Connect with us

Nacional

Migrante señala que deben cuidarse en trayecto a EU

El migrante procedente del estado de Oaxaca, Juan Chantal, manifestó que no considera peligroso el viaje a Estados Unidos, pero de cualquier forma todos los que andan fuera de su tierra deben tener cuidado.

Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, comentó que “como siempre sucede, hay que cuidarse tanto estando en la casa como en la calle y más de viaje, pero cuando te toca te toca”.

Expresó que en los días que tiene desde que viajó de su lugar de origen no ha tenido problemas, salvo que el dinero que se trajo para los gastos posiblemente no le alcance para mucho tiempo.

Manifestó que busca llegar a ese país para laborar en los campos agrícolas y ganar más dinero, pero en caso de no lograrlo espera encontrar empleo en el valle de San Quintín, Baja California, donde ya estuvo antes.

Indicó que lo que todos los migrantes quieren es ponerse a trabajar, porque en las pláticas que han tenido ninguno dice que vaya a robar o a causar problemas para donde vaya.

Por su parte, en un comunicado, la Patrulla Fronteriza en Texas manifestó que oficiales asignados a la Unidad Marina en Eagle Pass, rescataron a un padre y su hijo del río Bravo.

“Los migrantes continúan ignorando los peligros y arriesgan sus vidas al intentar cruzar el río Bravo”, dijo Matthew J. Hudak, oficial en jefe de la Patrulla Fronteriza del sector de Del Río.

“Afortunadamente, nuestros agentes marinos pudieron responder rápidamente y evitaron la pérdida de vidas”, mencionó.

El 23 de febrero, agentes de la Unidad Marina de Eagle Pass, observaron a dos personas que comenzaron a dirigirse hacia el lado estadunidense del río Bravo a través de la frontera internacional desde Piedras Negras, Coahuila, México.

Las dos personas rápidamente comenzaron a luchar para mantenerse a flote en una corriente rápida, y los patrulleros detectaron el peligro y navegaron su barco de servicio hacia los individuos, desplegaron una cuerda de rescate y los subieron a bordo del barco.

El padre, de 33 años, y el hijo, de 16 años de edad, ambos ciudadanos de Guatemala, no resultaron heridos y se negaron a recibir tratamiento médico, por lo que ambos fueron procesados según el ordenamiento inmigratorio, citó.

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto