial Indicó que a 11 días de que el CCE envió un decálogo con propuestas para mitigar los efectos del Covid 19, las autoridades siguen sin responder, y tampoco han explicado cómo resolverán el tema de pago de impuestos en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

         Salazar Lomelín pidió una vez más a las autoridades plazos para el pago de impuestos de las personas morales y las personas físicas, que tiene como fecha límite 31 de marzo y 30 de abril, respectivamente.

         También,  comentó que no existe claridad en cuáles son las implicaciones laborales en la suspensión de actividades, por lo que pidió «que toda empresa, que sea importante en la cadena de abasto, no se quede sin operar”. Recordó que el martes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) solo dio a conocer que adelantarán los recursos a los estados, más presupuesto para que la Secretaría de Salud enfrente los problemas sanitarios y autorizó una partida especial para que las fuerzas armadas apliquen el Plan DN3.

         Sin embargo, se necesita, además, orientación sobre la fechas en que deben declarar impuestos en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), pues por el momento sus oficinas están cerradas y las citas por Internet están saturadas, por lo que algunos contribuyentes están en situaciones de indefinición.

         El presidente del CCE destacó que el sector privado no le pide al gobierno que lo rescate, ni disminución de impuestos o concesiones especiales, pero destacó que México no solo se enfrenta a un problema sanitario, sino que también a las consecuencias económicas que ello conlleva.

         Aclaró que el plan propuesto por la iniciativa privada tiene como propósito proteger a los más desprotegidos y establecer plazos para que las empresas puedan subsistir durante el tiempo que dure la pandemia.

         Mientras tanto, se informó que el peso mexicano tuvo ayer la mayor ganancia en un solo día desde la pasada crisis financiera, al apreciarse 3.95 por ciento y concluir la sesión en 23.9880 pesos por dólar en operaciones de mayoreo.

         Esta recuperación, que todavía no se considera definitiva, se atribuye al efecto del optimismo  generado en los mercados internacionales por el lanzamiento del paquete de estímulos fiscales de Estados Unidos para contrarrestar los efectos del coronavirus.

         Los especialistas destacaron que desde el 28 de octubre de 2008, la moneda nacional no lograba una ganancia en un solo día tan elevada. En esa fecha, el peso avanzó 3.73 por ciento frente a la divisa estadounidense.

         También indicaron que no obstante el avance parcial, el peso es la moneda con mayores pérdidas acumuladas en lo que va del año, con una caída de 26.94 por ciento.

         Mensaje de optimismo por parte del rector de la UNAM

         “Necesitamos superar el temor y la incertidumbre anteponiendo la racionalidad, el optimismo y la esperanza», afirmó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, en un mensaje dirigido a la comunidad académica  en el que aseguró que los cambios adoptados para enfrentar la contingencia por el coronavirus no significan la paralización de la máxima casa de estudios.

         Explicó que, a pesar de que la Universidad ha suspendido la mayoría de sus actividades a, no se detendrá, pues sólo se ha desacelerado el ritmo de trabajo por recomendaciones de los

especialistas universitarios.

         «Desaceleramos en todas nuestras funciones sustantivas: en la educación presencial, en la investigación y en la difusión de la cultura», mencionó el titular de la UNAM, al insistir en que

esto no significa que todo se cancelará.

         Indicó, por ejemplo, que en el terreno educativo y para compensar en la medida de lo posible la educación presencial, la Universidad ha puesto a disposición de la comunidad estudiantil «un riquísimo campus virtual con contenidos de aprendizaje para los distintos niveles utilizando todas las herramientas tecnológicas de que disponemos para facilitar las clases virtuales y la educación a distancia».

         También aseguró que la investigación continuará y que, en particular, la UNAM mantendrá todas las acciones consustanciales a la seguridad nacional.

         En tanto, los canales de difusión de radio y televisión, las redes sociales y la  comunicación de la Universidad en general, redistribuirán cargas de trabajo y mantendrán su labor, además de informar, de manera veraz y oportuna, sobre la situación que guarda la UNAM en relación con el COVID-19.

         «Nos distanciamos físicamente entre nosotros, pero seguimos trabajando unidos para evitar la dispersión del contagio y su propagación a una escala mayor», dijo el rector al anticipar que el

regreso a la normalidad será determinado en función del desarrollo de la pandemia.

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto