Connect with us

Nacional

Información, herramienta básica para la anticoncepción

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mencionan que 222 millones de niñas y mujeres que no desean quedar embarazadas, o que quieren retrasar su próximo embarazo, no utilizan ningún método anticonceptivo. El acceso a la información y a los servicios de anticoncepción permite efectuar una planificación familiar más adecuada y mejorar la salud.
Normalmente cuando una niña de siete u ocho años le pregunta a su abuelita o algún familiar cómo podía estar segura de que su papá era su papá y aunque la duda siempre viene de la curiosidad y la más legítima inocencia, los familiares reaccionan con sorpresa Les dicen que nunca más vuelvan a hablar de eso.
Más tarde les plantan la misma cuestión a otros familiares (mamá), ya que piensan que son más alivianadas. Entonces les cuentan la historia de un intercambio de “semillitas”. El tema no se profundiza y las niñas se conforman con esa respuesta, aunque en la realidad no entiendan nada..
Otras experiencias a las que se enfrentan las niñas es quedarse en el limbo de la desinformación, por ejemplo, cuando las llevan de visita escolar a distintos museos como Universum, o el museo de ciencias de la UNAM. Ahí, en la sala del cuerpo humano, pueden ver esquemas muy sencillos del coito. De golpe entienden todos los albures y chistes “picantes” de los compañeros, que seguramente tampoco sabían de qué estaban hablando, y nada más los repetían como “periquitos” porque los habían escuchado de sus hermanos, tíos y papás.
Aunque este tipo de experiencias es muy antigua y seguramente lo vivieron las personas de los ochenta y en los noventa, la situación no ha mejorado. Según un informe publicado en 2015 por Censida y el Instituto Nacional de Salud Pública, hay muchas ideas equivocadas sobre temas como el uso del condón, los métodos anticonceptivos hormonales o la prevención de infecciones. En el tema de anticonceptivos existen anticonceptivos hormonales orales de dosis bajas que además de brindar un 17% más de efectividad tienen beneficios adicionales como no subir de peso, mejorar el aspecto de la piel, cabello y disminuyen el acné.
Como sociedad, tenemos que sacudirnos esta idea de que la información hará que los adolescentes tengan relaciones sexuales desenfrenadamente y sin control. En todas las prácticas potencialmente riesgosas, el enfoque recomendado por los organismos de salud y Derechos Humanos es el de reducción de riesgos y daños, que significa brindar información científica, libre de prejuicios y sesgos morales, para que la gente tome las mejores decisiones.
Es importante que en las escuelas se hable de sexualidad, de placer. Mientras se siga pensando el sexo no sólo como tabú, sino como coito vaginal y algo que tiene únicamente fines reproductivos y catastróficos, no se avanzará en este campo.
Es necesario hablar de goce con responsabilidad hasta que se haga costumbre y también se visite al ginecólogo.

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto