Connect with us

Sociedad

Vivimos en una sociedad donde impera el racismo: Juan Villoro

Published

on

Ha llegado la hora de los pueblos, de cambiar al país desde abajo a través de las personas que mejor lo conocen. Sin embargo, a medida que un candidato se degrada, hace acuerdos y pactos con personas ajenas a su causa, tiene mayores posibilidades de llegar a la Presidencia. Esa es la gran paradoja, declaró en entrevista el escritor Juan Villoro.

A pesar de que en México existen muchos partidos políticos, la candidatura de María de Jesús Patricio “Marichuy” es una opción cuya pureza y ética es incontestable. Sabe que no va a ganar, pero representa la voz de quienes necesitan hablar y quieren ser escuchados.

“Esta es una sociedad de discriminación. Discrimina a las mujeres, a los indígenas, a la gente de piel morena y ‘Marichuy’, como mujer indígena, representa a los más discriminados. En el país nunca ha habido una verdadera candidata indígena, por eso, su candidatura no sólo es simbólica, sino histórica”, sostuvo el también integrante de Llegó la hora del florecimiento de los pueblos, asociación constituida para respaldar a “Marichuy”.

Villoro le apuesta a esta nueva alternativa política a pesar de los problemas que han surgido en torno a las candidaturas independientes. El Instituto Nacional Electoral (INE) exige a un candidato 866 mil 593 firmas para que aparezca en la boleta electoral de 2018. De esta situación surge un problema: las rúbricas deben hacerse a través de teléfonos celulares de gama media, “lo cual es inmoderado e impropio”, pues algunas comunidades ni cuentan con servicio de internet, ni podrían invertir tres salarios mínimos para adquirir un aparato de estos.

“Cuando le tomé la firma a Jorge Castañeda, me dijo que él nunca se imaginó que estas candidaturas tuvieran trabas. Él pensaba en candidaturas independientes como las que hay en países donde es muy fácil organizar un grupo político y cualquier ciudadano tiene derecho a presentar una candidatura. Esto hace pensar que la democracia que se ejerce en México está hecha para la gente rica”.

Para el autor del poema El puño en alto, el autoritarismo y la verticalidad de la sociedad mexicana favorece el temor individual. La gente tiene miedo a pronunciarse a favor del cambio porque cree que puede perder algún beneficio, “y desafortunadamente no tenemos muchas opciones políticas”; además recalcó que los políticos quieren acceder al poder a como dé lugar.

La fusión PAN-PRD revela la falta de convicciones. Desde su punto de vista, son dos partidos antitéticos, contradictorios, que no podrían estar juntos si verdaderamente creyeran en sus postulados. Su unión responde a un interés electorero.

Por otro lado, la alianza que Andrés Manuel López Obrador ha sostenido con los pentecostales y evangelistas del Partido Encuentro Social (PES), así como la relación que tiene con el yerno de Elba Esther Gordillo, ha demostrado que ya no es un candidato verdaderamente de izquierda.

“Eso no tiene nada que ver con la izquierda, sin embargo, ese tipo de enchufes le ofrece más posibilidades de ser presidente”, concluyó después de su participación en la presentación del libro Arde Josefina, ganador del Premio Mauricio Achar.

 

Advertisement

Copyright © 2017 Endirecto