Connect with us

Francisco Gómez Maza

Meade, en los límites del tiempo

Published

on

Francisco Gómez Maza

·        Debe convertirse en un priista dinosáurico

·        De no hacerlo, su final será el despeñadero

Como el elegido del Tlatoani, José Antonio Meade Kuribreña ya debería de haber cogido las riendas del PRI. De otra suerte, su destino, como escribí en el segundo balacito de arriba, será el despeñadero, máxime que las mayorías ya no quieren más gobiernos tricolores, estén o no equivocadas. Su desventaja es que aquí gana quien aventaja con medio voto, cosa que a mí me parece una tontería legal, pero acepada por todos. Lo ideal, para quienes creen en la democracia aburguesada sería establecer una segunda vuelta.

Pareciera que es una perogrullada, pero lo que le hace daño al ex ciudadano Midi es seguir ayuntado, y más que ayuntado, amancebado, con Peña Nieto, quien es una mala compañía para lograr revertir la antipatía de las mayorías, Tampoco e conviene que el payasito, ahora autodeclarado racista, Enrique, el rubio apellidado Ochoa Reza, siga de presidente del Comité Ejecutivo Nacional y continúe  vomitando sandeces. También lo pierde (a Midi) que Aurelio Nuño sea su jefe de campaña, porque el amiguito es un político, al igual que todos los peñanietistas, que le cae mal a la gente, la cual se burla de él porque no sabe “ler”. Ya tan solo por esto debería ser desaparecido de la escena y mandado a su casita de interés social.

Si de verdad quisiera ser el “yo mero”, Midi tendría que desafanarse de esos lastres, pero desde endenantes lo debería de haber hecho, para salir del hoyo en que se encuentra como suspirante a la dulce vida que da ser apoderado del Erario, aunque no lo quiera reconocer. Yo me temo, no obstante, que ya es demasiado tarde y sólo comprando conciencias podrá remontar los límites del tiempo.

Como históricamente ocurrió con la otrora Aplanadora, que no tenía oposición, habiendo sido destapado como precandidato (no tiene contrincante al interior de su partido) por el mismo príncipe de Atlacomulco, a Midi le urge tener en el PRI y en la coordinación de su campaña a su gente de confianza. Personal que no tenga cola que le pisen como dice él de él mismo. Los que ahora lo promocionan son políticos quemados, bastante idiotas para manejar la mediática, porque todo se les revierte como búmerang, como esa estupidez prieta del porro moreliano.

En estos tiempos, los ciudadanos están más conscientes de su papel de electores y difícilmente son engañados. Lo vimos en las pasadas elecciones en el Estado de México, en las que, de no ser por los paleros de los verdes y de Elba Esther, Alfredo III no habría ganado el lugar desde donde va a incrementar su fortuna personal.

La gente de Morena, sean o no chavistas, o rusos, está terca en sacar al PRI de Los Pinos, e imponer a López como le llaman quienes no lo pueden ver. Y lo van a lograr si Midi no convence a la gente de sus intenciones porque los mexicanos, particularmente los trabajadores, están hartos de Peña Nieto y de lo que representa: tres décadas y media de neoliberalismo salvaje que sólo privilegia al capital y maltrata a los trabajadores, sin hablar de que los gobiernos de la derecha priista y panista tienen fama de corruptos, simuladores y cínicos.

Éste es el peor lastre que Midi debe desvincular de su candidatura, un trabajo titánico porque las mayorías no le creen ya a todo lo que huela a PRI gracias a la ligereza, a la irresponsabilidad, a la corrupción de los gobernantes priistas, varios de los cuales o están encarcelados o andan a salto de mata con la complacencia del gobierno federal. Y a otros, funcionarios importantes complicados con graves actos de corrupción, el mismo gobierno los protege. Y para qué mencionar nombres.

Pero dudo que Midi acepte que tiene que desembarazarse los hombres de negocios sucios del priismo y del gobierno. Lo otro, creer que Midi va aumentando su popularidad, como lo dice el rubio, es un autoengaño.

analisisafondo@gmail.com

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto