Connect with us

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: De momento, eliminados los obstáculos para Santa Lucía

– Sobre todo, en tiempos de paz, resulta difícil creer que un aeropuerto civil pueda ser considerado una instalación estratégica.

         Sin embargo, así ocurrió: el juez Quinto de Distrito en materia Administrativa, Juan Carlos Guzmán Rosas, decidió que no se pueden suspender las obras para convertir a la base militar de Santa Lucía, estado de México, en el nuevo aeropuerto civil internacional de México.

         Esta decisión contradice y deja sin efecto dos sentencias de otros tantos juzgados federales que ordenaron suspender las obras de transformación de la terminal aérea, a petición de la organización #NoMásDerroches, que nació precisamente con el propósito de oponerse a esa obra, precisamente por considerar un desperdicio de miles de millones de pesos suspender la construcción de Nuevo Aeropuerto Internacional de México (AIM) en Texcoco y reemplazarlo por una terminal en San Lucía, que funcionará de manera combinada con el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que cada día evidencia más resultar ineficiente ante la gran demanda de vuelos nacionales e internacionales.

         En agosto pasado, el juez Décimo de Distrito, con sede en el estado de México, concedió una suspensión definitiva en contra de todos los efectos y consecuencias de la Autorización de Impacto Ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) respecto al proyecto de Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL).

         Ese fallo, en respuesta a uno de los juicios de amparo promovidos por #NoMásDerroches, compartió el criterio sostenido antes por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Segundo Circuito al otorgar una suspensión provisional en contra de la Autorización de Impacto Ambiental”.

         Esas sentencias provocaron gran disgusto en las altas esferas del gobierno de la llamada “Cuarta Transformación”, en particular del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se quejó de manera reiterada del comportamiento del Poder Judicial Federal, al admitir los argumentos de la oposición.

         Jurídicamente, los abogados del propio gobierno federal y en particular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) refutaron las demandas de amparo con el argumento de que se afecta una instalación estratégica. La SEDENA argumentó que la suspensión definitiva pone en peligro la defensa, integridad y soberanía del país por no permitir el despliegue de tropas para atender la seguridad nacional y, a final de cuentas, encontraron un juez que aceptó sus argumentos.

         En efecto, el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa falló a favor de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y revocó una suspensión definitiva que impedía la construcción del aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en el Estado de México.

         Con esta sentencia, se puede dar inicio a las obras para transformar a Santa Lucía de  una base militar en un aeropuerto civil de rango internacional.

         Si embargo, el caso no puede ser considerado por completo. Así como lo hizo el gobierno federal frente a los fallos que ordenaron suspender las obras, las organizaciones que están en desacuerdo, como #NoMásDerroches tienen la posibilidad de apelar ante tribunales de alzada, hasta llegar, probablemente, a la Suprema Corte de Justicia.

         Pero mientras sobreviene la reacción de quienes se oponen al aeropuerto de San Lucía, el presidente López Obrador tiene la oportunidad de colocar la “primera piedra” de lo que es una de las piezas fundamentales de su programa de obras de infraestructura.

         La Cosecha

         Otro asunto conflictivo para el gobierno federal, la renuncia del ministro de la Suprema Corte de Justicia (SCJN) Eduardo Medina Mora, llegó a su término, al aceptar el pleno del Senado que el mencionado abogado deje su sitio.

         La renuncia se discutió entre mutuas acusaciones, entre las que sobresale la suposición de que existe un pacto de impunidad, para que Medina Mora dejara el sitio para un allegado al presidente López Obrador a cambio de no se perseguido judicialmente, ni tampoco miembros de su familia presuntamente involucrados en movimientos irregulares de grandes cantidades de dinero.

         Durante dos horas, los senadores, sobre todo del PAN y MORENA intercambiaron reproches y descalificaciones por presuntas presiones del Ejecutivo sobre Medina Mora, quien colaboró con gobiernos surgidos del PAN y del PRI, sobre todo en cargos relacionados con seguridad y en posiciones diplomáticas, pues fue embajador de México tanto en Gran Bretaña como en los Estados Unidos.

         El senador del PAN, Gustavo Madero demandó investigar si con esta renuncia no se está solapando actos de corrupción por parte de Medina Mora. “Exijo que no haya impunidad”, que no vaya a dar “carpetazo” a este caso solo porque se doblegó a un ministro de la Corte”.

         En respuesta, el senador ahora “moreno” y ex panista Germán Martínez sostuvo que “no hay una renuncia apalabrada” y consideró que mas bien el presidente López Obrador está desmontando la herencia del ex presidente Enrique Peña Nieto.

         A su vez, el coordinador de MORENA y presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), Ricardo Monreal, pidió a los senadores no asumirse como un tribunal de alzada y no entrar en un proceso de linchamiento en  contra de nadie. “No puede convertirse esta Cámara en una Cámara de linchamiento o enjuiciamiento, tampoco de defensa”, afirmó.

         Discusiones aparte, el procedimiento se finiquitó de forma relativamente fácil, pues la votación fue de 111 sufragios a favor y sólo tres en contra, con cinco abstenciones.

         Ayuda el INE al PRI a depurar su padrón de militantes.

         Luego del fallido intento de que el Instituto Nacional Electoral (INE) condujera la elección de la dirigencia nacional del PRI, el nuevo equipo dirigente del partido, encabezado por Alejandro Moreno Cárdenas, logró el respaldo de la autoridad electoral para depurar su padrón de militantes.

         Fallas e inexactitudes en el listado de militantes fue la razón principal de que los consejeros electorales se abstuvieran de hacerse responsables de ese proceso, en el cual finalmente resultó electo en mencionado Moreno Cárdenas. Las irregularidades en el listado hubiesen ocasionado, además, cuantiosas multas para el partido que de por sí ha visto reducidos drásticamente sus ingresos por la baja votación recibida en las pasadas elecciones presidenciales.

         Ahora existe la posibilidad de que el tricolor pueda tener un padrón que responda a la realidad. Por el convenio con el INE, el partido podrá usar la aplicación (app) del instituto para actualizar su listado de militantes durante el resto del año, con miras a demostrar que puede mantener el registro al cumplir el mínimo de militantes en todo el país. La mencionada aplicación permite recoger los datos de los militantes para integrarlos a un expediente electrónico cifrado que acredita su voluntad de afiliarse a ese instituto político y protege sus datos personales

         Por parte del INE participaron en la firma del convenio el presidente del INE, Lorenzo Córdova, el director de Prerrogativas y Partidos Políticos, Patricio Ballados, el director del Registro Federal de Electores, René Miranda, y la consejera Adriana Favela, presidenta de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos, mientras que por el PRI, estuvieron la secretaria general, Carolina Viggiano, y los representantes del tricolor ante el INE, Marcela Guerra y Gerardo Triana, la secretaria de Gestión Social, Lorena Piña, y el secretario adjunto a la presidencia Jonathan Márquez.

         Ayer se confirmó que el Senado otorgará este año la Medalla Belisario Domínguez a la ex candidata a la Presidencia de la República, Rosario Ibarra de Piedra, quien se dio a conocer por la incasable búsqueda de su hijo Jesús Piedra Ibarra y otros desaparecidos durante el lamentable periodo conocido como la “Guerra Sucia”

         La Comisión encargada de asignar la Medalla Belisario Domínguez analizó casi 400 propuestas y finalmente se decidió por esa luchadora social, quien recibió el voto del ahora presidente de la República, López Obrador, en los comicios federales del año anterior

         El galardón será entregado el próximo día 23, en una ceremonia en la que se prevé la asistencia del primer mandatario, en la antigua sede del Senado, en el Centro Histórico de la capital.

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto