Connect with us

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: Los diputados tratan de imponer austeridad al INE

–  Los diputados federales, en particular los de MORENA y sus aliados, no están dispuestos a permitir que, nadie, en el sector público sobrepase el límite a los salarios que ellos mismos fijaron.

         El tope, como se sabe, es el salario del presidente de la República, que para el presente año es de 111,990 mil pesos mensuales.

         Muchos integrantes de organismos como el Banco de México, el Instituto Nacional Electoral, la Comisión Federal de Competencia Económica, protestaron y pusieron demandas de amparo o solicitudes de inconstitucionalidad contra las reformas que hicieron los senadores y diputados, por considerar que el límite establecido implicaba una reducción a sus salarios, aparte de que por los mismos cambios perderían importantes prestaciones.

         En esta lucha, en la que falta la decisión final de la Suprema Corte de Justicia, la Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) fijó para los consejeros y otros funcionarios remuneraciones superiores al salario que los diputados fijaron para el titular del Ejecutivo Federal.  

         De conformidad con ese acuerdo, los consejeros electorales encabezados por Lorenzo Córdova recibirán este año una remuneración mensual neta de 178 mil 324 pesos, en contraste con la de 111 mil 990 pesos autorizada en el Presupuesto 2020 al presidente Andrés Manuel López Obrador.

         Por consiguiente, la bancada mayoritaria de MORENA en la Cámara de Diputados, que encabeza Mario Delgado, promovió un punto de acuerdo para presentar una protesta – una más – ante la Suprema Corte de Justicia, para que ordene que se cumplan los mandatos constitucionales y legales que limitan a los funcionarios públicos a ganar menos que el presidente de la República.

         Con 323 votos a favor, 26 en contra y 83 abstenciones, la los diputados aprobaron interponer una controversia constitucional contra el Instituto Nacional Electoral (INE), por considerar que el acuerdo de ese organismo para otorgar a los consejeros electorales una remuneración superior a la del presidente de la República afecta facultades exclusivas del Poder Legislativo y genera un daño a la Hacienda pública.

         El combatido acuerdo de la Junta General Ejecutiva del INE fue calificado por los diputados como “una franca violación a lo establecido en los artículos 75 y 127 de la Constitución, así como a los límites de las remuneraciones establecidas en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, por lo que es conducente que la SCJN declare la inconstitucionalidad del mismo”.

         Por supuesto, los legisladores “morenos”, particularmente Pablo Gómez Álvarez y Porfirio Muñoz Ledo, sacaron a relucir su “santa indignación” por el hecho de que no se acaten sus sabios decretos. El primero de los mencionados llegó a advertir que, de seguir con su decisión de tener salarios más elevados, los consejeros electorales podrían incurrir en un delito.

         Pero ante tanta vehemencia, el diputado del PAN José Elías Lixa sostuvo que su bancada no tendría inconveniente en promover la impugnación ante la Suprema Corte de Justicia, pero recordó a “morenos” y asociados que ellos mismos están el falta, pues no han cumplido con un mandato del máximo tribunal del país, que les pidió dar a conocer los parámetros que se utilizan para determinar el salario del presidente de la República.

         Ese mandato de la Suprema Corte viene desde hace meses, a raíz de las protestas de funcionarios de organismos autónomos inconformes con el recorte a sus ingresos, impuesto por senadores y diputados.

         “¿Quieren ir a la Corte?, vayamos a la Corte, nosotros no tenemos problema en hacerlo de frente al país, pero vamos a volver a estar aquí ante una omisión legislativa que vamos a tener que remediar; se los digo, para los que no me hayan entendido, en el lenguaje del presidente Andrés Manuel López Obrador y de don Porfirio Muñoz Ledo: cuando la Corte les diga ‘fuchi caca, ¡qué manera de legislar!’, aquí vamos a estar para remediarlo”, setenció el panista.

         Lista la convocatoria para elegir nuevos consejeros electorales.

         Es muy probable que antes de que la Suprema Corte de Justicia dictamine si procede o no la protesta que presentarán los diputados, el panorama cambie radicalmente  por la llegada de cuatro nuevos consejeros al INE, todos los cuales seguramente tendrán el “sello” de MORENA.

         Los nuevos consejeros deberán estar elegidos a más tardar el 31 de marzo venideo y deberán tomar posesión el 4 de abril, en caso de que el proceso se desarrolle con normalidad y no haya “tomas” de tribuna o de la totalidad de la Cámara, como sucedió a finales del anterior periodo ordinario de sesiones.

         Con acuerdo previo de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), integrada por los coordinadores de todas las fracciones parlamentarias, el pleno de la Cámara de Diputados avaló por unanimidad, con 443 votos, la convocatoria para la elección de cuatro consejeros del INE.

         Uno de los puntos destacados consiste en la decisión de integrar un Comité Técnico de Evaluación, presuntamente alejado de partidos políticos y con el que se busca blindar el proceso para “acabar” con las cuotas partidistas. Este Comité estará integrado por siete personas de reconocido prestigio, que no hayan sido postuladas o ejerzan algún cargo de elección popular o hayan desempeñado cargos de dirección en partidos políticos nacionales o locales, o en agrupaciones políticas nacionales o locales.

         De conformidad con la convocatoria, la JUCOPO designará mediante acuerdo a tres de sus integrantes, mientras la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) definirán dos, respectivamente.

 

         La convocatoria establece que el Comité Técnico seleccionará a los mejores evaluados, en una proporción de cinco personas por cada cargo vacante, debiendo integrar cuatro listas; al menos dos de esas listas contendrán únicamente aspirantes del género femenino.

         Los aspirantes podrán registrar su candidatura del 18 al 28 de febrero.

         Entre los requisitos que deben cumplir los aspirantes están el no haber sido condenado por delito alguno, salvo que hubiese sido de carácter no intencional o imprudencial; y no haber sido registrado como candidatos a cargo de elección popular durante los cuatro años anteriores a su designación, así como no haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal en algún partido político en los últimos cuatro años anteriores a su designación.

         El calendario establece que la instalación del Comité Técnico deberá ser el día 28 de este mes y prevé que el 31 de marzo sea la votación en el pleno de la Cámara.

         Al presentarse el acuerdo, el coordinador de la bancada del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, advirtió que en este tema están sujetos a prueba, «no caigamos en la tentación. México nos necesita. Esto no puede tener cuotas».

         Por su parte el líder de los “morenos,” Mario Delgado, reconoció que esta es una gran oportunidad para fortalecer esa institución, para que lleguen profesionales sin filiación partidista.

         De paso, aunque ya en varias ocasiones anteriores ha cambiado sus declaraciones, Delgado negó que MORENA busque controlar al INE, «lo que buscamos es quitar el control tradicional que los partidos ejercían sobre la institución que propiciaron fraudes electorales a lo largo de la historia».

         Aunque todavía no se disipan las protestas por las fallas en las instituciones del sistema nacional de salud y por la escasez de medicamentos, la dirección general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE),  a cargo de Luis Antonio Ramírez Pineda, presentó un programa muy optimista para el presente año.

         El propósito central será el de modernizar equipos y procedimientos para ofrecer una mejor atención a los derechohabientes, mediante una inversión histórica superior a los 122 mil millones de pesos en equipo con tecnología de punta en distintas áreas de la medicina.

         El ISSSTE dio inició al proceso de equipamiento de clínicas y unidades de las zonas más pobres del país, con la adquisición de 3 mil 813 equipos de infraestructura técnica y tecnológica, para dar un mejor servicio a las comunidades más humildes.

Este equipamiento será gradual y dio inicio en Unidades Médicas de Chiapas, Guerrero, México y en la Ciudad de México.

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto