Connect with us

Roberto Vizcaíno

Perfilado hacia la derrota, Meade cambia al timonel de su campaña

Published

on

Roberto Vizcaíno

Agobiado por la imparable ola de presiones y comentarios crecientes sobre su inminente derrota, y peticiones de declinación en favor de Ricardo Anaya, el candidato presidencial del PRI, PVEM y Panal José Antonio Meade ejecutó en fast-track el cambio de Enrique Ochoa Reza por René “El Negro” Juárez Cisneros en la presidencia del PRI.

Al menos eso estaba ya más que cantado anoche y dentro del PRI sólo se esperaba echar a andar la reunión urgente del Consejo Político para formalizar ante el INE y el Trife el relevo.

Con este abrupto cambio, Meade lanza a un político de medianos vuelos, con una gris gubernatura y una no menos oscura e inconclusa senaduría de por medio, como el bombero salvador de una campaña presidencial a la que no pocos consideran ya perdida.

“No se trata del presidente del PRI ni del coordinador de la campaña… sino del candidato y su jefe, el Presidente, que lo tiene acogollado, inmovilizado”, indicó un viejo y experimentado priísta al conocer del cambio.

Sometido o no por Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade aclaró ayer en Atlixco, Puebla, que no cuenta con plan B, ni hay negociaciones para declinar por nadie.

“Mi única opción es ganar el 1 de julio… ayúdenme, caminen conmigo, hagamos equipo…. tenemos 58 días para redoblar esfuerzos, tenemos 58 días para convencer y tenemos 58 días para el primero de julio ganar”, casi suplicó.

La salida de Enrique Ochoa y el ascenso de René “El Negro” Juárez supone una renovación y ereorientación a fondo de la estructura no sólo del PRI sino de la campaña de Meade que tiene a Aurelio Nuño como coordinador.

Con la llegada del exgobernador guerrerense se restituye el método interno de darle a un priísta el control del partido. Ahora todos esperan que Juárez desplace a los tecnócratas del ITAM, o al menos los haga a un lado, para darle predominio a cuadros probados dentro del partido en el poder.

Pero sobre todo que se acote la influencia del presidente Enrique Peña Nieto en la conducción de las estrategias de la campaña de Meade.

Todo deberá hacerse rápido, afirman, porque ya no hay tiempo que perder si se quiere intentar ganar.

PEÑA NIETO ENTRA AL QUITE

Quien destapó y aceleró la crisis dentro de la campaña de José Antonio Meade fue el candidato presidencial de Morena.

Según Andrés Manuel López Obrador los empresarios Claudio X. González, CEO de Kimberly-Clark de México; Alberto Baillères, accionista mayoritario de Palacio de Hierro y presidente del Grupo BAL; Germán Larrea, accionista mayoritario del poderoso Grupo México; Alejandro Ramírez, cabeza de la familia dueña de Cinépolis y Eduardo Tricio Haro, mandamás del poderoso Grupo Lala son quienes hablaron con Ricardo Anaya para luego negociar con el presidente Enrique Peña Nieto la declinación de Meade en favor del candidato presidencial del PAN, PRD, MC a fin de evitar que el tabasqueño llegue a la Presidencia.

Anaya rechazó haber conversado con nadie sobre este asunto.

Pero Javier Lozano vocero de Meade reconoció ante Ciro Gómez Leyva que sí hay empresarios que presionan la declinación del exsecretario de Hacienda en favor del panista.

En este contexto, Enrique Peña Nieto salió ayer a aclarar que él es el Presidente de la República y que nada tiene que ver con el proceso electoral y que por lo tanto no tiene que negociar nada ni con empresarios ni con nadie sobre la candidatura de José Antonio Meade.

Entrevistado al salir de la Cumbre de financiamiento a la vivienda Infonavit 2018, bromeó:

“Veo que no veo nada, veo que no veo… veo que no veo, solo ustedes (los periodistas) ven… no sé qué ven…

“Ven equivocadamente. Veo que no veo, y nadie negocia conmigo. Yo soy el presidente. Los candidatos y sus campañas corren en otro camino. Yo soy presidente de la República y estoy dedicado a trabajar”, indicó.

LORENZO CÓRDOVA: NO HAY POSIBILIDADES DE ALIANZAS

A su vez el presidente del INE, el consejero Lorenzo Cordova advirtió que formalmente ya no hay posibilidad de ninguna declinación de candidatos en favor de otros.

Quienes estarán en la boleta de votación son quienes recibirán los apoyos y eso no se puede sumar de uno a otro, afirmó.

Los tiempos de formar alianzas o coaliciones ya pasaron y no se pueden hacer excepciones, indicó.

Luego entonces lo de las intenciones de que Meade decline en favor de Anaya al parecer no es más que una argucia de AMLO quien aprovechó las inquietudes de algunos empresarios para hacer correr el rumor de que se estaba negociado esa declinación.

Y como hay una crisis de credibilidad, pues el rumor de AMLO pego tanto en los medios como en los personajes y las campañas de los adversarios.

EMILIO NO QUIZO ENTRARLE

Ya desde el arranque de la campaña, algunos veíamos a Emilio Gamboa como uno de los pocos, muy pocos, que realmente podían darle un giro ganador a las aspiraciones presidenciales de José Antonio Meade.

Gamboa no sólo está más allá del bien y el mal dentro del PRI, partido dentro del cual ha construido una de las carreras más completas que un político aspire a ser.

El coordinador de los senadores salientes ha sido secretario de un candidato a la Presidencia de la República y luego secretario particular de ese presidente; como tal estuvo en la negociación interna de esa candidatura y luego de la de Carlos Salinas y de la de Luis Donaldo Colosio y fue coordinador de la campaña presidencial de Francisco Labastida.

Fue clave en el Senado de 2000 a 2006 y luego en la construcción de la candidatura de Enrique Peña Nieto y fue quien destapó en los hechos la candidatura de José Antonio Meade.

Emilio Gamboa es el político con la mayor presencia en el poder a lo largo de los últimos casi 40 años. Y por lo tanto quizá el político priísta más influyente dentro del PRI y quien podría sin duda hablar y negociar con todos los personajes del poder político y económico de México.

Hubiera sido el verdadero salvador de la campaña de Meade. Pero no quiso. Por algo será.

La CNTE ESTÁ DE REGRESO

Oportunistas, como perros de presa, los dirigentes de la CNTE aprovechan las debilidades del sistema en este momento, un momento marcado por la salida de un Presidente con el más bajo nivel de aceptación ciudadana, y una campaña presidencial inédita, para obviamente obtener la mejor ganancia económica.

Su objetivo hoy, como el año pasado, y el antepasado y todos los anteriores desde que fue creada en Chiapas el 17 de diciembre de 1979, es medrar a través de la violencia.

Las dirigencias de esta banda delincuencial amparada bajo el disfraz de maestros, saben que el SNTE negocia con el Gobierno Federal el aumento salarial al magisterio que siempre es anunciado el 15 de mayo, durante el festejo del Día del Maestro.

Por eso ya tienen instalado su campamento cerca de Gobernación, y en los días anteriores asaltaron el Congreso de Guerrero, donde causaron destrozos, quebraron puertas y ventanas de vidrio, destruyeron computadoras y muebles y provocaron el terror entre los empleados.

Por eso han hecho cortes en la autopista de El Sol, donde han afectado a miles y miles de turistas y personas que tienen que trasladarse a través de esa carretera y por eso ya llegaron a la capital del país.

Como los años anteriores se irán con las bolsas llenas de muchos millones de pesos.

..rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Advertisement

Copyright © 2017 Endirecto