Connect with us

Camara de Diputados

Aprueban En San Lázaro reforma para el etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas

Con una votación en lo general, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 458 en favor, cero en contra y dos abstenciones las reformas a la ley General de Salud, para establecer etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas no alcohólicas, en los que se informe sobre los riesgos al consumir productos con alto contenido calórico, de grasas saturadas, azúcares totales y sodio.
El Pleno lo aprobó en lo general con 458 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones, a las 14:30 horas, y de inmediato procedió a la discusión de una reserva presentada por el diputado Rubén Terán Águila, que fue desechada y, posteriormente, a las 14:45 horas, lo ratificó en lo particular con 445 votos en pro, cero en contra y tres abstenciones; y lo turnó al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.
El documento reforma los artículos 2, 66, 111, 114, 115, 159, 210, 212 y 215 de la Ley General de Salud, y surgió de ocho iniciativas presentadas, entre el 6 de febrero y el 26 de junio de este año, por diputados de Morena, PRI, MC, PES y PVEM.
Dichas iniciativas fueron dictaminadas por la Comisión de Salud, que preside la diputada Miroslava Sánchez Galván.
La discusión inició a las 11:50 horas, luego de que la Mesa Directiva hizo la declaratoria de publicidad del dictamen y consultó al Pleno si autorizaba someterlo de inmediato a discusión y votación.
La diputada Sánchez Galván fundamentó el proyecto de decreto, en tribuna, donde se refirió a la situación de obesidad, sobrepeso y diabetes en la población mexicana; señaló que alrededor del 35 por ciento de niños, niñas y adolescentes padece sobrepeso u obesidad, y en el caso de los adultos, el 71 por ciento, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).
Destacó que la diabetes mellitus, que en 2006 afectaba a 9.2 por ciento de la población mexicana, “hoy ha alcanzado aproximadamente el 9.4 por ciento de nuestra población, lo que equivale a más de siete millones de personas”.
En ese sentido, apuntó que el etiquetado frontal de advertencia, como parte de la estrategia en el combate al sobrepeso, obesidad y diabetes, será una herramienta de prevención y promoción de la salud pública que entra en una estrategia amplia, integral y basada en evidencia sólida.
Refirió que las recomendaciones de organismos de salud internacionales concluyen en que el etiquetado actual conocido como Guías Diarias de Alimentación (GDA) “utiliza valores de referencia incorrectos y no se ha demostrado que sea comprendido por la población de nuestro país”.
“Regular el etiquetado frontal de advertencia es una forma de hacer posible y accesible el derecho a la salud de los consumidores, ya que lejos de ser una regulación prohibitiva, reconoce que el etiquetado frontal es la única fuente de información con la que cuenta el consumidor en el punto de venta, por lo que es importante que este sea capaz de localizar, leer, interpretar y comprender la información que se le presenta para así tomar una serie de decisiones respecto a los alimentos y bebidas que consumen”, externó.
Posteriormente diputados de los grupos parlamentarios fijaron las posturas de sus respectivas bancadas y al término de ello comenzó la discusión en lo general, donde diferentes diputados hablaron en favor y en contra del dictamen.
En dictamen establece que el sistema de información simplificada en el área frontal de exhibición del envase, debe advertir de manera veraz, rápida y simple si el contenido excede los niveles máximos de contenido energético, azúcares añadidos, grasas saturadas, grasas trans y sodio y los nutrimentos críticos, así como ingredientes.
Previo a esta discusión Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena, aseguró que esta reforma no va en contra de la industria alimentaria, y pidió hacer conciencia del grave problema de obesidad por el que atraviesa el país y pidió que no se vea como una agresión.
“Es una reforma que no va en contra de la industria, sino que va dirigida a fortalecer la educación y la cultura respecto de la salud para la población”, destacó.
“Invito la industria alimentaria que no lo tome como una agresión, sino que tratemos, de aquí en adelante, tener corresponsabilidad y que haga cada quien lo que le toca en materia de salud, pero que no permitamos que esta generación de niños continúe con los índices de obesidad”, afirmó.
Al posicionar el dictamen, la Presidenta de la Comisión de Salud, Miroslava Sánchez, alertó que en México el 34 por ciento de la población de niños, niñas y adolescentes padecen de sobrepeso u obesidad mientras que en los adultos es de un 71 por ciento, por lo que considero necesario lograr una estrategia integral en salud pública, como la aprobación del etiquetado frontal.
En tanto, la diputada del PT, Roselia Jiménez pidió que como sociedad se deben cambiar los alimenticios y volver a los alimentos de la tierra. También pidió prohibir en las cooperativas de las escuelas se siga vendiendo los alimentos chatarra.
En la discusión, Gerardo Fernández Noroña, quien se posicionó en contra del dictamen señaló que la obesidad en México es generada por la fructosa. Dijo que poco servirán las etiquetas cuando se siguen vendiendo bebidas con fructuosa.

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto