Indicador Político/Tesis supremacista de Trump: evitar remexicanización de suroeste

28 febrero, 2017
7 Views

Por Carlos Ramírez

 

Después de la revolución liberal 1960-2016, la contrarrevolución tradicionalista de Donald Trump y sus supremacistas se basa no sólo en el acto de deportación de hispanos por ilegales, sino que oculta una estrategia histórica de mucho más largo plazo: utilizar la limpieza étnica para evitar el regreso al mapa demográfico de 1776 en el que las trece colonias fundadoras del imperio representaban apenas una quinta parte del actual territorio estadunidense.

La tesis central de la supremacía blanca –desarrollada por Samuel Huntington en su ensayo ¿Quiénes somos?— se basa en la fundamentación de que los ingleses como raza blanca fundadora fueron colonos y no migrantes, es decir, que fundaron una nueva civilización. A lo largo de casi dos y medio siglos, la población blanca —wasp: blanca, anglosajona, protestante– podría andar en 70%, pero con el avance de minorías raciales.

Y ahí es donde se localiza el peligro de que los hispanos –sobre todo mexicanos– avancen en la demografía por raza: en la actualidad el 17% de la población estadunidense es de origen hispano, en tanto que la población afroamericana se quedó en 16%. Así, la población hispana es la primera minoría… y avanzando. Para el 2050 se tienen estimaciones de que los hispanos sean el 30% de la población, en tanto que la población blanca bajará a 45%.

Pero el problema no sólo es de cifras. El avance migratorio podría regresar la configuración étnica de los EE.UU. a 1776 cuando las Trece Colonias –las fundadoras del imperio a partir de su configuración blanca, anglosajona y protestante porque trajeron a América de Inglaterra la primera colonia puritana— eran apenas el 20% del territorio estadunidense. A lo largo de cincuenta años, los líderes estadunidenses expandieron el imperio liquidando a los indios en el centro-norte, derrotando a los ingleses en el territorio de Oregón hacia el Pacífico y arrebatándole a México seis estados –Texas, Nuevo México, Arizona, California, Nevara y Utah–.

En este sentido, el mapa estadunidense se ha modificado en función de la dominación racial hispana –sobre todo mexicana; el 65% del total hispano–. De acuerdo con mapas demográficos, los hispanos tienen una presencia de 20%-50% en los estados del sur estadunidense y hasta 10% en el resto del territorio. El problema que perciben los supremacistas radica en el hecho de que buena parte de esa población es ilegal, no quiere asumirse como wasp y busca restaurar la civilización hispana anterior a 1776. Los amerindios –americanos de origen indio– son apenas el 0.8% de la población total.

Los temores a liderazgos políticos hispanos no tienen que ver con la raza sino con los sentimientos: las elites hispanas se asumen wasp. Por eso el afroamericano Barack Obama no tuvo problemas en llegar a la Casa Blanca: representaba a una minoría wasp; inclusive, el principal problema de Obama no fue el color de su piel sino la sospecha de que era musulmán. Al final, Obama fue clave en la reconstrucción del imperio estadunidense tradicional.

El miedo supremacista radica, por tanto, en el avance hispano en la configuración demográfica de los EE.UU. Para el 2050 el 39% de los niños en escuelas será hispano, contra un 38% de niños blancos. Ahí fue donde lanzó sus dardos Huntington con su ensayo sobre la identidad estadunidense basada en el origen de raza.

Trump tendrá ocho años para revertir el avance hispano en los EE.UU. como tarea histórica supremacista.

 

-0-

 

Política para dummies: La política es la expresión de definiciones de clase y de raza, no sentimientos demagógicos.

 

Sólo para sus ojos:

  • La decisión del coordinador de la bancada del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, de apoyar a López Obrador para el 2018 sin salirse del PRD será la puntilla para el partido del sol azteca. Si bien merece la expulsión de la bancada, seguro no harán nada para no potenciar la estridencia. Pero el PRD hace algo –es decir: Miguel Angel Mancera— o en el 2018 podría perder el registro por la baja votación.
  • La Suprema Corte de México volverá a debatir sobre el uso lúdico de la marihuana cuando el presidente Donald Trump ya dijo que tratará de dar marcha atrás a su legalización porque ha aumentado el consumo de la droga.
  • Los actores mexicanos que atacaron con discursos a Trump debieran de tomar decisiones más radicales para defender a los paisanos porque critican, pero forman parte de las instituciones de dominación racial de los EE.UU.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

 

Author Details
Redacción de endirecto

You may be interested

La reconstrucción del Istmo es tarea de todos, afirma Rosario Robles
Política
0 shares7 views
Política
0 shares7 views

La reconstrucción del Istmo es tarea de todos, afirma Rosario Robles

Juan R Hernández - Sep 22, 2017

Aquí en Oaxaca hay una gran tradición, se llama ‘tequio’, que es la ayuda mutua, el trabajo comunitario, y con…

UNAM reiniciará clases el próximo lunes 25 de septiembre
Portada
0 shares8 views
Portada
0 shares8 views

UNAM reiniciará clases el próximo lunes 25 de septiembre

Juan R Hernández - Sep 22, 2017

Informe de la UNAM sobre el estado físico de sus edificios y del patrimonio artístico, tras el sismo del 19…

¿Por qué mentimos en las redes sociales?
Sociedad
0 shares8 views
Sociedad
0 shares8 views

¿Por qué mentimos en las redes sociales?

Juan R Hernández - Sep 22, 2017

Mediante un modelo matemático es posible determinar por qué mentimos en las redes sociales, cómo se clasifican las mentiras, e…