Connect with us

Nacional

Exigen que el nuevo titular de PROFECO esté libre de conflicto de interés y proteja a los consumidores

Published

on

Con la ratificación del Tribunal Electoral de Andrés Manuel López (AMLO) como nuevo presidente, la organización El Poder del Consumidor (EPC), hizo un llamado a la nueva administración para que el nuevo titular de la Procuraduría Federal para la Protección del Consumidor (PROFECO) esté libre de conflicto de interés, para garantizar la independencia de esta Procuraduría por el bien de los consumidores por lo tanto, la única forma de hacerlo es mantener alejada a la industria del proceso.
Debe recordarse que toda la legislación nacional e internacional de defensa de los consumidores parte del principio de que los consumidores entran en una relación profundamente desigual frente a las grandes corporaciones en el mercado, y que el papel de estas leyes y organismos es balancear esa relación. Por lo tanto quien presida este organismo debe ser una persona que ha demostrado su vocación de defensa de los derechos de los consumidores.
EPC señaló que el propio presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, laboró como Director de Promoción Social del Instituto Nacional del Consumidor que posteriormente pasaría a formar la Procuraduría Federal del Consumidor. AMLO conoce la necesidad de este organismo y el potencial que tiene para defender los derechos de los consumidores reconocidos ya como derechos humanos. Es decir, lo que se requiere al frente de PROFECO es un Ombudsman con poderes judiciales.
La organización alertó sobre el desconocimiento en la designación del nuevo titular de esta Procuraduría, mientras el gabinete presidencial parece estar ya definido, otros puestos clave se encuentran en la incertidumbre política como es en este caso. El nombramiento de su titular se encuentra en la mira de las empresas, pues dependiendo de su debilidad o fortaleza, se sancionarán las malas prácticas y negligencias del sector comercial.
Cabe mencionar que la PROFECO es un actor clave dentro de la administración pública, entidad encargada de defender los derechos de los consumidores frente a los intereses de las empresas pues es quien tiene la facultad de investigar a cualquier empresa y sancionar sus abusos cometidos ante los consumidores. Sus temas son tan diversos y trascedentes que se encargan desde la regulación y vigilancia de alimentos y bebidas hasta la implementación de sanciones a los servicios de telecomunicación por abusos comerciales.
El Poder del Consumidor recalcó que, pese a la importancia de este ente gubernamental, se ha visto envuelto en diversos señalamientos en el último sexenio, los cuales van desde el abuso de autoridad (el famoso caso de #LadyProfeco) hasta la falta de estabilidad como institución, pues en tan solo seis años se ha cambiado de Procurador seis veces, utilizándose como un trampolín político.
Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor declaró: “Esta falta de estabilidad no permite que se les dé continuidad a temas trascendentales para los consumidores. Por ejemplo, en 2015 la Procuradora en ese momento, Lorena Martínez, criticó el etiquetado de alimentos y manifestó que si se quería contribuir al consumo sano era imprescindible ofrecerles a los consumidores información útil para un consumo responsable. Esta declaración era imprescindible en el contexto obesogénico que se encontraba –y encuentra aún- el país”. Con la alternancia casi anual en la PROFECO, no se dio seguimiento a esta postura. Un año más tarde, la Secretaría de Salud estaría emitiendo una emergencia sanitaria por obesidad, sobrepeso y diabetes.”
Además, los cambios al frente de la Procuraduría han traído consigo prácticas más afines a las empresas que a los consumidores. Un ejemplo de esto fue la denuncia que hizo EPC en 2016 ante la entrada de un representante de la empresa Coca-Cola al Consejo Consultivo de la PROFECO, pues reclamaban la existencia de un conflicto de interés. Se señaló que con este tipo de acciones los intereses de las empresas serían defendidos al interior del propio órgano de protección a los consumidores, lo cual pone, completamente, en riesgo la imparcialidad y desempeño de la institución.
Como parte de sus funciones prioritarias, la PROFECO tiene la responsabilidad de representar legalmente a todos aquellos consumidores que han sufrido perjuicios directos de las empresas, como el caso contra Nextel, en el que la empresa realizó cobros indebidos a los usuarios por servicios no proporcionados, deficientes o con características y contenidos diferentes a los planes o paquetes ofrecidos. La demanda colectiva presentada fue por la PROFECO en nombre de los consumidores perjudicados, cuyo fallo fue favorable en los tribunales judiciales. Este tipo de acciones ya no deben ser extraordinarias, deben ser una práctica recurrente de PROFECO.
EPC señaló que además de las labores que realiza, es imperante que otras áreas al interior de la Procuraduría tengan una mayor visibilización. El laboratorio de análisis de productos, por ejemplo, podría ser un factor clave dentro de los casos que lleva esta institución, mientras que actualmente simplemente hace recomendaciones sobre los productos. También, se resaltó la importancia de la transparencia de sus decisiones e investigaciones, las cuales pueden ayudar a los consumidores a tomar decisiones.
“No se conoce aún el potencial que tiene PROFECO como una efectiva procuraduría de defensa del consumidor. Se requiere compromiso con la defensa de los consumidores por quien presida esta institución. Tenemos excelentes ejemplos de instituciones similares en América Latina y el mundo. Se requiere fortalecer a PROFECO y realizar reformas a la ley para que tenga más dientes: acabar con los contratos abusivos, la publicidad engañosa, volver efectiva la reparación del daño, claridad en los créditos que se aprovechan de los más pobres, etc. Es una gran oportunidad para rescatar esta institución”, señaló el director de EPC.

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto