Connect with us

Columnistas

Roberto Vizcaíno – TRAS LA PUERTA DEL PODER: La amenaza de EU al T-MEC une a senadores y Gobierno de México

En un encuentro inédito entre Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal con los coordinadores de todas las fracciones y la directiva en el Senado, se fijaron ayer respuestas a 5 temas que hoy se discuten internamente en EU entre Donald Trump y la House of Representatives en Washington.

A petición del Senado mexicano, los norteamericanos aceptaron adelantar un documento que ellos debaten internamente, para obtener una respuesta de México como parte interesada, indicaron Ebrard y Monreal.

“Así nosotros vamos a fijar posición respecto a un proceso interno en Estados Unidos… podríamos habernos enterado de esa negociación una vez aprobada por la Cámara de Representantes y después nosotros fijar nuestra postura”, señaló Ebrard.

Acompañado por Graciela Márquez, secretaria de Economía y Jesús Seade, subsecretario y jefe negociador de México para el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, en Canciller Ebrard consideró como muy afortunado que el Senado en México haya ratificado ya la versión mexicana del T-MEC porque así los senadores saben ya que contiene este tratado y no hay necesidad de discutir de nuevo sus temas.

Lo igualmente afortunado dentro del debate de revisión del T.MEC en EU es que el 90 por ciento de lo que contiene ya no está a discusión y sólo se da hoy un debate respecto de los siguientes puntos:

“… lo que vamos a dar a conocer a EU es lo que México piensa, qué propone y qué no quiere de la negociación que están haciendo ellos internamente y que nos afecta.

“¿Qué temas se han consultado con el Senado?

“En lo laboral donde hubo voces en EU que planteaban la realización de inspecciones directas, o de presencia de funcionarios de Estados Unidos en territorio mexicano para supervisar plantas o empresas. Evidentemente eso no es aceptable. Todos aquí estamos de acuerdo.

“En cambio, vemos bien los paneles planteados para resolver controversias entre México y Estados Unidos. Si se aceptan, los plantearíamos no sólo para resolver controversias laborales, sino en otros temas.

“El panel es un instrumento de resolución de controversias, paritario, integrado por expertos y con un tercero con autonomía respecto a ambos países, que al final del día es quien toma las decisiones.

“Los paneles funcionan en muchos temas de carácter comercial, de México en sus tratados comerciales y en la propia Organización Mundial del Comercio.

“Hemos hablado además de medio ambiente, de los medicamentos biogenéricos o biotecnológicos, y del acero y el aluminio.

“Sobre compromisos de medio ambiente, México tiene una posición más avanzada que Estados Unidos, para empezar, en cambio climático; hemos suscrito tratados y convenios y, no hemos tenido ningún inconveniente en que las y los compromisos de carácter internacional de México en materia de medio ambiente, puedan incluirse en el tratado, porque también obligarían a Estados Unidos; entonces lo vemos favorable, no encontramos ahí reserva mayor.

“En biomedicamentos y los tiempos para su protección, México ha planteado varias alternativas, veremos cuál se adopta para que sea más ágil y los tiempos de protección no sean tan extendidos.

“Y respecto al acero y el aluminio, Estados Unidos quiere que el 70 por ciento de ambos productos provengan de la región de Norteamérica y sea desde lo que se llama la fundición originaria del acero.

“Ya México les ha dicho que nos crearía muchos problemas; luego de esta reunión les diremos no lo aceptamos si no se fija un plazo de más de cinco años para su entrada en vigor; caso contrario, no lo aceptaríamos por ningún motivo.

“En cuanto al aluminio, no aceptaremos ningún plazo, porque no tenemos el recurso primordial del aluminio, que es la bauxita, entonces nos pondría en una desventaja muy grande; por lo tanto, no es de admitirse en el tema del aluminio ningún plazo.

Esos son esencialmente los elementos de nuestra posición que se plantearán en la próxima hora a la contraparte norteamericana y a Canadá. Estas son las líneas rojas.

“Por supuesto hay muchos detalles.

“El 90 por ciento del tratado no está a discusión o a revisión. Lo que vamos a tener es un adendum, y estas son las líneas rojas.

“Vamos a ver la reacción… y cuando la tengamos se las informamos”, detallo Ebrard a los medios.

En la parte senatorial aparte de Ricardo Monreal, estuvieron en este encuentro inédito y sorpresivo Mónica Fernández, presidenta del Senado; Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y los titulares de las comisiones del ramo; Mauricio Kuri, coordinador de los senadores de Acción Nacional; Miguel Ángel Osorio Chong, del PRI; Miguel Ángel Mancera, del PRD; Dante Delgado de MC; Sasil de León Villard, del PES; Manuel Velasco del Verde y Raúl Bolaños del PT.

A este encuentro no se convocó a los representantes del sector empresarial, pero es obvio que lo que acordaron proteger los senadores es a la planta productiva mexicana.

Ahí Ebrard habló insistentemente de “líneas rojas” y de “horas decisivas” mientras Monreal destacaba la pluralidad del encuentro de una respuesta de unidad por México.

El todos a una como en Fuenteovejuna, pues.

Y la senadora Fernández consideró que esta respuesta muestra la voluntad de todos los senadores de ir en el futuro a una respuesta igualmente rápida, si importar fechas ni horarios.

ROSARIO Y SU OPORTUNIDAD

Para Dulce María Sauri, una diputada que no tiene par en San Lázaro -ha sido ya varias veces diputada y senadora, fue gobernadora de Yucatán y presidenta del PRI justo en el momento más crítico para este partido, en las elecciones presidenciales del 2000 que ganó Vicente Fox, pero además tiene la experiencia de haber participado en la hora guerrillera de la izquierda mexicana allá por los 70 del siglo anterior, por lo que sabe de movimientos radicales de izquierda-, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador es -dice irónicamente-, un gobierno de una izquierda muy neoliberal.

Parte de la minibancada del PRI en San Lázaro sigue con interés la ocurrencia atribuida a Pablo Gómez de iniciar un juicio Político a Rosario Robles, exsecretaria de Sedesol y de Sedatu.

Sauri advierte que la ocurrencia puede salirle muy cara a AMLO y a Morena porque el único juicio político abierto en el la Cámara de Diputados en México fue contra un político por allá en los 40 del siglo pasado. Desde entonces no ha habido otro.

De procedencia ha habido varios. No es lo mismo. Y el Juicio Político, explica, solo funciona para un funcionario en funciones porque la mayor sanción es la de la inhabilitación. Y Rosario Robles ni es funcionaria y ya fue inhabilitada.

Pero sobre todo la experredista puede exigir comparecer personalmente en su juicio político ante la Cámara de Diputados, para lo cual se le deberá dejar salir de la cárcel a fin de asistir personalmente a San Lázaro.

Y seguro eso será seguido por muchísimos medios nacionales y extranjeros, lo que podría no ser del agrado de AMLO.

Y eso deberá ocurrir en los siguientes días.

 

….rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto