Corre versión de que Pedro Joaquín podría llegar al PRI; enroque, Ochoa, a Energía; Sheinbaum, su “cargada” y sus pendientes; Chico, quiere Guanajuato


Adriana Moreno Cordero

 

Una vez que fue “destapado”,  José Antonio Meade como candidato presidencial del PRI, el dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador, se subió al ring para ponerse los guantes y lanzarle al extitular de la SHCP, aquel calificativo de “señoritingo”, como una señal de la preocupación del tabasqueño, porque una vez que se supo el nombre del bueno en el PRI, sus bonos empezaron a bajar en las encuestas, y él que se creía ya el dueño de la jornada electoral .

Ayer, Meade Kuribreña acudió a registrarse en la sede del Revolucionario Institucional, donde, sin la víscera que caracteriza a AMLO, el abanderado tricolor contestó, más que diplomáticamente pero sin dejar de ser directo e incisivo, por ejemplo, en aquella parte en la que lanzó: “apostamos por la experiencia y no por la ocurrencia… Creemos en el hambre de servicio, no en el hambre de poder”, al tiempo que repetía una y otra vez que será él quien gane las elecciones del año entrante.

Lo que todos ahora esperan, es los obligados cambios que traerá consigo el ungimiento de el exsecretario de Hacienda, que aunque dijo que está muy satisfecho con la labor del líder del CEN priísta, Enrique Ochoa Reza, es esa posición en la que se pronostica el primer cambio.

Mucho se ha hablado de que quien podría llegar, es el coordinador de la bancada del PRII en el Senado de la República, Emilio Gamboa Patrón, quien fue uno de los principales operadores en el “destape” de Meade, pero últimamente, otra versión gira en torno a que quien podría arribar al liderazgo priísta, es el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, -priísta de viejo cuño-, de tal suerte, que se haría un enroque, pues Ochoa se iría a la titularidad de esa secretaría. ¿Será?

Otros comentarios, han sido dirigidos ni más ni menos que al secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, con quien se supone que Meade, habría iniciado su “operación cicatriz”, esa que no ve el experimentado político, Manlio Fabio Beltrones.

Su ausencia el pasado jueves, en el evento en el que se celebró el quinto año del Presidente Enrique Peña Nieto, dejó mucho de qué hablar. De entrada porque no puede ser posible que las exhalaciones del volcán Popocatépetl puedan más que una convocatoria presidencial. Lo dicho, su ausencia, habló más que su presencia.

Del responsable de la política interior, se decía que podría llegar o bien a la presidencia del CEN del PRI, o a la coordinación de la campaña presidencial, pero con esta ausencia, quién sabe; es más, el que se va perfilando más para este último puesto, es el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño.

MUNICIONES

*** Seguramente la flamante delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, no calculó los riegos de haber “echado las campanas al vuelo”, con tantos pendientes como deja. Resulta que ayer, la susodicha delegada rindió su segundo Informe, pero echó mano de prácticas que supuestamente solo tenían los priístas. Sin rubor alguno, a bordo de microbuses y camiones fueron trasladados a dicha demarcación, militantes de Morena, entre los que se encontraban ambulantes y vecinos de otras delegaciones como Tláhuac y Xochimilco, a los que algo les prometieron si asistían a la “cargada” organizada por la delegada. El caso es que como pocas veces, Sheinbaum sonrió por ser la “estrella” del evento en el que por cierto, anunció que mañana solicitará licencia a su cargo para buscar la candidatura de Morena al Gobierno de la Ciudad de México, a la voz de que “todos los ciclos se cumplen y se abren nuevos”. El problema es que, como se anotó en líneas anteriores, deja muchísimos pendientes, el primero de ellos, la actitud que tuvo luego de los sismos del pasado 19 de septiembre, haciendo caso omiso de casos tan delicados como el del colegio “Enrique Rébsamen”. No debería de confiarse tanto la favorita de López Obrador.

*** En un claro mensaje por aspirar a la candidatura al gobierno de Guanajuato, el senador Miguel Ángel Chico Herrera, llamó a la sociedad guanajuatense a darle a ese estado la oportunidad de un cambio, porque dijo que es el camino al que todos deben llevar a esta tierra emblemática del país. Al presentar su informe de actividades como senador, agregó que ha llegado el momento de crear condiciones para combatir la inseguridad que ocupa un desafortunado primer lugar a nivel nacional; contar con condiciones para generar empleos bien pagados, pero sobre todo para regresar con un gobierno honesto y sin corrupción e impunidad. Estoy puesto y listo para buscar la gubernatura por Guanajuato. Subrayó de manera tajante. “Que me apunten porque estoy listo”, aseguró el legislador priista, quien resumió objetivamente lo negativo de anteriores administraciones. No temo a ningún otro contendiente. Todos son respetables. Sin embargo, dijo que será respetuoso porque está preparado para asumir esta responsabilidad, quien contó con la presencia de todos los sectores de la sociedad estatal en la presentación de su aspiración política.

morcora@gmail.com


Like it? Share with your friends!

258

Comments 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Corre versión de que Pedro Joaquín podría llegar al PRI; enroque, Ochoa, a Energía; Sheinbaum, su “cargada” y sus pendientes; Chico, quiere Guanajuato

log in

Become a part of our community!

reset password

Back to
log in