Connect with us

Adriana Moreno

“Congelado”, ¿el destino del fuero?; PRI: tecnócratas vs viejos militantes; TUCOAMLO, una realidad

Published

on

 

Luego de la desvelada del día anterior, ayer, en el Senado de la República, no había mayor tensión por la discusión de la eliminación del fuero; se podría decir que había hasta tranquilidad y más de un senador aseguraba “en corto” que la famosa iniciativa no iba a pasar y que sería modificada para regresarla de nueva cuenta a la Cámara de Diputados para quedar ahí quedar “congelada” y pospuesta. Ese era, hasta el momento de escribir estas líneas, el acuerdo entre el PRI y los senadores que representan la coalición “Por México al Frente”, uno de los más activos en el tema, Jorge Luis Preciado.

El senador priísta Enrique Burgos, corría de una reunión a otra, al tiempo que en los corrillos de la sede legislativa, se aseguró más de una vez que el Revolucionario Institucional no se iba a dar “un balazo en el pie” con la aprobación de dicha minuta, sin embargo, sí cayó en contradicciones pues hay que recordar que pelearon, -como se consignó en este espacio en anterior entrega-, la paternidad de dicha iniciativa y los del tricolor hasta la “bautizó” como la “Ley Meade”.

De lo anterior puede desprenderse entonces que al interior del Revolucionario Institucional se libra una batalla entre los tecnócratas y el priísmo más añejo y tradicional que de siempre, se había pronunciado en contra de la eliminación del fuero y que no le perdonan a los nuevos militantes de ese instituto político, que hubieran llevado un candidato que, como José Antonio Meade, lo último que quiere es abanderar las siglas del PRI porque prefiere que lo vean como ciudadano.

El coordinador de la bancada de PT-Morena en el Senado, Manuel Bartlett, colocó el tema en su justa dimensión al asegurar que no se trata de fuero sí o fuero no, palabras más, palabras menos, sino de control de las instituciones.

En este punto se recordó los procesos de desafuero que recientemente se han intentado sacar adelante en la Cámara de Diputados. Por ejemplo dos “ilustres” veracruzanos como: Tarek Abdalá y Alberto Silva, ambos, muy ligados al exgobernador hoy preso, Javier Duarte de Ochoa. La legislatura está a punto de terminar y nunca se pudo desaforarlos y eso sí, el fuero les sirvió muy bien.

En cuanto a la guerra que estarían librando tecnócratas vs priístas, esto no representa obstáculo alguno para que en la víspera electoral, se hagan importantes alianzas ni más ni menos que entre el PRI y el PAN, porque el PRD no aporta mucho electoralmente hablando.

Resulta que ayer, en el Senado de la República, se siguió hablando sobre la posibilidad de que por la vía de los hechos, el partido tricolor se una al albiceleste para que no llegue Andrés Manuel López Obrador a Los Pinos y para ello, la estructura del PRI trabajaría ni más ni menos que a favor del abanderado presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, con todo y que hace un par de días, el propio Meade descartó la posibilidad de “tirar la toalla” para declinar a favor del llamado “Joven Maravilla”. No obstante y como puede observarse, el TUCOAMLO se hace una realidad.

Es más, se llegó hasta decir que para lograr el objetivo, se necesitaría un priísta experimentado y de muy viejo cuño para sustituir a Enrique Ochoa Reza en el CEN tricolor y se habló del coordinador de la bancada de ese instituto político en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, como una de las pocas posibilidades para reconciliar a los “tecnos” con los viejos priístas. ¿Será?

La consigna ya está hecha no solo en la Cámara Alta y el objetivo es que López Obrador no llegue y a ello, por cierto, ayuda mucho el tabasqueño pues ya retomó el discurso beligerante de anteriores campañas, botando el de “Amor y Paz”, aunque con una buena dosis de autovictimización y es él mismo, el que se encarga de “soltar al tigre”.

Y ante este escenario, Anaya hace su labor. Ayer, al participar en el Foro “Actúa Mx”, que se realizó en Tecnológico de Monterrey, el exdirigente panista confesó que si no hubiera sido el abanderado presidencial del PAN, sería la ahora candidata independiente, Margarita Zavala la que tendría ese puesto y Anaya, sin más, se hubiera disciplinado para votar por ella, a la que calificó (a lo mejor nada más de “dientes para afuera”), como “una mujer sensible y con carisma”.

Pareciera que Anaya Cortés le está tendiendo un puente a la exprimera dama, con esto de las posibles declinaciones de facto; no lo necesita, sin embargo, le aportaría un número, no significativo de votos a su causa.

Además, el “Joven Maravilla” olvida que él fue quien le cerró el camino a Zavala, primero junto con el exlíder de Acción Nacional, Gustavo Enrique Madero, quitándole la posibilidad de tener una curul en la Cámara de Diputados y luego, él solito al metérsele en la cabeza la idea de que quería ser candidato presidencial al precio que fuera y pasando por encima de quien sea.

MUNICIONES

*** El diputado local Leonel Luna Estrada defendió la Ley que extingue la pretensión punitiva y la potestad de ejecutar penas y medidas de seguridad contra aquellos jóvenes que participaron en la manifestaciones de diciembre el 2012, ya que tiene como objetivo que la Ciudad de México siga siendo un ejemplo del derecho a la manifestación y a la libre expresión de ideas. Sin duda esta ley que avaló por unanimidad la ALDF, es diametralmente opuesta a lo que propone AMLO y que hasta el momento, no ha podido explicar ni él ni su equipo, en el sentido de otorgar amnistía a delincuentes y narcotraficantes. Al contrario, Luna Estrada explicó que de lo que se trata es de revisar cada uno de los casos y hacer justicia para aquellos que fueron detenidos de forma arbitraria durante la gestión del entonces Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard. Desde luego, los diputados locales que “coordina” el morenista César Cravioto, con toda intención, se han dedicado a tergiversar la información.

morcora@gmail.com

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto