Connect with us

Columnistas

Por Luis Repper Jaramillo: *Si está sola, sí está sola, sí está sola… la población de la CDMX – *Exponencial inseguridad e incapacidad de la administración Sheinbaum

lrepperjaramillo@yahoo.com
Se dice en el argot político/periodístico “cuando un funcionario público el Presidente de la
República, tiene que dar espaldarazo en un masivo, entrevista, discurso, etc. es prueba de
que está haciendo las cosas mal, no puede con el paquete, es incapaz o está a punto de
dimitir (por voluntad del pueblo)” de otra manera no hay necesidad del “respaldo”
Vox populi es inteligente y cuando presiona por falta de seguridad, de tributaciones
excesivas, de disposiciones irracionales o porque de plano no ve el perfil profesional en el
cargo, es necesario que la autoridad superior escuche y obedezca a quienes llevaron al
poder a ese incompetente. Si no reacciona el superior, se convierte en cómplice y omiso
(que es delito federal) y debe actuar en consecuencia.
Este escenario se dio apenas la semana pasada en un acto del Gobierno Federal, en la
Alcaldía Gustavo A Madero, en la Ciudad de México, en donde López Obrador, sin más, ni
más empezó a defender a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, ante las críticas e
incompetencia de administrar –siquiera- bien, razonablemente los destinos de la capital de
la república.
Energúmeno, como es, soberbio como actúa, arengó a los convocados al evento, desde
luego Adultos Mayores, beneficiarios de los programas sociales de El Peje, a muchachos
receptores de dinero del mamotreto “Jóvenes construyendo el futuro”, cientos de acarreados
y los aplaudidores del señor López y de la señora Sheinbaum,
Andrés Manuel no aprende, sigue actuando como candidato presidencial. Con su actitud
denotó que está en campaña (como lo hizo durante 18 años. Se acostumbró) para impulsar a
su candidata al gobierno de la Ciudad. Beligerante, agresivo, retador (como siempre), con
voz descompuesta, ignorando la investidura de primer mandatario, arremetió contra los
“molinos de viento” al gritar “me siento muy tranquilo (claro, nunca camina solo, ni sube
a un microbús, a un autobús colectivo, al Metro, Metrobús, etc. siempre está custodiado por
guaruras) en la Ciudad de México porque tenemos una extraordinaria jefa de gobierno,
Claudia Sheinbaum. No está sola, no está sola, no está sola”… A una señal indicada desde
el templete, los acarreados de la Transformación de 4ª, de Morena, de la Alcaldía GAM,
empezaron a corear “no está sola, “no está sola”.
De la sillería se levantó la incapaz Sheinbaum, caminó hacia el atril, en donde su dueño y
jefe le extendió el brazo, se tomaron de las manos… descompuesto, López Obrador,
vociferó “maltratan mucho a la jefa de gobierno, pero tiene el apoyo del Presidente de la
República (diría la conseja popular: no me ayudes compadre o con este amigo, para qué
quiero enemigos), y el pueblo de la Ciudad de México (¿seguro Andrés, el pueblo la
quiere? No mientas López)
Siguió el propietario de Morena, “la maltratan mucho unos grandulones, abusivos,
ventajosos (se refería El Peje a los medios de comunicación no afines a la T4a, la prensa
fifí, el hampa del periodismo, a las redes sociales, a vox populi)… pero no está sola. Pena
le debió dar a la Sheinbaum levantarse de su silla, cuando en sus hombros carga corrupción,
impunidad, omisión, complicidades.
Le citaré algunas, que hoy pretende olvidar, pero en su “yo interno” sabe que es culpable y
tiene las manos sucias: En el trienio 2009/2012, quien fuera Delegado en Coyoacán, por el
PRD, Raúl Flores (luego Presidente Nacional del partido) entregó iguala mensual a Claudia
Sheinbaum por 30 mil pesos, a través de una “aviaduría” en nómina cuando aún militaba
en el Sol Azteca.

De 2015 a 2017 la esposa de Carlos Imaz Gispert (delincuente electoral en 2004, fue
acusado y presentado ante el juez. No pisó la cárcel porque el delito era considerado no
grave y con 100 mil pesos de multa, la libró), Sheinbaum Pardo, obtuvo por el PRD la
jefatura delegacional en Tlalpan, en medio de una desastrosa gestión de corrupción, tranzas,
omisiones, complicidades e impunidades, especialmente en el cambio de uso de suelo,
instalación de gasolinerías, de hoteles de paso, inseguridad, crecimiento de la delincuencia,
entre otras calamidades.
Tal vez la más indignante y que le marcó para siempre de corrupta y omisa (aunque haya
sido exonerada por la PGJDF de gestión perredista) fue la tragedia del 19 de septiembre de
2017, por el sismo que azotó la Ciudad de México y colapsó la Escuela Enrique Rébsamen,
en donde murieron 19 niños (alumnos) y 7 adultos, responsabilidad que recayó en acciones
complacientes, irresponsables, indignas, culposas de la autoridad delegacional, pues a pesar
de que la Dirección de Protección Civil reportara que en ese edificio su dueña, Mónica
García Villegas, construía un cuarto piso (sin autorización oficial) para instalar su
departamento, PC informó que esa obras eran un sobrepeso para la estructura original y
podría provocar su caída. La jefa delegacional, guardó cómplice silencio, dejó que las cosas
pasaran y ya conocemos el resultado.
Por ese entonces (finales de 2017) ya estaba en efervescencia el relevo presidencial, el
cambio en la jefatura de gobierno del DF, del Congreso de la Unión (diputados y
senadores), dejaría de ser ALDF para convertirse en Congreso de la Ciudad de México,
relevos en las jefaturas delegacionales y otros, los momios favorecían al dueño de Morena
(AMLO) y su inminente victoria.
La Sheinbaum ya había sido impuesta como aspirante al gobierno del DF, por lo que no le
convenía que el asunto del Rébsamen empañara la campaña y eventual triunfo de la ex
señora de Imaz.
Aún delegada en Tlalpan, torció todas las leyes para evadir su responsabilidad y que no se
ensuciara con el trágico desenlace del Colegio. Protegió a capa y espada a Mónica García,
no ordenó su detención para fines judiciales. En pocas palabras la dejó huir, evadir su
responsabilidad (omisión/complicidad) y jugó todas sus cartas para evitar que la
Procuraduría General de Justicia del DF, la responsabilizara del desplome de la
construcción y le cargarán la culpa por los 26 decesos. Libró penalmente el caso… pero
moral y éticamente, carga sobre sus hombres y conciencia las consecuencia.
Tras varias investigaciones legales se supo que Miss Mónica, tiene un lazo familiar muy
importante, que tanto a ella como a Claudia favorecía para quitarse la responsabilidad de la
tragedia.
Resulta que Mónica García Villegas, es hermana de Eduardo García Villegas. Notario
Público # 15, en la Ciudad de México, nada menos cuñada y esposo, de la ex Ministra de
la Corte y actual Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero. En el tiempo del sismo
de 2017, ya contemplaba y era visible que López Obrador había impuesto como titular de
la SEGOB a la señora Sánchez, por lo que no convenía un escándalo de esa magnitud que
enturbiara los planes de la T4a… y todo se dejó a la maña del olvido.
Pero… ya instalados en el poder y a fin de maquillar la “Honestidad Valiente” de la
Transformación de 4ª, no les quedó de otra a López y Sánchez Cordero que negociar con la
PGJCDMX, con Ernestina Godoy, permitir la captura de la “cuñada incómoda”, y fue el 11
de mayo pasado, que “una llamada anónima” a la Procuraduría para avisar que Miss
Mónica, se encontraba plácidamente desayunando en un restaurante de la Calzada de
Tlalpan, en donde le cayó el brazo de la justicia y fue detenida… ¡Usted cree!
Así, la Sheinbaum se “anotó un triunfo” jajajajaja… pero fue garbanzo de a libra, pues la
realidad es distinta. Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad
Pública señalan que de enero a abril de este año los secuestros en la CDMX crecieron en
271% respecto al mismo periodo del año anterior, ya en la gestión de Claudia.

En sólo 5 meses (dic/abril) se tienen registrados 642 homicidios dolosos, pero con un
bajísimo porcentaje de detención de los asesinos. Sólo se dan números de carpetas de
investigación pero no casos resueltos. Imparable la delincuencia en la ciudad ante la
pasividad e incapacidad de las policías capitalinas para frenar esta vergüenza.
El mismo SESNSP revela que en el primer cuatrimestre 2019 registró 82 mil 175 delitos
entre asesinatos, feminicidios, abortos, lesiones, robo a mano armada, de autos, secuestros y
otros.
Sheinbaum y su inepto Secretario de Seguridad Ciudadana Jesús Orta, saben y conocen al
menos a 12 Cárteles de delincuencia organizada que operan en la Ciudad, pero su pasividad
e incapacidad les permite operar con resultados citados. La ciudad está en poder de los
Cárteles: Jalisco Nueva Generación, Unión Tepito, Anti Unión Tepito, de Tláhuac, Los
Rodolfos, Los Molina, Familia Michoacana, del Pacífico Sur, de Sinaloa, La Barbie, de
Juárez, del Golfo, Los Mara Salvatrucha, responsables de la inseguridad, terror y pánico de
más de 14 millones de capitalinos y 3 millones de visitantes o de paso al día… Y Claudia
Sheinbaum durmiendo el sueño de los justos.
El detonante que se convirtió viral en las redes sociales, la denuncia de incapacidad en los
medios de comunicación no afines a la T4a, y el abandono a la ciudadanía “sí está sola”,
“sí está sola” “sí está sola”, fue el secuestro e inmediato asesinato (aun pagando el rescate)
del joven estudiante de Mercadotecnia Internacional en la Universidad del Pedregal,
Norberto Ronquillo Hernández, quien un jueves fue levantado y el domingo encontrado su
cuerpo abandonado en un bosque de Xochimilco.
Las evidencias señalan que hubo confabulación de policías de proximidad de la CDMX con
un Cártel (tal vez el de Los Rodolfos) que opera en el sur de la ciudad y en la zona de
canales.
Mientras el sábado López y Sheinbaum celebraban en la GAM el apoyo “presidencial” a la
nulidad administrativa de la segunda, horas después se descubrió “por llamada anónima” el
descompuesto cadáver de Norberto. En un templete reían, gozaban, presumían fidelidad
morenista, en el hogar de la familia Ronquillo Hernández, desgarradora e impotentes
escenas aceptaban la realidad: el hijo y hermano había sido masacrado.
Esto irritó, encabronó a la sociedad de todo el país, responsabilizando por incapacidad,
nulidad o desinterés a la Jefa de Gobierno, que aprovechando un acto oficial buscó el cobijo
de López, que de nada sirve, pues la mensajería electrónica y otros medios exigen la
renuncia o solicitud de licencia para separarse del cargo a la Sheinbaum. Es vox populi.
El amo y jefe dijo que tiene el apoyo del pueblo; desde luego que no, esa ciudadanía está
abandonada a su suerte, ante la incompetencia de la señora que aún despacha en el viejo
edificio del Ayuntamiento de la Ciudad… ¿Hasta cuándo, Andrés?

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de
Comunicadores por la Unidad (CxU)

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto