Connect with us

Columnistas

Diego Ortiz – TAL CUAL: SOLALINDE BENDICE MURO MIGRATORIO MILITAR DE MEXICO

En julio del 2018, apenas había ganado las elecciones el actual presidente Andrés Manuel López
Obrador y ya se definía cuál sería la línea y la política respecto a la migración. Cuánta razón tenía el
entonces virtual secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, quien dijo que el
proyecto en marcha era crear una “fuerza policíaca altamente especializada” -entre cuyas
prerrogativas estaría impedir que migrantes indocumentados y traficantes de personas crucen por
México-.
La propuesta causo polémica pues se trataba de una especie de Policía Migratoria. Ante las críticas
de organizaciones de derechos humanos y de defensa de migrantes, Durazo reculó al señalar días
después que “no hay ningún proyecto para que eventuales policías detengan migrantes”.
Sin embargo, en los hechos en el diseño de la Guardia Nacional era un traje a la medida para
complacer a Donald Trump y sus presiones para que México construyera un muro migratorio
militar que frenara a los centroamericanos, sudamericanos, caribeños y africanos que estaban
cruzando por México vía caravanas o de manera aislada por las rutas como el tren conocido como
“La Bestia” o llevados por “coyotes” hacia la frontera norte.
El diario estadunidense New York Times publicó el junio de este 2019. “El despliegue de la Guardia
Nacional es parte de un acuerdo entre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el de su
homólogo estadounidense, Donald Trump, pensado para evitar la imposición potencialmente
devastadora de aranceles a los productos mexicanos”.
Más de 15 mil flamantes marinos, policías federales, soldados y nuevos reclutas dieron un vuelco a
la política migratoria mexicana y se convirtieron en este 2019 en la primera generación de
virtuales “policías migratorios”, vía la Guardia Nacional, dedicados lo mismo en la frontera sur de
Chiapas que en Ciudad Juárez o cualquier ruta o carretera a inhibir, hostigar, detener y deportar lo
mismo a mujeres, niños, jóvenes y adultos.
Incluso la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) denunció que la Guardia Nacional se ha
convertido en un “muro humano” contra los migrantes que pretenden llegar a la frontera norte.
José Guadalupe Torres Campos, Obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, expuso ante 130
directores de albergues de migrantes la grave situación y hostigamiento militar hacia los
centroamericanos que imploran se les facilite un salvoconducto para poder continuar su camino y
son ignorados.
Esta semana el padre Alejandro Solalinde, aún director del Albergue Hermanos del Camino, en una
entrevista reproducida por la Revista Proceso, defendió la utilización de la Guardia Nacional en
contra de los migrantes y dijo que la prioridad es que no “sigan ocasionado un problema
internacional” entre los gobiernos de México y Estados Unidos por el cruce masivo por nuestro
país de las caravanas migrantes.

En los hechos. Durazo reveló desde julio del 2018 la intención de un muro policiaco o militar
contra los migrantes que ya estaba diseñado desde antes de iniciar el Gobierno de la Cuarta
Transformación, sólo que Donald Trump presionó y evidenció el acuerdo de la Border Patrol
Mexicana y Solalinde sólo le dio su bendición. Tal Cual.
www.theexodo.com

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto