Connect with us

Carlos Ramírez

Fallas en estrategia 2018 del PRI: Tribunal, INE y Meade fracasaron

Published

on

Carlos Ramírez
La espectacular decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para obligar al registro de Jaime Rodríguez El Bronco como candidato independiente sin tomar en cuenta lo fraudulento de sus firmas debe tener una lectura estratégica con las nuevas “pruebas” de la PGR contra el candidato panista-perredista Ricardo Anaya Cortés.
A pesar de que el candidato priísta-no priísta José Antonio Meade Kuribreña no sale del hoyo del tercer lugar en las encuestas, las últimas decisiones extremas parecen reafirmar la estrategia priísta: sacar a Anaya de la jugada, usar a El Bronco y a Margarita para quitarle votos al candidato de Morena y forzar la elección a una competencia polarizada entre dos: López Obrador y Meade.
La estrategia no contempla ningún acuerdo con López Obrador. Y no porque teman que el tabasqueño sea populista tipo Chávez o Maduro, sino porque el tabasqueño no negociará con el PRI para mantener el sistema político priísta.
El objetivo de López Obrador es el de sustituir al PRI con Morena como el eje del sistema político de la presidencia lopezobradorista. Fox y Calderón carecieron de un modelo de sustitución del PRI por el PAN y prefirieron cogobernar con el PRI. Sea cual sea el espacio legislativo de Morena, López Obrador va a tratar de desfondar al PRI, sobre todo si Meade lo deja –diría el exgobernador oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz, dirigente del grupo Democracia Interna– como “un cadáver”.
Ni López Obrador ni Anaya le garantizan al presidente Peña ningún acuerdo. Por eso su estrategia es la de meter a como dé lugar a Meade como el adversario único de López Obrador y llevar al país a la polarización ideológica entre populismo lopezobradorista-neoliberalismo meadista.
La candidatura única de Margarita Zavala de Calderón fue avalada en Los Pinos como una forma de quitarle votos al PAN de Anaya, pero la esposa del ex presidente Calderón careció de dimensión política y el calderonismo en el PAN resultó inexistente. El siguiente paso fue el de regresarle la candidatura a El Bronco para usarlo como ariete contra López Obrador en medios.
El INE, el Tribunal Electoral y la PGR han estado en la estrategia de beneficiar a Meade. Después de El Bronco vendrá la utilización de encuestas registradas en el INE –pero no calificadas en su metodología– para bajar a Anaya por el acoso de la PGR y dejar a Meade como el único adversario viable de López Obrador. Las encuestas estarían preparadas para moverse en este escenario hacia principios de mayo.
El problema de esta estrategia se localiza en el hecho de que Meade Kuribreña sigue hundido en el tercer sitio y en su estado de ánimo se nota ya la aceptación anticipada de la derrota. Sin un PRI fortalecido, sin un candidato relanzado y sin un aparato electoral aceitado, a la coalición electoral PRI-PGR-Pinos le faltará un candidato confiable: atacaron sin piedad a Anaya y se consolidó en el segundo sitio y quisieron proyectar a Margarita Zavala de Calderón y se estancó en 5%.
La estrategia gubernamental estaba más o menos bien diseñada, pero tuvo siempre una condicionante: que Meade creciera como candidato priísta-no priísta. Y con Meade autoderrotado el PRI tendrá que entregarle Los Pinos a Anaya o a López Obrador.
Política para dummies: La política… es lo que es, no lo que dice ser.
Si yo fuera Maquiavelo: “El que no coloca los cimientos con anticipación podría colocarlos luego si tiene talento, aun con riesgo de disgustar al arquitecto y de hacer peligrar el edificio”.
Sólo para sus ojos:
·             Recuerde consultar todos los días el sitio www.seguridadydefensa.mx para enterarse de los juegos geopolíticos de poder.
·             El periodista y escritor Ron Kessler –que ha revelado muchos secretos internos del poder– dice que “Trump necesita ser amado”, pero “se conforma con ser odiado”.
·             Manejada sin estrategia de comunicación social, el voto favorable del Tribunal Electoral y la aprobación del INE a favor de Jaime Rodríguez El Bronco manchó el proceso electoral, le quitó credibilidad y dejó ver indicios de fraude. Y encima de todo El Bronco se dice ofendido. Sólo falta que demande al INE, gane y exija indemnización millonaria.
·             En términos formales, administrativos y políticos, la Ciudad de México carece de jefe de gobierno: Mancera solicitó licencia y el nuevo no ha sido aprobado. Y luego se sorprenden que en este vacío de poder haya aumentado, como un dato, la delincuencia.
·             Famosas últimas palabras: “Soy un delincuente, dicen los del INE, que lo demuestren, yo demostraré que tienen sus preferencias, pues quieren seguir viviendo del sistema”: Jaime Rodríguez El Bronco.
@carlosramirezh
Advertisement

Copyright © 2017 Endirecto