Connect with us

Camara de Diputados

Diputados se pronuncian por que haya un aumento al salario mínimo real

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, y de comisiones legislativas, así como integrantes del grupo de trabajo en Materia de Desarrollo Económico, con Énfasis en un Salario Digno, se reunieron con el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, para conocer información sobre un posible aumento del salario mínimo.

Durante una reunión en el Palacio Legislativo, el diputado Ramírez Marín expresó su convicción de que solamente el ingreso puede resolver la pobreza y “aumentarlo debe ser una de nuestras tareas fundamentales, no sólo generando empleos sino equilibrando el tema de los salarios”.

Mencionó que una de las coincidencias entre los legisladores es que “no podemos ser menos audaces que los empresarios si nosotros somos el sector gobierno y ellos son los que sienten el efecto de la inflación y los que siempre se quejan de ella”.

Subrayó que si el gobierno, los empresarios y todos los actores en el ambiente y en el mundo laboral dicen: “hay una oportunidad para subir salarios”, ésta debe ser una determinación muy clara.

El legislador consideró que si la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) es susceptible de cambios, se deben hacer, por lo que se debe conocer el punto de vista del gobierno respecto a cómo y hasta dónde funciona esta Comisión, ya que existe la oportunidad para hacer un órgano más acorde con el ambiente económico que se vive.

El secretario Navarrete Prida refirió que en esta legislatura se tuvo la responsabilidad de desindexar el salario mínimo y generar una nueva unidad de cuenta, y el proceso apenas va a medias porque sigue siendo un referente. Y si a eso se le suman las crisis cíclicas y algunas otras medidas coyunturales, pues la condición de salario fue de una pérdida de 75 por ciento.

Señaló que de toda la población económicamente activa del país, el 75 por ciento de los empleados y patrones en México le aportan el 25 por ciento al PIB nacional.

Enfatizó que este momento existe una buena oportunidad de elevar el salario de forma consistente de un aumento de pesos y otro de forma nominal, a finales de año. Precisó que hay consensos en los factores de la producción para que esto ocurra, pero no los hay en los montos.

Reiteró que se ha convocado a la Conasami para que se analice un aumento, en este momento, en pesos, independientemente de la discusión que a nivel constitucionalmente se tiene que dar en diciembre.

En este sentido, explicó que no será un incremento de emergencia, pues va enfocado a recuperar el poder adquisitivo del salario de los trabajadores con los más bajos ingresos.

“El parámetro puede ser tomado desde el año pasado, como hicimos en esa virtuosa fórmula de una parte en porcentaje y otra parte en pesos, y sobre eso, en función de las expectativas del año que entra y una decisión política, que sí la hay, tendremos una posibilidad de acuerdo que llegue al bolsillo de los trabajadores”, subrayó.

Explicó que el sector económico está divido en los montos. Por un lado, Coparmex, que es el sindicato de patrones con una propuesta de alrededor de 15 pesos y, por otro, el Consejo Coordinador Empresarial con una condición más modesta de aumento, y hay trabajadores que para ellos el techo del ofrecimiento de los patrones, es el piso.

Resaltó que hay varias condiciones para que se dé este incremento, y uno de ellos es que el aumento al mínimo no genere por sí mismo una condición en que se eleven los precios y repercuta; por tanto, el aumento del salario tiene que estar muy consensado, con compromisos claros del sector empresarial de que no haya un aumento de precios.

Segunda condición, añadió, son los techos de cotización a seguro social, ya que si el primer piso de cotización con el aumento repercute para que alcance al segundo piso y se desaparezca, es probable que automáticamente la línea de cotización se vuelva demanda hacia arriba.

El diputado Vidal Llerenas Morales (Morena) dijo que se tiene una preocupación brutal hacia el tema de la inflación cuando la economía mexicana ha demostrado ser muy buena evitándola, y una relación importante entre salario mínimo e inflación, por lo que consideró que no se aprovechan esas circunstancias.

En tanto, el diputado Arturo Santana Alfaro (PRD), vicepresidente de la Mesa Directiva, consideró que la Conasami ha quedado rebasada o no ha cumplido el objetivo para el cual fue creada, por lo que consideró que debe tener una recomposición y preguntó al secretario del trabajo su opinión sobre la reconformación de este instituto “para poder avanzar y empezar desde cero, pero que ya no se pierda tiempo y no se tenga una pérdida del poder adquisitivo tan grande como en las últimas tres décadas”.

La diputada Araceli Damián González (Morena) subrayó que la línea de bienestar es muy baja y no alcanza para vivir, sólo para comer. Lo que se debe buscar en el mediano plazo, dijo, es recuperar en términos reales el valor de los años setenta para consolidar la posibilidad de tener un mercado interno más elevado. “No podemos estar con salario mínimo por debajo de la línea de bienestar”.

Por MC, el diputado Jorge Álvarez Maynez expresó su preocupación por que el gobierno no tenga la capacidad de líderear la negociación del aumento al salario mínimo, porque esa es su función central, por lo que se pronunció por uno que sea más definido y tome el mando de la negociación.

El diputado Emilio Enrique Salazar Farías (PVEM) consideró que todos deberían tener un salario digno, pero que si se sale de los parámetros posibles generaría desempleo, ajustarían las nóminas y habría inflación. Por ello, dijo, tendría que ser una discusión técnica, justa y responsable.

El diputado Héctor Peralta Grappin, presidente de la Comisión de Competitividad, señaló que los salarios reales que se pagan en las empresas están por encima del salario mínimo, por eso es que los organismos empresariales dicen que no hay ningún problema en que se incremente, porque es muy poca gente la que opera con el salario mínimo.

Jesús Rafael Méndez Salas, diputado de NA, indicó que el salario mínimo es un factor de equidad, justicia y acota la brecha social. Estimó que con las circunstancias actuales se podría dar un avance si se establece una ruta crítica para que haya un aumento al salario mínimo real.

La diputada Gina Cruz Blackledge (PAN), presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, indicó que ha faltado apoyo a los empresarios en cuanto a la deducibilidad de prestaciones sociales, por lo que se debe considerar este tema.

Por su parte, el diputado Armando Alejandro Rivera Castillejos (PAN) cuestionó por qué no desaparecer a la Conasami si ya no está haciendo su labor y que el gobierno federal tome el liderazgo.

La diputada Ana Georgina Zapata Lucero (PRI), presidenta de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, estimó que la deducibilidad también vendría a coadyuvar en este deseo del incremento, pero sobre todo el poder adquisitivo, por lo que se pronunció por dar un resultado en esta legislatura.

Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Endirecto